NBA

Nick Van Exel, el primer gran base tirador de la NBA

Mientras la NBA se rinde a los pies de Stephen Curry, quien parece encaminado a conseguir un nuevo MVP de Fase Regular, nunca está de más recordar a aquellos pioneros que fueron abriendo el paso para jugadores y específicamente bases del estilo de Steph. Y en la jornada en la que está cumpliendo 50 años, la oportunidad es ideal para recordar al primer gran francotirador que brilló en esa posición en la NBA: Nick Van Exel.

El pequeño pero súper talentoso Van Exel llegó a la NBA como pick de 2° Ronda del Draft de 1993, elegido en la posición 37 por Los Angeles Lakers. Sin embargo, rápidamente demostraría estar por encima de ese puesto, ganándose como rookie la titularidad de los angelinos por encima de Sedale Threatt. El oriundo de Wisconsin promedió 13,6 puntos y 5,8 asistencias en la 1993-1994, siendo nombrado al All-Rookie y empezando a dejar su huella de una manera muy particular: con el tiro exterior.

Por supuesto que aquella era una NBA y un básquet muy diferente al actual, especialmente en lo que refiere al uso del triple... y más aún en cuanto al rol del base. Sin ir más lejos, Threatt, titular en los Lakers en la campaña anterior, había anotado apenas 14 tiros de tres en 82 partidos. Uno cada cinco juegos. ¿Van Exel en su primer año? Se fue hasta las 123 conversiones en 81 encuentros.

Sin embargo, sería realmente en su segunda temporada como profesional donde Van Exel acabó consolidándose como el primer gran base francotirador de la liga. Los Lakers le dieron aún más rienda suelta para disparar a distancia y en la 1994-1995 pasó a intentar 6,4 triples por partido, con un muy sólido acierto del 35,8%.

Los 2,2 triples que anotó por presentación en ese torneo serían la mejor marca entre los actuales guardias de los Lakes, aún en una NBA muchísimo más inclinada hacia el perímetro: superaría los 2 de media de Wayne Ellington, los 1,6 de Malik Monk, los 1,4 de Russell Westbrook y los 1, de Avery Bradley, entre otros.

Hasta ese entonces, la NBA nunca había visto números semejantes. Ni de un base, ni de nadie. El único que previamente había intentado al menos esa cantidad de tiros externos había sido Michael Adams en los Nuggets de la 1990-1991. Sin embargo, lo hizo con apenas un 29,6% de conversión. Van Exel redobló la apuesta, no solo con volumen sino también con eficacia. Y desde entonces, nunca más frenó.

Desde su llegada a la NBA en aquella 1993-1994, hasta su retiro en 2005-2006, Van Exel se terminó de transformar en el mejor base triplero de esos años. Durante ese tramo convirtió 1528 tiros de tres, sacándole un campo de distancia a su más inmediato perseguidor: Tim Hardaway padre con 1193... ¡más de 300 triples de diferencia entre Nick y el resto! Aún más lejos quedaron Damon Stoudamire con 1127, Mookie Blaylock con 1121, Jason Kidd 1112, Gary Payton con 1089, Chauncey Billups con 1024 y Lindsey Hunter con 1013. Nadie más superó los 1000.

Nick the Quick jamás llegó a ser una súperestrella (solo disputó un All-Star), pero su legado queda como uno de esos adelantados en el tiempo que seguramente hubieran tenido otro tipo de carrera de haber nacido diez años más tarde. En su cumpleaños 50, valía la pena reconocerlo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Duarte
Indiana y la mayor sorpresa del 2022
Juan Estevez
Chris paul
Phoenix apagó el ascenso de los Mavericks
Juan Estevez
lebron steph
LeBron y Steph, los más votados en el 3er recuento
Sergio Rabinal
doncic
Doncic y una noche para reencontrarse
Sergio Rabinal
Lonzo Ball (Chicago Bulls) takes on younger brother LaMelo Ball (Charlotte Hornets)
Lo que sabemos de la lesión de Lonzo Ball
Sergio Rabinal
Facundo Campazzo
Campazzo: "Si consumís lo que viene desde afuera es dañino"
Leandro Fernández
Más noticias