);
Playoffs 2020

NBA Playoffs 2020: ¿Qué esperar del Juego 5 entre Boston Celtics y Miami Heat? Tres historias a seguir

¿Será la noche en que la temporada 2019-2020 cononcerá a su primer protagonista de las Finales? Esto es lo que intentará concretar Miami Heat, este genial equipo de Erik Spoelstra que ha mostrado un nivel de consistencia y oficio altísimo a lo largo de toda la postemporada, y que lo llevó a este momento tan esperado: un 3-1 ante Boston Celtics que le permite estar a un triunfo de alcanzar la serie por el anillo por primera vez desde 2014, la última aventura del Big 3 de LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh.

Más | ¿Perdieron las alas? Boston Celtics y su desaceleración en Playoffs

Desde las 19.30 México, 21.30 de Argentina (NBA League Pass, más televisación de ESPN para toda Latinoamérica), será momento de Juego 5 en estas Finales de la Conferencia Este, donde los de Brad Stevens tratarán de comenzar una remontada que mantenga con vida su ilusión de campeonato. Vamos con tres historias a seguir en la previa del encuentro.

Boston y sus problemas de ritmo y dinámica ofensiva

Juan Estévez profundizó sobre este tema en la previa. Los Celtics, pese al gran caudal de talento con el que disponen, están mostrando una versión preocupante en ataque que, de cierta manera, los tiene en esta posición de urgencia extrema. Boston se está exhibiendo como equipo lento y que abusa del drible en el ataque estacionado. Y ante una propuesta defensiva como la del Heat, el problema de potencia.

Cuando corrió, Boston fue extremadamente peligroso en la serie. El tema es que lo hizo poco. De hecho, su mejor producción fue justamente en el único partido que pudo ganar, el tercero, cuando la primera línea defensiva fue una peste que generó pérdidas y disparó un ritmo mucho más alto. Si el ataque no acelera y se suma el llamativo abuso del drible de varios de sus intérpretes (como Kemba Walker o Jayson Tatum), la ofensiva y circulación se estancan y Miami se acomoda atrás (ni hablar si se planta en zona).

Momento de reaccionar en este apartado para los de Stevens, o será demasiado tarde.

Las pérdidas y los rebotes

Aquí el talón de Aquiles de los Celtics, sobre todo en el último encuentro. Boston cometió ¡19 pérdidas! frente a Miami, que apenas acumuló 8 errores de balón. De las fallas de los Celtics nacieron 17 tantos para el Heat, que duelen más en un duelo definido por apenas tres puntos. Si a esas posesiones extra le sumamos que los de Stevens también permitieron segundas opciones, el combo es peor. Y si le agregamos el momento, la situación es crítica: en el último cuarto, los de verde permitieron cuatro rebotes ofensivos y cometieron ¡7 pérdidas! que derivaron en 11 unidades para los de Spoelstra. Demasiada ventaja para un partido cerrado.

La progresión de Boston con sus pérdidas es negativa en estos Playoffs, y más allá de la lógica de enfrentarse a mejores defensas, está claro que es un problema que se transformó en recurrente y que limita muchísimos sus opciones.

  • Primera Ronda (Brooklyn): 10,5 pérdidas (1° entre 16), 17,5 puntos permitidos tras pérdidas
  • Semifinales (Toronto): 15,7 pérdidas (7° entre 8), 14,6 puntos permitidos tras pérdidas
  • Final del Este (Miami): 16,0 pérdidas (3° entre 4), 19,3 puntos permitidos tras pérdidas

Ante Miami, los Celtics están permitiendo 19,3 puntos después de sus errores de balón, y 17,5 unidades de segundas oportunidades, en ambos casos los peores registros de los cuatro equipos aún con vida. Cuidar la pelota y el rebote. Dos principios tan básicos como vitales para las chances de cualquiera. Boston necesita recuperarlos para tener chances.

Tyler Herro, con chance de hacer historia

Sí, aún más. Ya hablamos de las marcas que estableció y rompió tras su maravilloso Juego 4, donde anotó 37 puntos y comandó la victoria de Miami. El tema es que este chico de 20 años no parece detenerse. Está teniendo unos Playoffs espectaculares y unas Finales de Conferencia aún más increíbles, que lo tienen promediando 20,5 puntos (50,8% campo), 7,5 rebotes y 5,3 asistencias en 36,1 minutos.

Si consigue meter 13 puntos este viernes, se transformará en el rookie con más tantos viniendo desde el banco en unos mismos Playoffs, marca que por ahora está en poder de Manu Ginóbili, quien sumó 226 unidades en sus 24 partidos del 2003, cuando logró el campeonato con San Antonio Spurs (Herro lleva 214 en 13 presentaciones).

Si suma en doble dígito, igualará los 14 partidos consecutivos con 10 o más puntos como novato que consiguió Jayson Tatum en 2018, y por delante sólo quedarán los 19 de Alvan Adams en 1976. Además, acumula dos encuentros seguidos con al menos 20 puntos. Si repite, igualará la mejor racha para un novato desde el banco desde que se registran titulares y suplentes (1970), que hasta ahora está en poder de Mitch Kupchak (1977).

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Okoro
Cinco representantes del "Morey Ball" en el Draft
Juan Estevez
allison feaster
Allison Feaster: de trotamundos a pionera en Boston
Sergio Rabinal
Klay Thompson
Klay, en el training camp: "Fue divertido ser parte"
Leandro Fernández
Elleby
Draft 2020: CJ Elleby, externo con tiro y rebote
Juan Estevez
Brown
¿Cómo se creó la NBA?
Juan Estevez
Bolmaro
Seigorman: "Bolmaro encaja en el básquet moderno"
Juan Estevez
Más noticias