Boston Celtics

El bajo rendimiento de Boston Celtics desde el All-Star: cinco derrotas y cuarta peor defensa

No está siendo la temporada de Boston Celtics. Lo conseguido en los pasados Playoffs pertenece ya a un pasado excesivamente remoto para sus aficionados, casi como una excepción. La temporada 2020-2021 está pasando factura a uno de los proyectos más rentables y que mejores resultados ha tenido en la Conferencia Este en el último lustro, con presencias constantes en las Finales de Conferencia y siempre rindiendo a un alto nivel. Pese a ello, las diferentes circunstancias que han afectado al plantel, tanto deportivas como extradeportivas, en última instancia están haciendo de este un curso complicadísimo para los de Brad Stevens.

Un nuevo ejemplo de esta dinámica quedó patente en el último partido contra Memphis Grizzlies, donde sin Jayson Tatum, los verdes tuvieron que remontar tras un negativo tercer cuarto, llevando el encuentro a la prórroga para caer finalmente por 132-126. "Teníamos esta victoria, la teníamos", se lamentó Jaylen Brown en rueda de prensa. "Jugamos realmente duro, muchos dieron un paso al frente, una mejora dentro de roles que no suelen tener. Estuve orgulloso por ello, podríamos haber ganado".

MÁS | Ja Morant le dio a Memphis Grizzlies el triunfo ante un Boston Celtics sin Jayson Tatum

Con esta derrota, los Celtics confirman su negativo inicio de la segunda mitad del calendario, por el cual han sumado un total de 5 derrotas en 7 partidos disputados. Algo que contrasta con lo sucedido justo antes del parate, cuando el equipo, acortando la rotación y los minutos, encadenó 4 victorias consecutivas que sirvieron como oxígeno. Nada más lejos de la realidad. Desde entonces los de Stevens han pasado de estar en la media de defensa de la liga, ubicados como el 16º clasificado con 111,7 de rating defensivo, a convertirse en la 4ª peor con 116,0 tras la reanudación.

El incremento en el rendimiento ofensivo, efecto del aclimatamiento definitivo de Kemba Walker (de 112 a 115 en rating ofensivo) no está siendo suficientes para sacar a Boston de una compleja situación que amenaza con poner en jaque su temporada.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí.7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Ahora mismo los verdes se ubican en la 8ª posición del Este con una marca negativa de 21-22, un contexto extraño para el equipo que ha acostumbrado recientemente a colocarse en zona de factor cancha. Pese a esto, el hecho de que la Conferencia esté más compactada que nunca hace que Boston tenga a tan solo 1 partido de distancia el 4º lugar y -en lo negativo- a 4 la posibilidad de quedarse fuera incluso del Play-In.

En la era Brad Stevens, llegados a este punto la tendencia solía ser al alza, estando ubicados en una posición mucho más cómoda y relajada. La singularidad del presente curso, el hecho de que haya un menor número de partidos y que estos sean cada menos tiempo hace que todo ajuste sea más complejo y que las dinámicas puedan enquistarse. Sin ir más lejos, alcanzado el encuentro número 43, únicamente en 2014 y 2015 se tenía balance negativo, teniendo 14-29 y 16-27 respectivamente. Quizás lo más parecido sucedería al año siguiente donde firmaron un 22-21.

No obstante, la reducción de 82 a 72 partidos en este curso hace que la comparativa no sea del todo real, por lo que la proporción sería del encuentro número 48 del curso. Aquí es donde queda claro el complicado contexto en el que se encuentran los Celtics, ya que para estas alturas de campaña entre 2020 y 2016 la franquicia siempre ha estado con registro positivo. Siguiendo con la comparativa de 2016, en aquella ocasión los de Stevens marchaban 27-21 en la temporada, mientras que en las dos anteriores la tendencia apenas varió con 18-30 en 2015 y 15-33 en 2014.

MÁS | La última hora del mercado de traspasos

Más allá de los resultados y los datos, en los dos últimos encuentros Boston ha dado muestras de poder salir pronto de esta dinámica negativa, con un Marcus Smart más adaptado al contexto competitivo, con Jaylen Brown en mejor forma y, en definitiva, con el equipo manteniendo un estilo de juego más acorde a sus estándares.

"Las últimas dos noches se ha parecido más a nuestro básquet", aseguró Stevens. "Así que estoy decepcionado porque no jugásemos mejor en la prórroga. Creo que el movimiento de balón se detuvo demasiado, quizás por una cuestión física, porque estos chicos han estado jugando más minutos de lo habitual".

"Todo se trata de crecimiento y mejorar", sentenció Brown. "Creo que como unidad, si somos capaces de seguir en la misma dirección vamos a salir del bache, creo en eso".

Algo que no será en absoluto sencillo ya que los Celtics tienen el 11º calendario más complicado de toda la NBA teniendo que medirse a los Milwaukee Bucks en los próximos dos encuentros y con el trade deadline de por medio, lo que podría hacer que la imagen del plantel de Boston cambie drásticamente si así lo considera Danny Ainge.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

luka doncic rick carlisle
¿Qué significa para Doncic la salida de Carlisle?
Nacho Losilla
Dirk Nowitzki
Nowitzki regresa a Dallas como asesor especial
Leandro Fernández
Donovan Mitchell
Mitchell y las dudas físicas rumbo al J6 vs. Clippers
Leandro Fernández
joe harris
Joe Harris y el desplome tirador de Brooklyn
Nacho Losilla
giannis antetokounmpo
🎥Giannis y su dominio en la pintura contra los Nets
Nacho Losilla
Kemba Walker, Al Horford
Traspaso Boston-OKC: Kemba Walker por Horford
Leandro Fernández
Más noticias