);
FIBA Basketball World Cup

Los campeones de 1950, la primera generación dorada de Argentina que sufrió una cruel historia

Selección Argentina 1950
Los campeones de 1950. Archivo

El 3 de noviembre de 1950 no es un día más para la historia del básquet argentino. El Luna Park, ese lugar de infinitas hazañas deportivas, presenciaba la consagración de la Selección Argentina en el primer Mundial de todos los tiempos. Se le ganaba nada más y nada menos que a Estados Unidos, por un 64-50 que ponía a nuestro seleccionado en lo más alto. Lo instalaba en la elite internacional. Le permitía decir que el enorme trabajo realizado en la previa había valido la pena. Era tocar el cielo con las manos, el punto top de una historia tan dulce como cruel.

Más: Opinión: Antes del Mundial, a soltar el pasado para hacer justicia con el presente

Aquel equipo del profesor Jorge Canavesi fue la primera Generación Dorada de Argentina. Un conjunto que tenía los mismos valores que 50 años más tarde empezarían a verse en el grupo de Manu Ginóbili, Luis Scola y compañía. El trabajo y la constancia para encarar los procesos, el sentido de pertenencia, la química de un grupo de amigos, de hermanos de camiseta, la solidaridad absoluta, la suma de las individualidades para el bien colectivo.

Era el equipo de Oscar Furlong (goleador en la final con 20 puntos), del capitán Ricardo González y del resto por igual. De Roberto Viau, Rubén Menini, Juan Uder, Omar Monza, Alberto López, Pedro Bustos, Hugo Del Vecchio, Leopoldo Contarbio, Raúl Pérez Varela y Vito Liva. Era el equipo de todos. Un grupo de amigos, aquella banda del Club Palermo que empezaba a hacerse grande en la escena internacional.

Más: Guía de la Selección Argentina para el Mundial de básquet 2019: plantel, detalles, calendario y más

¿Se imaginan a Ginóbili, Scola, Nocioni y compañía siendo suspendidos de por vida después de Atenas 2004? ¿Se imaginan que se corten sus carreras de manera abrupta, sin una razón lógica que lo justifique, en el punto más alto de sus vidas deportivas? Imposibe, ¿no? Bueno, eso le pasó a la generación de campeones de 1950. Fueron despojados de su sueño, de su motor, de su manera de vivir y sentir el deporte que amaban.

A comienzos de 1956, la "Revolución Libertadora", una dictadura que derrocó al gobierno de Juan Domingo Perón en el país, comenzó a investigarlos por una motivo ridículo: los acusaron de profesionalismo, en épocas donde el deporte era amateur. ¿La razón? Los jugadores habían recibido un permiso de Perón para importar un auto de regalo. Y como todo lo que olía a peronismo era mal visto, no hubo vueltas y se los suspendió de por vida. Una daga al corazón que jamás pudo ser reparada.

Más: Guía del Mundial de básquet 2019: grupos, planteles, figuras, partidos y más

Existen varios materiales audiovisuales para recordar la historia, como este programa de Alma Naranja (DeporTV)...

O "Tiempo Muerto", " target="_blank">un genial documental de los hermanos Baltazar e Iván Tokman, que recuerda este episodio de gloria, de amistad, de sentido de equipo y, lamentablemente, de una injusticia imposible de olvidar. Los campeones de 1950 fueron y serán leyendas eternas del básquet argentino.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

kristaps porzingis
Lo mejor de Porzingis en el Madison Square Garden
Nacho Losilla
Caris LeVert
LeVert: operación y baja indefinida en los Nets
Leandro Fernández
Bird Taurasi
Las estrellas de la WNBA, en Argentina
Agustín Aboy
Mundo NBA Podcast
Audio: Lakers-Celtics, ¿volvió la rivalidad?
Staff NBA.com
domantas sabonis rudy gobert nikola vucevic
Números en profundidad: los reyes de los bloqueos
Nacho Losilla
Luka Doncic, Trae Young
Chat NBA: ¿A quién elegir entre Doncic y Young?
Leandro Fernández y Agustín Aboy
Más noticias