);
Philadelphia 76ers

¿Por qué mover a Al Horford a la segunda unidad es la decisión más obvia de lo que resta de la 2019-2020?

Nunca es fácil aceptar un error. Sobre todo, cuando estamos hablando de uno que ha costado 109 millones de dólares y que probablemente vaya tomando mayor peso con el correr del tiempo. Pero a la vez, llega un punto donde se torna imposible desviar la vista de la realidad y no queda otra alternativa que enfrentarla. Actuar al respecto. Se puede profundizar el error o al menos, tratar de minimizar los daños.

Más | La NBA anunció la aprobación de su formato de regreso: fechas, detalles y calendario para reiniciar la temporada 2019-2020

A esta altura, es un hecho que la contratación de Al Horford en Philadelphia 76ers no funcionó, especialmente si tenemos en cuenta el tamaño de su contrato (4 años, 109 millones). Pero no necesariamente porque el dominicano no merezca esas cifras si lo analizamos en términos de calidad individual. Sino porque su encaje en los Sixers, jugando al lado de Joel Embiid, es sencillamente una pesadilla para todos los involucrados.

Horford está teniendo la peor temporada de su carrera, promediando 12 puntos y lanzando un 44% de campo. Antes de la 2019-2020 en su peor año tirador había lanzado un 47% de cancha. Mientras que en 10 de 13 campañas había superado el 50% de aciertos. El rol que tiene en el actual esquema de Brett Brown no solo no le sienta bien, sino que es muy difícil que alguna vez pueda llegar a funcionar dentro de él. En otro momento de su carrea, quizá, pero no hoy.

A simple vista, uno podría atribuir ese bajón al paso del tiempo. Después de todo, Horford ya es un jugador de 34 años y sabemos que la edad suele afectar mucho más a los internos que a los perimetrales.

Sin embargo, las estadísticas cuentan otra historia. Y son tan, pero tan concretas, que no dejan lugar para ningún tipo de discusión.

Al Horford ha jugado 535 minutos junto a Embiid en esta campaña, a lo largo de 39 partidos diferentes. En ellos, sus números por cada 36 minutos son los siguientes: 6,9 puntos, 38% de campo, 28% en triples, 7 rebotes, 3,6 asistencias, 0,6 robos y 0,7 tapas. De nuevo: no pierdan de vista que esos números están elevados a una media de 36 minutos.

Para poner en contexto, esos 6,9 puntos por cada 36 minutos serían la segunda peor marca entre todos los jugadores calificados de la NBA. Solamente Terrance Ferguson (6,4 tantos) tiene un promedio menor.

En números reales, Horford promedia 2,6 puntos, 2,7 rebotes y 1,4 asistencias en 13,7 minutos jugando al lado del camerunés. Un aporte mínimo para un jugador de su nivel.

Más | ¿Pueden coexistir Ben Simmons y Joel Embiid en cancha para Philadelphia 76ers?

La historia, claro está, es completamente diferente cuando el ex Boston puede desempeñarse como pivote, sin Embiid en cancha. Allí sus números por 36 minutos suben a 17 puntos, 8,4 rebotes, 5,2 asistencias, 1,2 robos, 1,2 tapas, un 46% de campo y 35% en triples. Muchísimo más acordes a lo que Philadelphia esperaba de él al momento de contratarlo.

Aún nivelando la cantidad de minutos, estamos hablando de una diferencia de más de 10 puntos entre una versión y la otra. Y por eso, cuando en estos días surgió la noticia de que los Sixers pensaban mover a Horford a la segunda unidad ante un potencial retorno a la acción, la decisión no sorprendió a nadie que haya visto jugar a Philadelphia este año.

En una NBA que empieza a cuestionarse si se puede ganar con un jugador del tamaño y las características de Embiid, los Sixers buscaban retroceder 15 años, colocando a dos pivotes al mismo tiempo en cancha. Y los resultados fueron aún peor de lo que se podía esperar.

Porque un tema sería si el impacto pasara solo por los números de Horford, pero la realidad es que afecta a todo el equipo en general: cuando los 76ers juegan con las dos torres al mismo tiempo, tienen un NetRating negativo de -1,4. Son excelentes defensivamente (rating de 102,5, 96 percentil) pero pésimos en ataque (rating de 101,1, percentil 5).

La situación cambia cuando ambos ven minutos por separado: cuando lo hace Horford sin Embiid, el NetRating sube a un +5,3 (percentil 86 en ataque y 63 en defensa). Mientras que a la inversa, tienen un NetRating de +10,5 (percentil 87 en ataque y 93 en defensa).

Noten la diferencia en el spacing entre una jugada...

... y la otra.

Tanto Embiid como Horford todavía tienen muchísimo para darle a los Sixers y las cifras así lo demuestran... Eso sí: siempre y cuando lo hagan por separado.

Realmente no parece haber una decisión más obvia y clara entre los 22 equipos activos de la 2019-2020 que la de alternar los minutos de los dos interiores. Y aún si fuera cierto que Philadelphia está convencido de llevarla adelante, la pregunta que quedará es ¿por qué le tomó tanto tiempo llegar a esa conclusión?

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Campazzo
¡Campazzo, oficialmente en los Nuggets!
Juan Estevez
Warriors
Previa de Warriors rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Dinwiddie LeVert
¿Cómo encajan las piezas de los nuevos Nets?
Juan Estevez
zion williamson
Primeras actualizaciones en 2K21 Next-Gen
Nacho Losilla
Evan Turner
Turner, de regreso en Boston como asistente
Agustín Aboy
Luis Scola Manu Ginobili Andres Nocioni Rookies novatos
Así le fue a los rookies argentinos en la NBA
Agustín Aboy
Más noticias