);
Regreso NBA

Los posibles jugadores Factor-X que serán claves para el éxito o fracaso de sus equipos en el regreso de la NBA

La temporada 2019-2020 está por regresar, y pensando en que nombres tendrán un gran impacto, está claro que a todos se nos vendrían los mismos a la mente, sin hacer demasiado esfuerzo: LeBron James, Giannis Antetokounmpo, Kawhi Leonard, James Harden, Anthony Davis...

Pero ¿qué tal si limitáramos la búsqueda a jugadores complementarios? Piezas importantes, pero no necesariamente primarias en sus respectivos equipos.

Se trata de los famosos Factor X, jugadores que no son garantías y cuyo rendimiento puede terminar dándole un salto de calidad clave a sus conjuntos, o por el contrario, evitar que alcancen sus objetivos.

Más | Guía de la reanudación de la temporada 2019-2020 de la NBA: planteles, partidos, formato de disputa, fechas y más

Pensamos en el jugador de mayor variable de cada equipo para lo que resta de la campaña.

Eric Bledsoe - Milwaukee Bucks

Bledsoe ha sido una pieza fundamental para el éxito de los Bucks en las últimas Fases Regulares y la 2019-2020 no es la excepción. No solo funciona como tercera pata ofensiva, detrás de Giannis y Middleton, sino que además desde la primera línea, ayuda a sentar las bases de la mejor defensa de la liga.

Sin embargo, sus últimos pasos por la postemporada han dejado muchísimo que desear. En los Playoffs 2018 se embarcó en una discusión sin demasiado sentido con Terry Rozier y no logró terminar respaldando sus palabras en el campo, promediando 13,6 puntos, 3,7 asistencias y un 44% de cancha en una serie ante Boston que perdieron en siete partidos. Lo de los Playoffs 2019 fue todavía peor en el plano individual: 13,7 puntos, 4,3 asistencias y un 41% de cancha.

En sus dos postemporadas en Milwaukee, los promedios de Bledsoe son realmente pobres: 13,6 puntos, 4,1 asistencias, 42% de campo, 25% en triples y 1 robo. Sobre todo si los comparamos con sus números de esas dos Fases Regulares: 16,8 puntos, 5,3 asistencias, 48% de campo, 34% en triples y 1,7 robos. Los Bucks van a necesitar un paso adelante de su parte para pelear por el título.

Norman Powell - Toronto Raptors

A diferencia de varios otros nombres de este informe, Powell está lejos de ser de los jugadores más importantes de los Raptors. Por encima suyo podemos nombrar a Pascal Siakam, Kyle Lowry, Serge Ibaka, Marc Gasol y Fred VanVleet. Sin embargo, mientras con ellos cinco parece haber garantías de cara a los partidos grandes de la temporada, en el caso de Powell hay muchas más incógnitas.

La principal de esas dudas pasa directamente por su disponibilidad. En los últimos años, a Powell le ha costado horrores encontrar continuidad y ha sufrido diferentes tipos de lesiones, que jamás le han permitido tener una campaña completa. En cinco años como NBA, ya se ha perdido 93 partidos de Fase Regular y la 2019-2020 no ha sido mucho mejor en ese sentido. De hecho, antes del parate, había sufrido un esguince de tobillo, en un duelo ante Utah.

Entonces, ¿por qué ingresa en nuestra lista? Porque lo que venía haciendo antes de esa lesión ante el Jazz era sencillamente espectacular: en los cinco partidos previos, el escolta había promediado nada menos que 28 puntos, lanzando un 53% de campo y un 40% en triples, estableciendo una nueva marca personal de anotación (37 vs Warriors). Sin dudas, el mejor tramo de su carrera.

Si Toronto consigue una versión similar de ese jugador en los Playoffs, habría que tener muchísimo cuidado con ellos.

Gordon Hayward - Boston Celtics

Hablando de jugadores afectados por las lesiones, llegamos al caso Hayward en Boston. El alero también ha tenido varias complicaciones en la 2019-2020 pero cuando ha estado en cancha, se ha mostrado bastante más cerca de aquella estrella que supo ser en Utah: promedia 17,3 puntos, 6,5 rebotes y 4,1 asistencias, lanzando un 50% de campo y un 39% en triples. Para nada mal.

Aunque de nuevo, la pregunta es: ¿podrá mantenerse sano? Más allá de la explosión de Jayson Tatum y Jaylen Brown, más el poder anotador que ofrece Kemba Walker, Boston necesita del mejor Hayward como para animarse a meterse en la pelea grande de los Playoffs.

