);
Los Angeles Lakers

Alex Caruso, sobre su rol en Los Angeles Lakers campeones y la inteligencia de LeBron James

Alex Caruso es uno de los nombres propios de la NBA actual. Es a la vez un jugador muy útil para una rotación rodeada de talento y una figura mediática. Por supuesto, jugar en Los Angeles Lakers pone el foco sobre este combo, un hombre mucho más atlético de lo aparente a simple vista.

Más | Guía de la offseason 2020-2021: Agencia Libre, Draft, plantillas...

Aunque en temporada regular promedió 18,4 minutos, buena cantidad para este complemento, habitual de la G League hasta hace un par de años, en su primera participación en Playoffs subió hasta los 24,3. Es una pieza enérgica, un potro desbocado que aparece desde el banquillo para ser un torrente de dinamismo en los Lakers. Ahora campeón de la NBA, Caruso charló con JJ Redick en su podcast "The OldMan and the Three".

"La primera semana volvimos a Los Ángeles y tuvimos un poco de vacaciones", contó sobre los días posteriores al título. "Me bajé unos días a México, me tomé unas Coronas... Fueron unos buenos días. Luego nos reunimos los del equipo en Las Vegas para una noche y volví a LA. Me acabo de mudar y tenía que ver algunos temas (relacionados con muebles). Y después hice una fiesta con amigos cercanos. Estuve con mi familia, aunque mis padres y mis hermanas vinieron a las Finales. También he estado jugando al golf".

Unas semanas de desconexión y celebración para Caruso, campéon a los 26 años siendo titular en el encuentro del título, el sexto partido. En las Finales ante Miami Heat promedió 6,3 puntos, 2,5 rebotes y 2,3 asistencias con un 37,5% en triples. Es la definición perfecta de complemento, aunque serlo al lado de LeBron James y Anthony Davis es diferente a hacerlo en otro contexto.

"Ya no es el número 1 en los trending topics, pero en LA se siente igual", dijo sobre el hype del título. "Quería salir a la calle a hacer unas cosas y no pude recorrer mucha distancia". Aquí, Caruso fue preguntado por su fama, por ese jugador de culto en el que se ha convertido, pero sorprendentemente comentó que no tiene problemas para recorrer las calles de Los Ángeles.

"Podía salir sin problemas incluso antes de Playoffs. Siempre había alguna persona, uno o dos, que me saludaban, pero fuera de eso no he tenido problemas en camuflarme". Redick explica que es precisamente esto parte de su reconocimiento: es una persona de apariencia muy normal para ser una figura muy conocida de la NBA.

Más | Caruso, LeBron James y la dosis secreta de Lakers

"Siempre empieza todo con LeBron y Davis, son las dos cabezas de nuestra serpiente", explicó sobre la dinámica del equipo. "Pero realmente puede empezar con cualquiera. Tenemos muchos veteranos que llevan mucho tiempo en la liga. (Jared) Dudley, aunque no juegue mucho, siempre está pendiente de que el equipo esté unido, lo pasemos bien y todos estemos en forma. Tenemos un gran liderazgo de los veteranos en el equipo. Es algo genuino el cómo disfrutamos luego al relacionarnos entre nosotros".

Sin duda, esta ha sido una de las claves del éxito Laker: varias figuras de la plantilla tenían experiencia más allá de LeBron y Davis. Aunque sobre el Rey, con el que guarda una buena relación fuera de la cancha y una incluso mejor sobre ella, tenía más palabras a compartir.

"Era un gran fan de Michael Jordan (de pequeño). Todavía no había visto partidos, pero de ver highlights no pensaba en otra cosa. Después, haciéndome mayor, empecé a ver a LeBron y a comprender más el juego. Cuando llevaba ya varios años pensé, este tipo tiene que ser el mejor. Y luego lo ha seguido haciendo otros 10 años. Creo que tenía que haber ganado el MVP. Lo que estaba haciendo en su año 17 en el Oeste... No sé qué más espera la gente".

