);
Boston Celtics

Boston Celtics vive un inicio de temporada que lo ilusiona con volver a las Finales de la NBA

Fue un receso de noticias fuertes el que vivió Boston Celtics hace unos pocos meses. Kyrie Irving y Al Horford, los líderes del equipo en el perímetro y la pintura, se marcharon como agentes libres a dos rivales de la Conferencia Este: Brooklyn Nets y Philadelphia 76ers, mientras que otros jugadores importantes de la rotación como Marcus Morris, Aron Baynes y Terry Rozier III también se fueron sin nada a cambio (en el traspaso de Baynes recibieron una primera ronda del Draft de 2020 pero entregaron el pick 24 de 2019). Para cubrir esos huecos llegaron un All-Star como Kemba Walker, el pivote Enes Kanter, que hasta ahora jugó sólo dos partidos debido a una lesión, y muchos rookies.

MÁS | La bestialidad de Coby White, el rookie de Chicago: le metió ¡7 triples en un cuarto! a New York

Sin embargo, el rendimiento del conjunto dirigido por Brad Stevens está siendo mucho mejor que lo que se haya visto en cualquier momento de la "Era Irving" y Boston no sólo lidera la Conferencia Este, sino que con récord de 8-1 vive su mejor arranque en los primeros nueve partidos desde la campaña 2009-2010, cuando llegó a las Finales de la NBA por última vez.

La apuesta fuerte se basó en buscar una mayor producción de los jugadores importantes que quedaron del año pasado y les está saliendo muy bien: Jayson Tatum pasó de promediar 15,7 puntos (37% en triples) y 6 rebotes a 19,4 puntos (42% en triples) y 7,7 rebotes por partido. Jaylen Brown creció de 13 puntos (46% de campo) y 4,2 rebotes a 19,8 puntos (53% de campo) y 7,2 rebotes.

Los números de Marcus Smart no se alteraron tanto: de 8,9 puntos, 4 asistencias y 2,9 rebotes subió a 11,1 puntos, 4,7 asistencias y 3,2 rebotes, pero sigue rindiendo en defensa como pocos jugadores de la NBA pueden hacerlo y está intentando más triples (6,6 por partido, con un respetable 37% de efectividad). Gordon Hayward, que se perderá las próximas seis semanas por una fractura en la mano izquierda, refleja el mayor crecimiento: volvió a tener números de All-Star. De 11,5 tantos, 4,5 rebotes y 3,4 asistencias mejoró a 18,9 puntos, 7,1 rebotes y 4,1 asistencias.

MÁS | 4 claves de la genial recuperación de Indiana Pacers, otra vez protagonista en la Conferencia Este

El cambio de Walker por Irving tiene mucho que ver en todo esto. Kemba no sólo está convirtiendo más que el Kyrie de la 2018-2019, sino que contribuye a un mejor circulamiento del balón en ataque, sin resignar la capacidad de hacerse cargo de las ofensivas en el último cuarto (en el que promedia 8,8 puntos con 48,8 % de campo).

Invictos en casa

Al menos hasta este miércoles, antes de enfrentarse con un débil Washington Wizards, Boston Celtics acumula cero derrotas en el TD Garden. Cuatro partidos es una muestra extremadamente pequeña para hablar de su fortaleza como local, pero toma otro color si vemos a quiénes superó: Toronto Raptors, Milwaukee Bucks, New York Knicks y Dallas Mavericks. Exceptuando a los Knicks, que tienen el peor récord de la liga, los otros tres son equipos que hoy ocupan puestos de Playoffs y en el caso de Toronto y Milwaukee son dos de los potenciales rivales de la postemporada.

Las cuatro victorias le costaron a Boston (a los Knicks de hecho le ganaron con un doble de Tatum en el último segundo), pero en todas se llevó el triunfo gracias a un gran último cuarto, en el que siempre anotó más puntos que su rival. Un dato que demuestra la capacidad de resolución del equipo en el momento más importante del partido.

