);
Minnesota Timberwolves

La explosión ¿definitiva? de Andrew Wiggins, la demorada estrella de Minnesota Timberwolves

Al entrar en la temporada 2019-2020, uno de los jugadores que más miradas tenía encima era Andrew Wiggins. El N°1 del Draft 2014 llegó a esta campaña después de cinco cursos en donde no estuvo cerca de convertirse en esa estrella que todos veían en él, en donde la ineficiencia y monotonía marcaron el pulso de su juego. Muchos, incluso, se "rindieron" en el canadiense, pensaron que jamás llegaría a dar un salto hacia el siguiente nivel. Sin embargo, la noche del viernes ratifica que podemos estar ante su explosión en la liga.

Más | Andrew Wiggins desactivó los 52 puntos de D'Angelo Russell y Minnesota Timberwolves vencieron a Golden State Warriors

Wiggins fue el gran nombre de un verdadero partidazo, comandando un triunfazo de Minnesota Timberwolves por 125-119 ante Golden State Warriors, en suplementario. Sí, es cierto que D'Angelo Russell anotó 52 puntos para la visita. Pero lo del canadiense valió muchísimo más y no fue poco: 40 puntos (17-33 campo, 2-7 triples, 4-8 libres), 5 rebotes, 7 asistencias y 3 tapones en 45 sensacionales minutos para la alegría del equipo donde es asistente el argentino Pablo Prigioni.

Lo mejor del escolta fue su presencia en el momento más caliente del partido, porque sin dudas se puso al equipo al hombro, con personalidad, recursos y aporte en los dos costados de la cancha. ¿Ejemplos? Sobran, ya que hablamos de alguien que anotó tres conversiones en situaciones de clutch en el partido, con dos de ellas decisivas: una penetración fulminante para igualar el encuentro y llevarlo a suplementario, y un triple para casi definir la historia a 23s del cierre. Anotó 18 de sus 40 unidades entre el 4° cuarto y la prórroga.

¿Casualidad? Para nada. Minnesota tuvo situaciones de clutch (5 o menos puntos de diferencia a menos de 5 minutos del final) en tres partidos en la temporada, ganó todos y lo de Wiggins fue matador:

  • Suma 26 puntos en el clutch, con un genial 7-11 dobles, 3-5 triples y 3-4 libres.
  • De los jugadores que tomaron al menos 15 lanzamientos en el clutch en la temporada, Wiggins es el más eficiente (62,5% de campo). El siguiente, Zach LaVine, 'apenas' llega al 46,7%.

Y acá nos encontramos con una primera parte para entender su mejoría. A Wiggins siempre se lo tildó de un anotador ineficiente. ¿Cómo le fue en situaciones de clutch en la temporada pasada? Eh, decir que mal es poco:

  • 32 puntos en 37 partidos (sí, en tres de la actual campaña ya tiene casi tanto como en la pasada)
  • 10-44 en tiros de campo, un horrible 22,7%.
  • 1-18 en triples
  • 11-27 en libres.

Al mirar las cartas de tiro (a la izquierda la actual, a la derecha la del curso pasado) en el clutch, quizás, empezamos a entender un poco su cambio y evolución...

La evolución en su eficiencia

Ser un gran anotador no está ni cerca de ser una cuestión de volumen. Uno puede tomar una cantidad desmedida de lanzamientos y, al final del día, se encontrará con una decente cantidad de puntos. Pero los buenos, por supuesto, son los que anotan de manera eficaz. Esa, jústamente, no era una cualidad de Wiggins, un jugador que apenas pasa el 44% de campo en su carrera, y que en la 2018-2019 tuvo un bajísimo 41,2% de cancha en su camino al promedio de 18,1 puntos.

La eficiencia generalmente llega cuando el jugador madura en cuanto a su toma de decisiones y selección de tiro. De nuevo, un apartado donde el canadiense no era particularmente conocido por buenas sensaciones. Aunque claro, este comienzo de temporada muestra su evolución a partir de un aspecto fundamental: más penetraciones, mejores opciones de definiciones cerca del aro en tiros de alto porcentaje. Si bien la muestra actual es pequeña, el cambio es significativo, ya que casi duplica su cantidad de penetraciones por encuentro.

