Acento argentino

Así le fue a los argentinos en su primer año en la NBA

Aunque llega a la NBA con 29 años, 12 temporadas como profesional y muchos títulos de América y Europa en sus vitrinas, Facundo Campazzo igual contará como rookie en su primera campaña en Denver Nuggets.

El argentino será probablemente el novato de mayor edad de la 2020-2021, pero también uno de los que llega con mayor nombre a la liga, por lo que no será de extrañar que sea premiado al final del curso si su rendimiento es el esperado junto a Nikola Jokic y Jamal Murray.

Otros tres argentinos ya han recibido condecoraciones por estar entre los mejores de su camada de novatos: Manu Ginóbili, Luis Scola y Walter Herrmann. Ellos llegaron con un par de años menos que Campazzo a la NBA, pero también lo hicieron luego de estar consagrados como nombres importantes del básquetbol europeo, partiendo con ventaja ante lo que es el camino normal de un novato de 20 años.

Vamos a los archivos y revisamos cómo fue el rendimiento de los argentinos como novatos. ¿Cuál fue su mejor partido? ¿Cuántas oportunidades les dio su equipo en el primer año?

MÁS | Entrevista con Facundo Campazzo, un nuevo NBA para Denver Nuggets: "No quería retirarme y pensar que no lo intenté"

Manu Ginóbili

La temporada de novato de Manu en la NBA empezó unas semanas después de que la Selección Argentina haya sido finalista del Mundial de Indianápolis 2002, con el bahiense como figura, y terminó con Ginóbili consiguiendo su primer anillo de campeón siendo una pieza muy importante de los Spurs desde el banco, algo raro para un rookie.

Ginóbili, de 25 años, promedió 7,6 puntos, 2,5 asistencias, 1,4 robos y 2 rebotes por partido en la 2002-2003, jugando 20,7 minutos por encuentro. En cinco partidos de la fase regular fue titular y en otros 64 ingresó desde el banco, pero Gregg Popovich siempre tuvo un lugar para él en unos Spurs que ya estaban en la elite de la NBA. En los primeros dos meses Manu jugaba 15,8 minutos por partido y apenas promediaba 5 puntos, pero del 1 de enero de 2003 en adelante pasó a tener lugar de sexto hombre: 8,7 puntos y 2,3 asistencias en 23 minutos.

A la hora de los Playoffs Manu tomó más importancia aún en Spurs: 9,4 puntos, 3,8 rebotes, 1,7 robos y 2,9 asistencias en 27,5 minutos por partido, anotando un 38,4% de sus tiros de tres puntos. En marzo y abril, antes de la postemporada, había tenido ocho partidos de al menos 15 tantos convertidos, pero su mayor cifra anotadora como rookie fue en Playoffs: 21 puntos en el cuarto partido de las Finales del Oeste contra Dallas Mavericks.

Curiosamente Manu no disputó el Rising Stars Challenge del All-Star Weekend: su explosión en la NBA llegaría con los equipos ya confirmados y en marzo lo condecoraron como el mejor novato del Oeste, con 10,6 puntos, 3,1 asistencias y 3,3 rebotes por partido. Quedó en el segundo mejor quinteto de novatos, junto a Carlos Boozer, Gordan Giricek, Jay Williams y J.R. Bremer. El primer quinteto no incluyó a ningún guardia.

Luis Scola

También consagrado como una figura del básquetbol europeo y en un equipo de Playoffs de la Conferencia Oeste arribó Luis Scola a la NBA en el 2007. El ala-pivote, por entonces de 27 años, fue a los Houston Rockets de Tracy McGrady y Yao Ming con un contrato de tres años. Empezó como suplente, jugando apenas nueve minutos en un debut frente a Los Angeles Lakers en el que no anotó puntos, pero dos semanas después ya estaba firmando un partido de 20 tantos y 11 rebotes desde el banco contra Phoenix Suns.