Al Horford - Philadelphia 76ers

Probablemente no haya un equipo más decepcionante en lo que llevamos de temporada que los Philadelphia 76ers. Y dentro de esa decepción, que hoy los tiene sextos en el Este, lo de Al Horford ha sido particularmente preocupante para Brett Brown. El dominicano no se ha adaptado a su función en los Sixers y promedia solo 12 puntos y 6,9 rebotes, lanzando un 44% de campo (por lejos, el más bajo de su carrera).

¿Habrá servido el parate como para replantear el rol de Horford en el equipo?, ¿logrará finalmente convivir con Joel Embiid en cancha? Lo cierto es que Philadelphia no le está pudiendo sacar provecho a un gran jugador y cualquier plan de repunte en esta campaña, debería tener al ex Boston como mayor protagonista.

Kyle Kuzma - Los Angeles Lakers

Estadísticamente, los Lakers son un caso bastante curioso, en el que tienen a dos jugadores (LeBron y AD) por encima de los 25 puntos, pero a nadie más promediando por encima de los 13. De hecho, el único otro en doble dígito es Kyle Kuzma, con 12,5 y es justamente en el ala pivote en el que haremos foco.

Más allá de todo lo que representan James y Davis, sería utópico pensar que los Lakers pueden aspirar a un campeonato simplemente con la tarea de dos figuras. Está claro que ambos van a precisar apoyo, una vez que empiecen los partidos grandes y si bien hay hombres de rol que pueden ayudar en otras funciones, en lo que respecta específicamente a la anotación, Kuzma es el indicado.

A contramano del éxito del equipo, la 2019-2020 del nacido en Michigan está bastante por debajo de lo esperado: no solo tiene el promedio de puntos más bajo de su carrera, sino que además está lanzando un 43% de campo y un 30% en triples.

A pesar de eso, el talento de Kuzma es innegable y en una buena noche, puede decidir un partido cerrado. Los de Vogel esperan ver varias de esas jornadas una vez que comiencen los Playoffs.

Marcus Morris - LA Clippers

En el mes previo a la suspensión, los Clippers habían realizado el movimiento más importante entre los equipos de punta, incorporando a Marcus Morris. Sin embargo, aunque el alero venía haciendo una muy buena temporada en New York y aunque recibió la confianza inmediata de Doc Rivers (12 titularidades en 12 juegos), su respuesta fue demasiado irregular: 9,5 puntos, 4 rebotes, un 39% de campo y un 28% en triples.

El problema con Morris es que por su naturaleza de jugador, si está en cancha, va a tomar responsabilidades y tiros. Aún si no está derecho para el aro. Cuando tiene los porcentajes que traía en los Knicks (44% en triples) esto puede resultar sumamente valioso. Pero si mantiene los de los Clippers, se volverá un peligro para su propio conjunto.

Jamal Murray - Denver Nuggets

Murray lleva ya un par de años en los que parece listo para tener un salto de calidad y consolidarse como uno de los mejores guardias de la competencia. Los Playoffs 2019 parecían un paso en ese camino, tras promediar 21,3 puntos, incluyendo una gran tarea (23 puntos, 9-19 de campo) en la decisiva victoria en el Juego 7 ante los Spurs. Más tarde, ante Portland, llegó a tener dos encuentros consecutivos en los que superó las 30 unidades.

Sin embargo, ese esperado crecimiento del canadiense no ha llegado en la 2019-2020 y sigue básicamente con los mismos números del año pasado. Sólidos, pero lejos de los de la estrella que Denver necesita que sea.

Aún con todo lo que da Jokic, los Nuggets necesitan encontrar un escudero confiable para el serbio. Y si bien por momentos Murray se muestra como esa pieza, será fundamental que encuentre una regularidad que le ha sido esquiva a lo largo de su carrera.

Más | Descifrando el caso Nikola Jokic en el tiempo de los rankings

Mike Conley - Utah Jazz

Si Conley ya era importante para el futuro a corto plazo del Jazz, qué decir ahora, con la confirmación de que Bojan Bogdanovic no jugará por el resto de la 2019-2020. El ex Memphis deberá dar un paso adelante en su juego, para evitar que toda la responsabilidad anotadora recaiga en Donovan Mitchell, un problema que ya han pagado caro en años anteriores.

El desafío no será menor para un Conley que no venía teniendo un buen torneo: 13,8 puntos y 4,3 asistencias, con un 40% de campo. Su rol será distinto en el caso de un regreso de la acción y Utah espera ver mucho más de aquel base que promedió 21,1 tantos en la 2018-2019 con Memphis.

