);
Regreso NBA

Andre Roberson y el beneficio de reinsertarse en una NBA muy diferente a la del 2018

Una de las muy gratas noticias que nos está dejando esta primera semana de partidos de preparación es el regreso de Andre Roberson a las canchas. El perimetral del Thunder no juega oficialmente desde el 27 de enero del 2018, habiendo tenido que lidiar con diferentes lesiones en su rodilla izquierda, las cuales llenaron de dudas su futuro en la liga.

Hoy, dos años y después de aquel Oklahoma City vs Detroit, Roberson está recuperado y listo para pelear por un lugar en la rotación de Billy Donovan. Ejemplo de esto fue el primer encuentro de OKC en el campus de Disney, pasando 12 minutos en cancha frente a Boston y aportando 5 puntos, 2 rebotes y 1 tapa.

Más | De la mano de Steven Adams, Oklahoma City Thunder volvió con una sonrisa al vencer a Boston Celtics

Al momento de su lesión, Roberson se había logrado consolidar como uno de los mejores defensores perimetrales de la liga, a punto tal de ser elegido en el Segundo Quinteto Ideal Defensivo de la 2016-2017, algo que de no ser por sus problemas físicos, tranquilamente podría haber repetido en la 2017-2018.

Sin embargo, aunque su aporte en el Thunder actual seguirá estando mayormente ligado a la defensa, su función podría tener una apariencia muy diferente en este segundo capítulo de su carrera profesional.

Aunque sea difícil de creer, la NBA ha tenido una transformación enorme desde el 2018 a la fecha, especialmente ligada a la naturalización del small-ball y el cada vez mayor hincapié de las ofensivas sobre el spacing y la versatilidad de sus hombres.

En la vieja NBA, Roberson veía la mayor cantidad de sus posesiones como escolta o como alero. Según las estadísticas de alineaciones de Basketball-Reference, pasó el 48% de los minutos de su carrera jugando de dos, el 50% de tres y apenas el 2% como ala pivote, sin registrar ni un solo paso por el puesto del cinco.

Hoy, imaginar a un jugador sin tiro como Roberson (26% en triples en su carrera) jugando en el perímetro, especialmente en un Oklahoma City cuyos pivotes (Adams y Noel) no tienen buen lanzamiento, ya no resulta tan natural o atrayente, más allá de la seguridad defensiva que eso pueda brindar. Después de todo, hemos visto lo que ha pasado en estas semanas con Ben Simmons, quien más allá de ser un talento muy superior al hombre del Thunder, ha tenido que dejar su posición natural de base y pasar a jugar como cuatro.

Si el 98% de los minutos previos de Roberson los vio como externo, podríamos aventurarnos que al menos en el corto plazo, tendrá valores similares pero a la inversa, jugando como ala pivote o incluso como pivote. Los esquemas defensivos y la falta de hombres grandes dominantes en el resto de la liga, hacen que esa situación que parecía impensada en el 2018, hoy sea vista como una opción lógica y con chances de traerle buenos resultados al Thunder.

Y si a todo esto le agregamos que los más de 30 meses de inactividad y lesiones seguramente han hecho cierta mella en su capacidad atlética, la transición hacia ese nuevo rol termina de cerrar por todos los frentes.

El primer partido de Roberson en Disney ya dejó a las claras la idea de Donovan: su primer ingreso lo tuvo como ala pivote, jugando con un cinco tirador como Mike Muscala, para luego cerrar el último cuarto como pivote, con otro alero versátil como Darius Bazley a su lado.

El cambio obviamente le llevará un proceso de adaptación a Roberson, quien tendrá que familiarizarse con los secretos y movimientos propios de la función.

Pero a la larga, no solo debería poder sentirse cómodo en ese rol, sino que incluso podría abrir nuevas partes de su juego en ofensiva: ser defendido por internos le dará más opciones de triples abiertos...

... le abrirá líneas de penetración frente a defensores más pesados...

... y le dará una mayor presencia como rebotero defensivo (solo promedió 2,8 por partido en su carrera), que lo habilitará a poder subir la bola y forzar la marcha en transición.

La idea de usar a Roberson como Houston utiliza a PJ Tucker, al menos en el costado defensivo, le ofrece a OKC un arma más de cara a las batallas que aún debe lidiar en la 2019-2020. Veremos cómo sigue la historia, comenzando por el duelo de este domingo ante los Sixers, desde las 11 horas de México y las 13 de Argentina.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

lebron james
James: "El trabajo no ha terminado"
Nacho Losilla
nikola jokic jamal murray denver nuggets
Honor a Denver Nuggets
Nacho Losilla
Nikola Jokic Jamal Murray
El panorama de los Nuggets para la 2020-2021
Agustín Aboy
Los Angeles Lakers
5 datos de la clasificación de Lakers
Leandro Fernández
LeBron James
LeBron hace historia con sus 10° Finales NBA
Leandro Fernández
LeBron James
Un majestuoso LeBron metió a los Lakers en las Finales
Leandro Fernández
Más noticias