Luifa promedió 10,3 puntos, 6,4 rebotes, 1,3 asistencias y 0,7 robos en 24,7 minutos, jugando los 82 partidos de fase regular. La titularidad le llegó a fines de enero y no la soltó en los 39 partidos finales. Sus números desde el inicio fueron de 13,3 puntos y 7,7 rebotes en 29,1 minutos y en los Playoffs sus estadísticas fueron de 14 puntos y 9 rebotes en 36,7 minutos.

Houston quedó eliminado en Primera Ronda por Utah Jazz a pesar de tres doble-dobles del argentino, que en esa fase regular había tenido nueve partidos de 20 tantos y su máxima de anotación fue curiosamente contra el equipo que lo había drafteado en 2002: San Antonio Spurs. Scola convirtió 24 puntos en 35 minutos esa noche en Texas.

En el mes de febrero, en el que su media fue de 11,7 puntos y 5,9 rebotes con un acierto del 62,9% en tiros de campo, Scola fue elegido como el mejor novato de la Conferencia Oeste. Esa temporada también fue incluido en el quinteto ideal de rookies junto a Kevin Durant, Jeff Green, Al Horford y Al Thornton. Además Luifa participó del Rising Stars Challenge del All-Star Weekend de New Orleans, formando parte del equipo de novatos lógicamente.

MÁS | ¿Cómo fue el debut de los jugadores argentinos en la NBA?

Andrés Nocioni

Tras conseguir el histórico oro olímpico en Atenas 2004, a Andrés "Chapu" Nocioni le llegó el contrato de la NBA para sumarse a Chicago Bulls. A punto de cumplir 25 años, el santafesino que había sido MVP de la Liga ACB 2003-2004 con el Tau Cerámica saltaba a un desafío mayor. Y respondió desde el inicio. Chapu es dueño del mejor debut de un argentino en la liga: 17 puntos, 14 rebotes y 2 robos en 42 minutos contra New Jersey Nets.

En ese joven equipo de los Bulls el alero argentino tuvo muchas chances con el entrenador Scott Skiles, un amante de los jugadores de su estilo aguerrido. Chapu promedió 8,4 puntos, 4,8 rebotes y 1,5 asistencias como rookie en 23,4 minutos por partido. Solamente se perdió un encuentro y fue titular en 38 de ellos durante la fase regular, aportando 10,1 puntos y 5,8 rebotes cuando salió desde el inicio. Los Bulls terminaron llegando a los Playoffs y, aunque perdieron 4-2 con Washington Wizards tras tener ventaja de 2-0, un Nocioni ya titular redondeó una buena tarea: 12,8 puntos, 8,2 rebotes y 2,3 asistencias de promedio. Su actuación de 25 tantos, 18 rebotes y 4 asistencias en el primer partido de la serie le ganó un lugar en el corazón del United Center. Ese fue su mejor partido de aquella 2004-2005.

Walter Herrmann

El caso de Walter Herrmann en Charlotte Bobcats en la temporada 2007-2008 refleja bien lo que puede ser la NBA para un jugador llegado desde el extranjero. Con 28 años, el alero proveniente del básquetbol español se sumó a la franquicia de Michael Jordan como agente libre pero apenas tuvo minutos en cancha en ocho de los primeros 37 partidos de la temporada, entre lesiones y poca confianza del entrenador.

El hueco se le abrió a mediados de enero y para marzo Walter apareció de golpe como uno de los mejores jugadores de Charlotte: promedió 12,1 puntos en ese mes y fue condecorado como el mejor rookie del Este. La titularidad la mantuvo en los nueve partidos que quedaban en abril y Herrmann terminó promediando 9,2 puntos, 2,9 rebotes y 0,5 asistencias como novato con un 46% de acierto en triples. El 14 de abril de 2008, en el penúltimo partido de la temporada, Herrmann anotó 30 tantos y tomó 9 rebotes para ganarle a MIlwaukee Bucks.

Todo eso le valió al argentino el ingreso al segundo mejor quinteto de rookies de la 2007-2008 a pesar de haber jugado apenas 48 partidos. Ese quinteto, que en realidad tuvo siete nombres, lo compartió con jugadores como Rajon Rondo y Paul Millsap, protagonistas de los Playoffs 2020.