Eric Gordon - Houston Rockets

En el caso de Houston podríamos mencionar a varios jugadores y pensamos incluir a Robert Covington. Sin embargo, el ex Minnesota es bastante más regular en su aporte: da excelente defensa consistentemente, mientras que en ataque produce un daño limitado, casi siempre como tirador. Por eso terminamos optando por alguien mucho más volátil en su rendimiento como Gordon.

El escolta venía teniendo una campaña muy complicada, con lesiones, mal estado físico y los peores porcentajes de tiro de su carrera: 37% de campo y 32% en triples. De hecho, tiene el noveno peor eFG% (47,5%) entre todos los que juegan al menos 28 minutos por partido.

Más | ¿Será este el año en que James Harden supere a sus demonios de Playoffs?

Gordon también es un jugador experimentado y capaz de ganar un partido por si solo, cuando endereza la mira. Quizá el parate le haya venido bien, para resetear un año negativo y buscar la identidad de un tirador que en las seis temporadas previas traía un 38% en triples, con 7,2 intentos por encuentro.

Maxi Kleber - Dallas Mavericks

Desde la lesión de Dwight Powell, Kleber ha pasado a ser el pivote titular de los Mavs y pensando en los Playoffs, jugará un rol fundamental en la suerte del equipo. Sí, todas las miradas estarán puestas lógicamente en Doncic y Porzingis, mientras que Hardaway se espera que aporte entre 15 y 20 puntos por partido. Pero el alemán es una verdadera incógnita. Un Factor X.

Kleber tiene el talento como para impactar el juego en ambos costados, con su buena capacidad taponadora y su excelente tiro de tres puntos. Pero lo que realmente lo coloca en nuestra lista, es su química con Luka: casi un tercio (31%) de sus conversiones de campo llegan con una asistencia del esloveno, un número que por ejemplo apenas llega al 26% en el caso de Porzingis y al 22% en cuanto a Hardaway.

Cuando las defensas se cierren sobre los tres anotadores principales del equipo, Kleber será una opción de descarga por demás interesante. Luego estará en él saber aprovechar esos espacios.

Andre Iguodala - Miami Heat

Con un comienzo de temporada un poco sorprendente, el Heat buscó dar un salto de calidad en el cierre del mercado y no pudo sumar a Danilo Gallinari, pero si se quedó con una pieza muy cotizada por varios candidatos: Andre Iguodala, un veterano de muchísima experiencia, con sus vitrinas llenas y que parecía encajar a la perfección por su polifuncionalidad en el esquema de Erik Spoelstra.

Sin embargo, luego de varios meses inactivo por su extraña situación en Memphis Grizzlies, donde no jugó ni un sólo partido, Iggy no ha mostrado el impacto esperado en el Heat. Desde el banco quedó opacado por los jugadores de Miami que ya estaban y de hecho los mejores partidos del Heat en febrero y marzo fueron cuando el veterano tuvo pocos minutos. No obstante no deja de ser una pieza que le puede dar un salto de calidad a los de Spoelstra si se acomoda, más que nada en el costado defensivo.

Dejounte Murray - San Antonio Spurs

Sin LaMarcus Aldridge, Dejounte Murray queda un poco con la responsabilidad de acompañar a DeMar DeRozan como líder del quinteto inicial de los Spurs. El base siempre es fundamental en defensa y desde ahí genera daño en ataque, siendo peligroso en las transiciones, pero ahora deberá ser una pieza de mayor importancia en la ofensiva de media cancha si los texanos quieren dar la sorpresa en Orlando.

A favor de Dejounte, en sus últimos partidos parece haber dado un paso adelante con su punto más débil: el tiro exterior. De anotar 21 triples en los primeros 43 partidos de la temporada a convertir 13 en los últimos 15, tanto su volumen (1,9 intentos por partido) como su efectividad (42,9%) creció un poco a partir del 1 de febrero. Un Dejounte con más recursos para amenazar a la defensa rival le dará más problemas a los contrincantes.

Indiana Pacers - Aaron Holiday

Sin Jeremy Lamb y con un Victor Oladipo que debería volver a la titularidad, los Pacers pueden confiar en Aaron Holiday como via principal de ataque de la segunda unidad. El guardia de segundo año ha sabido responder en varios encuentros (anotó al menos 16 puntos en 12 partidos de la 2019-2020) pero también fue muy inconsistente durante todo el curso y rindió mejor cuando salió con el quinteto inicial.

