NBA

¿Cómo le fue a los argentinos en su primera experiencia en los NBA Playoffs?

Se acerca el esperado debut de Facundo Campazzo en los Playoffs, durante la serie entre sus Denver Nuggets y los Portland Trail Blazers. Todo indica que el argentino no solo tendrá un rol importante en la rotación de Michael Malone, sino que incluso saldrá como titular, con la enorme responsabilidad de tener que tomar la marca de la principal referencia del rival como Damian Lillard.

Más | Facundo Campazzo, el mejor defensor de Damian Lillard durante la temporada

A lo largo de la historia, solamente siete jugadores argentinos llegaron a disputar una serie de Playoffs. Y entre ellos, solamente Andrés Nocioni, Luis Scola y Pablo Prigioni lo hicieron como titulares en sus equipos en su primera aparición. Campazzo se sumará a la lista desde este sábado y junto a sus compañeros, buscará también anotarse entre los que tuvieron un importante éxito colectivo en esa participación inicial en postemporada. Siempre con la referencia de Manu Ginóbili, campeón como rookie con los Spurs en el 2003, como techo absoluto.

A continuación les proponemos repasar cada una de esas siete historias, poniendo el foco solamente en lo que fueron los primeros Playoffs de cada uno de ellos. Desde el mencionado título de Ginóbili en 2003, hasta otros que simplemente tuvieron un paso testimonial en sus primeros años.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí. 7 días de prueba sin cargo. Partidos en vivo y on demand. La oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

La gran referencia

El primer caso que encontramos es el de Manu Ginóbili en 2003, luego de que ni Rubén Wolkowyski ni Pepe Sánchez lograron clasificar a la postemporada en sus respectivos pasos NBA. Curiosamente (o no tanto teniendo en cuenta el protagonista), el primero sería también el más exitoso de todos, con aquel avance de los San Antonio Spurs hasta el segundo título de la historia de la franquicia.

La primera serie que enfrentó Manu fue ante los Phoenix Suns de Stephon Marbury, donde el bahiense no tuvo un buen rendimiento: 7,7 puntos y 3,8 asistencias, pero con un 28% de campo, lanzando un 5-28 en tiros de dos. Evidentemente, sintió esa primera prueba en postemporada y no pudo tener su aporte habitual, a pesar de jugar 30,3 minutos por encuentro. Igualmente, San Antonio se llevó una peleada serie por 4-2.

Dejado atrás esa primera presentación irregular, empezó a aparecer el mejor Manu y el bahiense sería clave en las Semis del Oeste, jugando un papel fundamental para que los Spurs derroten a los tricampeones Lakers por 4-2: promedió 11,7 puntos en solo 24,8 minutos por partido, pero además lo hizo con porcentajes fenomenales, lanzando un 51,2% de campo y un ¡61,5% en triples!

En las Finales del Oeste San Antonio volvería a imponerse por 4-2, esta vez frente a los rivales texanos de Dallas Mavericks. ¿Manu? Sólido aporte con 9,7 puntos, 3,7 rebotes y 3,3 asistencias, lanzando un 42,6% de cancha. ¿Su mejor partido? 21 puntos con un 8-12 de cancha en un Juego 4 clave, que le permitió a su equipo tomar ventaja de 3-1.

Más | Michael Malone, el valor de Facundo Campazzo para Denver Nuggets y su debut en Playoffs: "Llevará su juego a otro nivel"

Los de Popovich llegaban así a las Finales de la liga, donde esperaban los New Jersey Nets, quienes buscan revancha de la derrota en la definición del 2002 ante los Lakers. Para variar, los Spurs se llevaron la serie por 4-2 (mismo resultado en sus cuatro cruces de ese año), con Ginóbili promediando 8,7 puntos y 4,5 rebotes, aunque sin estar demasiado preciso con el tiro (34,8% de cancha y 21,4% en triples). Eso sí: fue de menor a mayor en la llave, anotando en doble dígito en los últimos tres partidos, incluyendo un importante aporte de 11 puntos y 7 rebotes en 33 minutos en el definitorio Juego 6.

El primer paso de un argentino por Playoffs no pudo ser más positivo. Manu promedió 9,4 puntos, 3,8 rebotes y 2,9 asistencias, cumpliendo a la perfección con su rol de revulsivo desde el banco (que haya promediado 27,5 minutos como rookie en esa postemporada lo dice todo) y ayudó a que los de Pop se queden con el anillo.

El Toro de Chicago

El segundo caso de un argentino en Playoffs sería mucho más efímero, aunque también con un muy buen rendimiento en lo individual. Se trató de Andrés Nocioni y sus Chicago Bulls, quienes cayeron en la 1° Ronda de la postemporada 2005 frente a los Washington Wizards por 4-2, en lo que al igual que en el caso de Facu y Manu, era el año de rookie del Chapu.

El primer partido de esa serie dejó la que hasta hoy sigue siendo una de las mejores actuaciones de un argentino en postemporada. Los Bulls se impusieron por 103-94 y Nocioni, en su primer juego de Playoffs, brilló con nada menos que 25 puntos, 18 rebotes, 4 asistencias y 1 tapa. Una producción memorable, que luego sería aproximada (al menos en el aporte ofensivo) con sus 22 tantos, 7 rebotes y 2 asistencias en el Juego 6.