2009-2010, el último equipo finalista

Como dijimos, para encontrar un comienzo así de los Celtics hay que retrotraerse a la temporada 2009-2010, con un equipazo conformado por Rajon Rondo, Ray Allen, Paul Pierce, Kevin Garnett y Kendrick Perkins. Ese equipo dirigido por Doc Rivers comenzó aquella campaña con dos largas rachas de victorias que lo dejaron 20-4. Después, con algunas ausencias de KG y PP, fue perdiendo algo de ritmo y terminó cuarto en el Este, con un balance de 50-32, pero en los Playoffs se cargó al Miami Heat de Dwyane Wade (4-1), a los Cleveland Cavaliers de LeBron James y Shaquille O'Neal (4-2) y al último campeón del Este, el Orlando Magic de Dwight Howard (4-2).

En las Finales no pudieron con Los Angeles Lakers, tras llegar con ventaja de 3-2 a los últimos dos partidos en California y de estar arriba en el marcador a seis minutos del final del último juego. Hoy los Lakers son los líderes de la Conferencia Oeste. 10 años después, ¿se dará de nuevo la final más repetida en la historia de la NBA?

Una similitud entre estos dos equipos de Boston separados por una década es como reparten el goleo: en los dos conjuntos, los cinco jugadores con más minutos en cancha promedian al menos 10 puntos por partido. Los Celtics actuales reparten 94,2 tantos entre Walker (25), Brown (19,8), Tatum (19,4), Hayward (18,9) y Smart (11,1), mientras que los de Doc Rivers anotaban 72,7 entre Pierce (18,3), Allen (16,3), Garnett (14,3), Rondo (13,7) y Perkins (10,1).

Si, en 10 años cambió muchísimo el básquet en la NBA y ese Boston intentaba la mitad de triples que el equipo actual, pero ninguno de los dos se caracteriza por ser un equipo que abuse de ese recurso, estando ambos en el medio de la tabla en cuanto a equipos con más tiros de tres puntos lanzados durante la temporada.

Otro punto de similitud es la fortaleza defensiva (el número de puntos permitidos por 100 posesiones de los dos es menor a 104), algo que se viene a la cabeza con solo ver los nombres de algunos jugadores.

En esa temporada Boston tuvo tres All-Star: Kevin Garnett, Paul Pierce y Rajon Rondo. Puede llegar a repetir ese número o hasta incluso superarlo, con Kemba Walker casi como una fija y Tatum, Brown y Hayward con posibilidades. Rajon Rondo fue el único premiado a fin de temporada, elegido en el quinteto defensivo ideal, logro que Smart va en buen camino para repetir después de haber obtenido por primera vez en la 2018-2019.

Otros grandes inicios de temporada

En las 74 temporadas que lleva en la NBA, Boston ganó ocho de sus primeros nueve partidos en 16 oportunidades, más del 20% de las veces, una cifra increíble como sus 17 títulos. En ocho ocasiones de estas terminaron como campeones, en 11 llegaron a las Finales y solamente una vez ni siquiera alcanzaron las Finales de la Conferencia Este: fue en 2008-2009, cuando cayeron por 4-3 frente a Orlando Magic, posterior finalista.

Temporada Tras 9 PJ Récord final Resultado final
1957-1958 9-0 49-23 Finales
1964-1965 9-0 62-18 Campeones
1972-1973 9-0 68-14 Finales de Conferencia
1959-1960 8-1 59-16 Campeones
1961-1962 8-1 60-20 Campeones
1963-1964 8-1 59-21 Campeones
1966-1967 8-1 60-21 Finales de Conferencia
1967-1968 8-1 54-28 Campeones
1981-1982 8-1 63-19 Finales de Conferencia
1983-1984 8-1 62-20 Campeones
1984-1985 8-1 63-19 Finales
1985-1986 8-1 67-15 Campeones
2007-2008 8-1 66-16 Campeones
2008-2009 8-1 62-20 Semifinales de Conferencia
2009-2010 8-1 50-32 Finales
2019-2020 8-1 ¿? ¿?

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Kawhi Leonard Paul George
PG13 y Kawhi: 88 puntos entre los dos
Agustín Aboy
Giannis Antetokounmpo
¡17 triunfos seguidos para Milwaukee!
Agustín Aboy
Monty Williams, Ricky Rubio
Los Suns y el legado de la Identidad Spur
Juan Estevez
Harden
Harden volvió a hacer más de 50 puntos
Agustín Aboy
LeBron
Lakers derrumbó el invicto del Heat en Miami
Agustín Aboy
Spurs
La atípica temporada de los Spurs
Agustín Aboy
Más noticias