Por características, el menor de los hermanos Holiday puede ser una opción interesante como sexto hombre en el futuro. Orlando será la primera chance de demostrarlo, en un equipo de Playoffs que puede aspirar a llegar a la segunda ronda.

Rodions Kurucs - Brooklyn Nets

Con tantas bajas, Brooklyn Nets terminará presentando en Orlando algo totalmente distinto a lo visto previamente durante la 2019-2020. Veremos un equipo mucho más joven y, por lo que se comenta en las ruedas de prensa, que buscará tener un ritmo de juego muy vertiginoso. Por eso la elección del entrenador Jacque Vaughn de utilizar al letón Rodions Kurucs como ala-pivote titular tiene sentido.

El europeo supo ser un jugador de buen impacto en su temporada de rookie, en el camino de los Nets a sus primeros Playoffs en varios años. Sin embargo las llegadas de jugadores como Wilson Chandler y Taurean Prince lo opacaron mucho en esta campaña y sus minutos en cancha se reducieron a apenas una media de 12 por partido (y a muchos encuentros sin jugar). Sin Prince y Chandler presentes, el ex Barcelona volverá a tener la carga de minutos del 2019 y necesitarán que haga uso de su capacidad atlética y que mejore un poco el tiro exterior para hacer de Brooklyn un equipo competitivo.

Andre Roberson - Oklahoma City Thunder

Hace dos años y medio que Andre Roberson no juega un partido oficial. El alero, estandarte defensivo de aquellos últimos Thunder de Kevin Durant y Russell Westbrook, pasó por un infierno de problemas físicos, principalmente en su rodilla izquierda. Pero ahora parece que finalmente estará de vuelta. Y OKC lo sigue necesitando: la profundidad del equipo de Billy Donovan es casi nula y le vendría genial el aporte defensivo que pueda hacer alguien de la experiencia de Roberson, por más que en ataque sea un jugador casi nulo.

Ahora, ¿jugará Andre? ¿Cuánto puede dar en su regreso tras tanto tiempo afuera? Todavía es imposible saberlo. Una incógnita gigante de cara a la reanudación de la NBA.

Dillon Brooks - Memphis Grizzlies

Ja Morant en la base y el trío de interiores compuesto por Jaren Jackson Jr, Jonas Valanciunas y Brandon Clarke ha sido de lo que más se ha hablado de los sorprendentes Grizzlies, un equipo joven que ya está para la postemporada. Pero el crecimiento de Dillon Brooks también fue realmente importante. El perimetral canadiense, que se la pasó casi sin jugar el año pasado debido a lesiones, regresó con todo como escolta titular dándole al equipo lo que necesita de él: puntos. Promedia 15,7 por partido, con un 37% en triples. ¿Por qué no se habla más de él? Por su inconsistencia.

Brooks es capaz de sumar 31 en una noche e irse con 6 unidades en la siguiente. Pero cuando está encendido es de temer y el potencial de los Grizzlies crece exponencialmente. El canadiense tranquilamente puede ser la llave decisiva de un potencial enfrentamiento de Play-In.

Zach Collins - Portland Trail Blazers

El retorno de Jusuf Nurkic y Zach Collins ilusiona a Portland Trail Blazers en su pelea por ir a Playoffs. Los de Terry Stotts sufrieron mucho en la defensa interior y en los rebotes en esta temporada y saben que recuperar a estos dos interiores los refuerza donde más los necesitaban. Ya sabemos lo que puede sumar el europeo, pero Collins también es una pieza interesante que puede cambiar la dinámica del equipo. Es muy ágil para sus 2,11 metros, protege bien el aro, puede salir a molestar en el perímetro ocasionalmente y hace muy bien el trabajo sucio. Todo lo que necesitan estos Blazers.

Lonzo Ball - New Orleans Pelicans

Las luces de New Orleans Pelicans que no fueron para el rookie Zion Williamson fueron para el All-Star Brandon Ingram. Pero con menor exposición que en su mediático pasado en Los Angeles Lakers, Lonzo Ball ha crecido bastante como jugador en esta temporada.

Su evolución principal estuvo en el apartado del tiro: Ball está empezando a ser alguien confiable con su lanzamiento. De aquel 30% en triples y 45% en tiros libres que tuvo como novato, al 43% en tiros de tres puntos y 66% desde la línea de castigo en los últimos 20 encuentros de la 2019-2020. De pronto ya no sorprende ver a Lonzo sumar 20 puntos. Un Ball desatado en ataque puede ser la llave para varios partidos de un equipo que necesita ganar en los seeding games para ir a los Playoffs.