Pablo Prigioni

Al día de la fecha el argentino Pablo Prigioni sigue siendo el novato más veterano en la historia de la NBA: tenía 35 años al momento de su debut con New York Knicks en la temporada 2012-2013. Como varios de los mencionados anteriormente, Prigioni cayó en un equipo de Playoffs y de hecho en su primer año en N.Y. los Knicks vivieron su mejor campaña de los últimos años: ganaron 54 partidos en la 2012-2013 y llegaron al sexto partido de la segunda ronda del Este, en la que cayeron frente a Indiana Pacers.

El base cordobés sorprendió a los aficionados de los Knicks con toda su inteligencia para jugar al básquet y se ganó su apoyo. Promedió 3,5 puntos, 3 asistencias, 1,8 rebotes y 0,9 robos en 16,2 minutos por partido, habiendo jugado 78 encuentros (18 como titular). Además metió el 39,6% de sus triples. Desde un inicio el entrenador Mike Woodson le dio un lugar en la rotación, pero para el final de la fase regular Prigioni logró desplazar a Jason Kidd del quinteto titular.

En los Playoffs el argentino jugó 20,9 minutos por partido y le dio a los Knicks una media de 4,5 puntos, 3,2 asistencias, 1,5 rebotes y 1,3 robos con un 43,3% en triples. Ante Boston Celtics, en el sexto partido para definir la serie de primera ronda, fue muy importante con 14 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias, tirando 4-6 en triples.

Carlos Delfino

Del rookie más viejo de la historia de la NBA pasamos al argentino que debutó más joven en la mejor liga del mundo. Carlos Delfino se estrenó en la NBA con 22 años, vistiendo la camiseta de Detroit Pistons en la temporada 2004-2005. El santafesino la tenía difícil para ingresar en el equipo de Larry Brown que terminaría esa temporada como campeón: además sufrió una lesión y solamente jugó 30 partidos, quedando fuera del plantel de Playoffs.

Promedió 3,9 puntos, 1,8 rebotes, 0,7 robos y 1,3 asistencias en 15,3 minutos en esos encuentros, siendo titular en cuatro de ellos, dos al terminar la fase regular. Su mejor partido fue uno de los primeros en la liga: 17 puntos en 19 minutos desde el banco contra Denver Nuggets en noviembre de 2004.

Fabricio Oberto

En la 2005-2006, después de que San Antonio Spurs consiga el tercer título de su historia en la NBA, el pivote cordobés Fabricio Oberto se sumó a los texanos para ser compañero de Manu Gínobili y compañía. Fabri ya tenía 30 años y mucha experiencia en Europa para aportarle a San Antonio. En la 2006-2007 tendría un buen rol, siendo titular en el equipo campeón, pero en su primer año Gregg Popovich no le dio tanto lugar.

Fabri promedió 1,7 puntos y 2,1 rebotes en 8,3 minutos de esta campaña de novato, habiendo disputado 59 encuentros, todos como suplente. En uno de ellos llegó a doble dígito en anotación: 10 tantos frente a Charlotte Bobcats el 24 de enero de 2006. En más de la mitad de los partidos no anotó. Igualmente en los Playoffs tuvo algunas chances: pisó la cancha en cuatro partidos de la serie de Primera Ronda vs. Sacramento Kings y en tres del choque de Segunda Ronda frente a Dallas Mavericks.

Pepe Sánchez

El primer argentino en pisar una cancha de la NBA, Juan Ignacio "Pepe" Sánchez, disputó 29 partidos como rookie a los 23 años. Actuó en 24 encuentros con Philadelphia 76ers y en otros cinco con Atlanta Hawks, promediando en total 0,7 puntos y 1,4 asistencias en la 2000-2001, con una media de 5,2 minutos por encuentro.