"Cada vez que veíamos vídeos en equipo él paraba y empezaba a hablar y parecía el entrenador. Hablaba como si fuese un entrenador jefe desde hace 10 años. Una de las partes que más me gusta es revisar vídeos y aprender, por ejemplo sabes que JJ (Redick) va a lanzar como 8 tiros en el primer cuarto ("todos por la derecha", añade entre risas el tirador), pero son esos detalles. Por ejemplo, recuerdo un partido que estábamos en el banquillo y él parecía estar a otra cosa, pero cuando un asistente dijo un detalle del lado débil, LeBron habló y pasó lo que él dijo. Tenía razón".

También comentó la famosa escena viral de LeBron James reclamando una posesión en favor de los Lakers. Fue en la serie contra Portland cuando los árbitros se equivocaron. El vídeo provocó multitud de reacciones en redes sociales, pero es otra muestra más de la inteligencia de James.

"No me di cuenta, ninguno de los entrenadores ni de los compañeros. Solo él se dio cuenta y estaba en el banquillo. Paró el partido y empezó a decir que la bola era nuestra. Y los árbitros se habían equivocado. Son cosas como esas".

Redick hizo énfasis en la relación de LeBron con Caruso, ya que su química ha sido evidente durante toda la temporada. Pero ¿cómo consiguió el escolta ganarse el respeto de James?

"Supo que iba a hacer mi trabajo fuese la situación que fuese, ya sea en 15 minutos o en 25. Entendió que iba a hacer mi parte, todo lo necesario. Hubo un partido en Chicago al que fuimos algo más relajados. Los Bulls no había ganado muchos partidos y nosotros no estábamos jugando bien. Les estábamos dejando tirar abiertos y perdíamos como por 15 puntos al inicio del último cuarto. Ahí los de la segunda unidad comenzamos a defender y a mover la pelota, y remontamos. A falta de cuatro minutos entró LeBron y creo que fue ese partido en el que se dio cuenta".

Como última parte de una charla muy interesante, compartimos una reflexión de Caruso sobre el rol de los jugadores. Cree que muchos están estancados en la G League porque quieren ser estrellas, algo que él entendió que no iba a suceder. Por supuesto, su caso es uno muy especial y que no sucede todos los días.

"Es como ir a una entrevista de trabajo pensando que vas a ser el CEO cuando lo que buscan es alguien para limpiar. La gente de la G League quiere promediar 25 puntos por partido, pero en la NBA ya hay tíos de 30 millones para anotar. Es cuestión de saber tu rol".

Más | Chris Paul y Ricky Rubio: el riesgo contra la seguridad

"Para mí fue muy simple y me ayudó mucho Sam Presti (GM de Oklahoma). Viajó con nosotros y le podíamos preguntar cualquier cosa. No sabía si era normal, pero yo quería aprovecharlo. Alguien le preguntó qué buscaba en un jugador de la G League para subir al equipo. Dijo que la cantidad de posiciones que puedes defender y el ser un buen compañero. Yo podía hacer la segunda, pero solo podía defender a un par de guards (bases y escoltas). En el equipo estaban Oladipo y Westbrook, así que esa era mi idea de los guards en la NBA. Ya sabía lo que podía hacer, así que tenía que mejorar en la otra".

Redick le dijo que tampoco puede encerrarse ya en ese rol y, mirando al medio plazo, le preguntó por sus opciones de mejora. Caruso tampoco sale de ahí: sabe cuál es su rol y el tipo de jugador que es.

"Ofensivamente (es donde más mejora puede haber), pero jugar en los Playoffs me ayudó mucho. Es aprender a ser agresivo, aprovechar las oportunidades, no cometer errores... Es importante que en defensa no te metan puntos y en ataque no cometas errores".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Russell Westbrook, John Wall
Westbrook, traspasado a Washington por Wall
Leandro Fernández
NBA
La NBA y los resultados de los testeos por COVID-19
NBA.com Staff
stephen curry
Curry: "Va a ser grandioso volver a jugar"
Juan Estevez
Luka Doncic Steph Curry LeBron James
Motivos para disfrutar de la Navidad NBA 2020
Agustín Aboy
Mundo NBA Podcast
🎙️Mundo NBA: ganadores y perdedores del mercado
NBA.com Staff
Connelly
Connelly y el fichaje de Campazzo: "Dureza e IQ"
Juan Estevez
Más noticias