Sin embargo, los Bulls, que habían tomado ventaja de 2-0, perdieron cuatro encuentros consecutivos y se terminaron quedando afuera de aquel 2005 rápidamente.

Poco lugar para dos

La postemporada del 2006 traería dos nuevos casos de argentinos. El que más lejos llegó fue Carlos Delfino, en su segundo año con los Detroit Pistons (formaba parte del plantel en 2005 pero no ingresó en ningún partido). El equipo avanzó hasta las Finales de Conferencia, venciendo a Milwaukee (4-1) y el Cleveland de LeBron (4-3), para luego caer ante el futuro campeón Miami Heat por 4-2.

Delfino, sin embargo, casi no tuvo participación real en esa postemporada, entrando casi siempre en tramos en los que el encuentro ya estaba definido. En ninguno de ellos pasó de los 8 minutos en cancha y en solo 2 de sus 8 partidos logró anotar al menos un punto.

Algo parecido sucedió con Fabricio Oberto, en su caso como novato de los San Antonio Spurs. Los texanos vencieron en 1° Ronda a Sacramento por 4-2, pero quedaron eliminados en las Semis del Oeste, cayendo ante Dallas por 4-3 en un cruce memorable. Oberto jugó solo 34 minutos totales en esa postemporada y anotó 7 puntos, todavía sin tener el protagonismo que ganaría al año siguiente, saliendo como titular en un equipo campeón.

Luifa, clave en Houston

Como en el 2006, el 2008 también trajo dos debuts de la mano de Luis Scola en Houston (año de novato) y Walter Herrmann en Detroit (segunda campaña NBA). Lo más importante pasó por lo de Luifa, que ya era pieza clave de esos Rockets y tuvo una muy buena serie ante el Utah Jazz, más allá de que su equipo acabó perdiendo por 4-2.

Scola jugó 36,7 minutos por partido, aprovechando la baja de Yao Ming y aportó 14 puntos, 9,3 rebotes y 1,3 asistencias por partido. Su contribución fue regular, smando entre 14 y 18 puntos en cinco de los seis partidos. ¿El más destacado? 18 tantos y 12 rebotes con un 7-12 de cancha en un Juego 5 que Houston debía ganar (y lo hizo) para evitar la eliminación. Luifa también rindió bien en el Juego 6, anotando 15 puntos, 9 rebotes y repitiendo el 7-12 de cancha, pero Utah se terminó llevando la victoria y la serie.

Lo de Herrmann fue bastante más anecdótico, ya que si bien Detroit llegó hasta las Finales de Conferencia, el argentino vio muy poco la cancha. De hecho, no ingresó en la 1° Ronda (4-2 sobre 76ers) ni en las Finales del Este (2-4 ante Celtics), viendo solo 27 minutos totales en las Semis ante Orlando (4-1) y anotando 5 puntos con un 1-4 de cancha.

El último caso

Llegamos así al último debut de un argentino en Playoffs. Para el mismo hubo que esperar cinco temporadas y vino de la mano de un "novato" de 35 años como Pablo Prigioni, hombre importante de aquellos Knicks que se mantenían hasta esta campaña como los últimos en clasificar a la franquicia a la postemporada.

Prigioni salíó como titular en cinco partidos de la 1° Ronda ante Boston y tuvo una contribución importante para que su equipo se termine imponiendo por 4-2. Sus números no dicen mucho (6 puntos y 2,4 asistencias), pero entre su eficacia triplera (42,1%) y sobre todo, su aporte defensivo (2,2 robos en 22,4 minutos), lo del cordobés fue más que interesante.

Esa producción toma todavía más relevancia cuando consideramos que su mejor partido llegó en el decisivo Juego 6, donde el actual asistente técnico de Minnesota anotó 14 puntos junto a 5 rebotes y 3 asistencias en 23 minutos, lanzando un 4-6 en triples y colaborando para el 88-80 que dejó a los Knicks en las Semis del Este.

En la 2° Ronda el rival fue Indiana y ni los Knicks ni Prigioni pudieron mantener el nivel mostrado ante los Celtics. Los de Mike Woodson cayeron por 4-2 y el base promedió 3,2 puntos y 3,8 asistencias en 19,7 minutos, quedándose en cero puntos en tres de los seis compromisos. Su mejor tarea llegó en la victoria del Juego 2, aportando 10 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias en 21 minutos en cancha.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luca Vildoza
Vildoza no comenzó la pretemporada con los Knicks
Leandro Fernández
Jamal Murray
Jamal Murray: "no quiero volver estando al 85%"
Agustín Aboy
Caris LeVert, Chris Duarte
LeVert, en duda para el inicio: ¿más Duarte?
Leandro Fernández
Jonquel Jones
Jonquel Jones es la MVP de la WNBA
Agustín Aboy
giannis, bucks
Giannis y el reto de defender el título
Sergio Rabinal
Leandro Bolmaro
Bolmaro y la gran alegría en su primer Media Day
Leandro Fernández
Más noticias