Su mejor partido desde lo estadístico fue uno de 4 puntos y 3 asistencias con los Sixers ante Washington Wizards en diciembre del 2000. Pepe vivió de cerca como Philadelphia llegó a las Finales ese año con Allen Iverson a la cabeza, pero no formó parte del plantel activo en Playoffs.

Rubén Wolkowyski

El otro argentino que plantó la bandera en la NBA en la 2000-2001 fue Rubén Wolkowyski. El pivote chaqueño se sumó a Seattle Supersonics directamente desde la Liga Nacional de Básquet con 27 años y contó con más oportunidades que Sánchez en los primeros tiempos. El entrenador Paul Westphal confiaba en él y le dio un promedio de 13,3 minutos en cancha en sus primeros 12 partidos, con el "Colo" promediando 3,3 puntos y 1,8 rebotes. El cambio de entrenador (quedó Nate McMillan) lo relegó al argentino, que con McMillan pisó la cancha en 22 encuentros de 67.

En total la experiencia de Wolkowyski como novato en la NBA lo tuvo con 2,2 puntos y 1,4 rebotes de promedio, jugando 9 minutos de media. En su último encuentro en los Sonics pudo ser titular por primera y única vez en la liga y terminó con 3 puntos, 4 rebotes y 2 tapones frente a San Antonio Spurs.

Nicolás Laprovittola

Fueron apenas un par de meses a fines de 2016, pero Nicolás Laprovittola pudo ser el tercer argentino en vestir la camiseta de San Antonio Spurs de forma oficial. El base oriundo de Morón llegó a la liga con 26 años y tras superar el training camp pudo disputar 18 partidos con los Spurs, promediando 3,3 puntos y 1,6 asistencias en 9,7 minutos.

Además en tres encuentros fue titular y en dos partidos llegó a anotar en doble dígito: 11 puntos contra LA Clippers y 10 tantos contra Minnesota Timberwolves. Fue cortado el 27 de diciembre de 2016, cerca de llegar a la mitad de la temporada.

Nicolás Brussino

En la 2016-2017 se estrenó otro argentino en la NBA pero en su caso duró toda esa temporada completa y fue cortado durante la 2017-2018. Nicolás Brussino fue contratado por Dallas Mavericks directamente desde la LNB, con 23 años. El perimetral promedió 2,8 puntos, 1,8 rebotes y 0,9 asistencias en 9,6 minutos por partido con los Mavs, jugando 54 encuentros y siendo titular en dos ocasiones.

Esos dos partidos desde el inicio fueron lo mejor suyo: 15 puntos y 8 rebotes contra Memphis Grizzlies y 13 tantos, 7 rebotes y 5 asistencias frente a Sacramento Kings, ya cerca del final de la temporada.

Patricio Garino

El último argentino en poner un pie de forma oficial en la NBA también está relacionado con Mar del Plata, aunque este tiene a la "Ciudad Feliz" como su cuna directamente. Patricio Garino disputó cinco partidos con Orlando Magic en el cierre de la temporada 2016-2017, tras haber realizado el training camp con San Antonio Spurs y haber pasado aquella campaña en la G-League. Pato no pudo anotar puntos en sus cinco encuentros con los de Florida, pero se dio el gusto de jugar 8,6 minutos de promedio tomando 1,4 rebotes por partido dirigido por Frank Vogel, el actual entrenador campeón de la NBA con Los Angeles Lakers.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Game 4
Clippers vs. Jazz ¡el cuarto partido en vivo!
Agustín Aboy
Trae Young
Trae Young brillante: 2-2 entre Hawks y 76ers
Agustín Aboy
#Gobert
Se presentaron los quintetos All-Defensive 2020-2021
Agustín Aboy
TOP 5 WNBA
La carrera por el MVP de la WNBA: vol II
Agustín Aboy y Carlan Gay
nba-plain--2804e72f-a65d-4164-bee9-ab55dcfddc4c.jpeg
Philadelphia y una baja que puede doler
Juan Estevez
#Mitchell
Mitchell y los mejores inicios de carrera en Playoffs
Juan Estevez
Más noticias