Andrew Wiggins en penetraciones
Temporada Penetraciones por partido Puntos tras penetraciones % campo Puntos en la pintura
2014-2015 5,2 3,4 50% 7,8
2015-2016 7,5 5,2 49,1% 9,4
2016-2017 9,6 6,0 46% 9,3
2017-2018 7,7 4,4 45,2% 8,2
2018-2019 7,9 4,5 41,1% 7,4
2019-2020 15,6 11,6 54,7% 12,0

El jugador de 24 años ni siquiera estaba cerca de figurar entre los mejores de la competencia en estos apartados. Todo parece haber cambiado en este curso: 14° con más penetraciones, 6° con más puntos anotados por estas acciones, y 9° en toda la NBA en puntos en la pintura por partido, con el detalle de que sólo Luka Doncic anota más que él en esa zona entre los perimetrales (el resto son todos internos).

Se puede ver a un Wiggins que salió un poco de esos malos lanzamientos de media distancia que lo marcaron en estos años, para pasar a un jugador que parece entender que dar un paso atrás para un triple o, sobre todo, llegar hasta el aro aprovechando su muy buena capacidad atlética, son llaves para el éxito.

El canadiense pasó de tomar poco más del 38% de sus lanzamientos en la zona restringida durante la 2018-2019, a casi el 47% en esta temporada. Eso, sin dudas, es clave para tenerlo hoy con los mejores promedios de su carrera en puntos (24,6) y efectividad de campo (46,1%), bastante por encima de los promedios de su carrera (19,5 y 44,1%, respectivamente).

Si tomamos como referencia los últimos cuatro encuentros, dos de ellos sin Karl-Anthony Towns (sanción), las medias de Wiggins subieron a 29,0 tantos (49,5% campo, 41,9% triples en casi 8 intentos), 3,8 rebotes, 4,8 asistencias y 1,8 tapones en 34,0 minutos. Producción de elite.

¿Evolución como pasador?

Otra crítica común en Wiggins era que, además de ser poco eficaz, no aportaba en otros apartados de su juego como la generación de oportunidades para el resto. De hecho, en 55 de sus 408 partidos de fase regular terminó sin dar una asistencia, poco más de 13%. Parece poco, pero para alguien con tanto talento y en la NBA actual de la versatilidad en todas las posiciones, es demasiado (sobre todo siendo perimetral).

Pero, de nuevo, esta 2019-2020 parece mostrar un cambio. Terminó el partido ante los Warriors con su mejor registro de asistencias de la temporada: 7. Es más, creó 15 potenciales asistencias durante el encuentro. Y una parte del "secreto" puede estar en una mayor voluntad para hacerlo. Habíamos dicho que está siendo su campaña con más cantidad de penetraciones. Bueno, en esas 15,6 por encuentro promedia 4,4 pases, una cifra muchísimo más alto que su mejor marca histórica (2,4). Scott Rafferty explicó al detalle esta mejora en su sección "Una posesión" en NBA Canadá. Su 2,9 de media de asistencias por partido en la 2019-2020 sería la mejor de su vida.

De nuevo: la muestra es pequeña, apenas 8 partidos. Pero es probable que estemos viendo al mejor Andrew Wiggins desde que llegó a la NBA. "Me siento bien, trabajé muchísimo en el verano, puse muchísimo esfuerzo. Se siente bien estar de regreso", señaló después de su brillante tarea ante Golden State. Un partido donde parece haber ratificado que está en camino a su tan demorada explosión en la NBA.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Nikola Jokic
Jokic, al Top 10 histórico de triple-dobles
Juan Estevez
luka doncic
¿Cómo impacta la lesión de Luka a Dallas?
Juan Estevez
Bledsoe
Bledsoe, baja 2 semanas
Sergio Rabinal
Jokic
El mejor Jokic impulsó a Denver sobre OKC
Juan Estevez
Kennard
Detroit venció a Houston y a los 39 de Harden
Juan Estevez
Siakam, Gasol
Siakam y Gasol lideran ante Nets
Sergio Rabinal
Más noticias