);
NBA Finals 2020

Finales NBA 2020: Anthony Davis fue imparable para el small-ball de Miami Heat

Los primeros seis minutos del Juego 1 de las Finales parecieron darle la derecha al Miami Heat, en ese choque de estilos entre un equipo que juega con cuatro perimetrales rodeando a un pivote bajo como Bam Adebayo, frente a uno que salió con LeBron James, Anthony Davis y Dwight Howard como titulares. Y es que de la mano de Goran Dragic y Jimmy Butler, los de Spoelstra arrancaron el juego complicando especialmente a Howard en defensa, involucrándolo en acciones de pick and roll constantemente y consiguiendo lanzamientos cómodos, tanto en la pintura como en el perímetro.

Más | Los Angeles Lakers logró un triunfo muy holgado ante Miami Heat para empezar la serie

Restando 5:38 en el primer parcial, Miami se imponía por 23-10, cuando la historia del encuentro cambió por completo. Si bien en un principio fueron los triples de Kentavious Caldwell-Pope los que despertaron a los angelinos, el centro de la escena no tardó en pertenecerle a Anthony Davis. Y francamente, jamás volvió a salir de allí.

AD fue por lejos el jugador más determinante de este primer duelo, terminando la noche con 34 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias, 3 tapas, 11-21 de cancha y 10-10 en libres. De todas maneras, su dominio no se explica solamente desde lo estadístico, sino sobre todo desde lo anímico: hizo absolutamente lo que quiso frente a la defensa de Miami y desmoronó cualquier ilusión que tuviera el Heat de ser competitivo este miércoles. ¡Y todo en su primer partido de Finales! Realmente asombroso.

En la previa, una de las pregunas que muchos nos hacíamos era cómo resolvería Miami la defensa de Davis: ¿lo tomaría Adebayo?, ¿sería Crowder el encargado?, ¿veríamos muchos minutos de zona? Bueno, desde un principio quedó clara la decisión de los de la Florida: defenderlo con aleros o ala pivotes pequeños. Pasaron Jae Crowder (mayormente), Andre Iguodala, Solomon Hill... casi cualquiera de los habituales hombres que rotan en la posición 4 de Miami. Pero no Adebayo.

Más allá de esos emparejamientos, Miami intentó generar ayudas y doblemarcas cuando Davis recibió con semejante ventaja de estatura. Y lo cierto es que la estrategia no pudo salir peor. No solo el ex Pelicans apabulló a sus marcadores cerca del aro y en los tableros (LA ganó esa lucha por 54-36), sino que además cuando atrajo esos defensores extras, fue inteligente para descargar con el compañero abierto. Que los Lakers hayan lanzando 15-38 en triples, fue el detalle que terminó de hacer indefendible al ala pivote.

Más | LeBron James, el destructor del sistema defensivo de Miami Heat

El mismatch con los aleros no funcionó. La doblemarca tampoco. La apuesta por un micro-ball con Iguodala de cinco tuvo resultados muy malos (+/- de -25 para Iggy). Y el esperado duelo con Adebayo nunca llegó, teniendo en cuenta que el All-Star de Miami apenas jugó 21 minutos, afectado inicialmente por problemas de faltas y luego por una lesión en el hombro.

Ver un dominio semejante de un interno en Finales no es algo de todos los días y mucho menos en el tiempo reciente. De hecho, en los últimos 10 años, el único pivote que había alcanzado los 30 puntos había sido Tim Duncan, justamente con esa cifra en el recordado Juego 6 de las Finales 2013 entre San Antonio y Miami. ¿Y 34 en Finales? No sucedía desde el 2004 con Shaquille O'Neal, mientras que en los últimos 50 años, solamente cinco repitieron ese hito: Shaq (13 veces), Hakeem Olajuwon (2), Kareem Abdul-Jabbar (8), Wilt Chamberlain (1) y Willis Reed (1). Ahora, junto a Anthony Davis.

Esa es la clase de compañía legendaria a la que se unió Davis con su memorable actuación de esta noche. El Heat deberá ajustar su plan defensivo de cara a lo que viene, si no quiere sufrir otra derrota abultada. Y es que nada de lo que sucedió lució como una casualidad o una actuación inspirada: sencillamente Miami no parece tener los hombres para detener a AD en marca personal (recurrieron muy poco a la zona hasta que el partido se rompió por completo), con la excepción de un Adebayo cuyo estatus ha quedado en el aire por su problema en el hombro.

¿Veremos algún minuto para Meyers Leonard en el Juego 2? Desde lo físico está claro que puede batallar con Davis mucho mejor que Crowder, Iguodala o Hill, pero tampoco es una garantía defensiva, ni mucho menos. ¿Será la zona la respuesta?, ¿o estará listo Adebayo para tomar ese desafío y sacar sus credenciales de All-Defense? Lo que es seguro es que algo deberá cambiar en el Heat para el viernes, si no quieren volver a quedar bajo los pies de un gigante que cada día pisa más fuerte.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Silas
Silas, quintos padre-hijo en dirigir un equipo NBA
Juan Estevez
Okoro
Cinco representantes del "Morey Ball" en el Draft
Juan Estevez
allison feaster
Allison Feaster: de trotamundos a pionera en Boston
Sergio Rabinal
Klay Thompson
Klay, en el training camp: "Fue divertido ser parte"
Leandro Fernández
Elleby
Draft 2020: CJ Elleby, externo con tiro y rebote
Juan Estevez
Brown
¿Cómo se creó la NBA?
Juan Estevez
Más noticias