Markelle Fultz - Orlando Magic

Orlando no debería tener problema alguno para ingresar a Playoffs, estando sus dos rivales principales de esa batalla, Brooklyn Nets y Washington Wizards, mucho más debilitados. Sin embargo, el techo del Magic parece bajo con Nikola Vucevic y Evan Fournier como líderes. Los europeos son buenos jugadores, pero no pertenecen a la súper elite y ya sabemos hasta que nivel suelen llegar.

En cambio hay un hombre de Orlando que irrumpió en esta campaña y que solo va hacia arriba: Markelle Fultz. El base, elegido con el pick 1 del Draft 2017, finalmente está demostrando de a poco lo que se esperaba de él: grandes condiciones físicas, buen defensor, interesante creador de juego, definidor correcto cerca del aro. Con todo eso, cuando aparece el mejor Markelle al Magic le suele ir bien: récord de 7-2 cuando el base anota al menos 16 puntos y reparte 4 asistencias. No sucede siempre, pero Fultz puede desnivelar. Si lo hace de forma más consistente, la cara de los de Florida cambia.

Harry Giles - Sacramento Kings

Sacramento esperaba que el reinicio de la liga finalmente lo tenga explotando a su dúo top: la dupla formada por De'Aaron Fox y Marvin Bagley. Todo se desmoronó con la noticia de que el ala-pivote no será parte del retorno de la NBA debido a un esguince lateral en el pie derecho sufrido durante los entrenamientos. Por lo tanto, parece que uno de los lugares del juego interior en el quinteto titular seguirá siendo de Harry Giles, el otro joven que ya venía actuando allí en los últimos partidos previos a la suspensión.

MÁS | Marvin Bagley III se perderá la reanudación de la temporada con Sacramento Kings

Giles, de 22 años, presenta menos herramientas que Bagley pero también es un jugador de corte similar, alto y muy atlético, cuyo potencial nunca terminó de explotar. Presenta algunas deficiencias importantes, como una tendencia constante a cargarse de faltas y muy poca cobertura de su aro en defensa, pero en ataque es interesante. No es para nada negado con el balón (lo maneja bien y es buen pasador), su tiro de media distancia es confiable (debería animarse a expandirlo a la línea de tres puntos) y ofrece verticalidad al atacar el aro. Los Kings rechazaron la opción de contrato que tenían con él para la 2020-2021 y parece que lo dejarán ser agente libre, pero ahora necesitan que Giles de un salto en plena carrera por los Playoffs.

Thomas Bryant - Washington Wizards

Sin Bradley Beal y sin Davis Bertans, el ataque de Washington Wizards queda complicadísimo de cara a la reanudación de la temporada. El alero Rui Hachimura debería ser la principal opción ofensiva y de hecho es el tercer máximo anotador del equipo, pero necesitará la colaboración de otro jugador que en ataque tiene facilidad para sumar en la pintura: Thomas Bryant. El joven pivote ha ido perdiendo lugar durante la temporada debido a sus problemas defensivos, pero ahora, con una rotación más acotada y sin los dos goleadores principales, los Wizards precisarán que el ex Lakers vuelva a ser el jugador de doble-doble que puede ser cuando da su mejor cara.

Cameron Johnson - Phoenix Suns

Ante la falta de Kelly Oubre Jr, el rookie Cameron Johnson es de los que más nuevas oportunidades tendrá en Phoenix Suns. Johnson ha demostrado que puede rendir a nivel NBA como secundario: es ágil e inteligente en defensa y tiene un buen tiro exterior en ataque. Lo que necesitan estos Suns de Monty Williams de un ala-pivote, él lo puede dar. Hasta ahora sus chances fueron reducidas: 20,3 minutos por partido, promediando 8,1 puntos y 2,9 rebotes por juego. Pero en Orlando, con más tiempo en cancha, puede ser una grata sorpresa y afirmarse como una pieza del futuro de la franquicia.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Malone
Malone: "Si no defiendes, quizá no deberías jugar"
Juan Estevez
Jamal Murray y LeBron James
LeBron y su petición para defender a Murray
Carlos Herrera Luyando
John Stockton y Magic Johnson
Los jugadores con más asistencias en Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Davis
Los Lakers 3-1 y a un triunfo de las Finales
Juan Estevez
Bam Adebayo
Adebayo dirá presente en el Juego 5
Leandro Fernández
LeBron James, Jamal Murray
¿Qué esperar del Juego 4 entre Lakers y Nuggets?
Leandro Fernández
Más noticias