Brooklyn Nets

La decisión de Brooklyn Nets y el panorama del equipo sin Kyrie Irving rumbo al inicio de la Fase Regular

En apenas una semana, el próximo martes 19 de octubre, Brooklyn Nets será uno de los protagonistas del partido que le dará inicio de la temporada 2021-2022, un curso especial por ser el del 75° aniversario de la liga. El desafío, nada más y nada menos que una visita a Milwaukee Bucks, el campeón que estará de celebración por su ceremonia de entrega de anillos tras la consagración ante Phoenix Suns. Un duelo de gala entre los dos principales candidatos en la Conferencia Este, quienes tuvieron un sensacional duelo en los recientes Playoffs y bien podrían verse las caras en unos meses nuevamente. Hay varios focos de atención para esa noche en el Fiserv Forum, aunque uno de ellos gana terreno y excede al juego: Kyrie Irving.

Más | Kyrie Irving no jugará ni se entrenará con Brooklyn Nets hasta que sea elegible para hacerlo "de manera completa"

Este martes, el GM Sean Marks emitió un comunicado anunciando que el jugador será separado de los entrenamientos y los partidos del equipo hasta que sea elegible de manera completa. ¿El problema? Su negativa a recibir la vacuna contra el COVID-19 se choca con la normativa gubernamental de New York, que exige la vacunación para ser parte de eventos bajo techo. Desde que se empezó a hablar del tema hubo todo tipo de dudas y especulaciones, como la chance de que el base jugara solo de visitante. Esa situación "part-time" es, justamente, lo que quieren evitar los Nets con su decisión.

Ahora bien, ¿cómo llegaron a este punto? ¿Qué se puede leer entre líneas? ¿Qué variantes hay desde lo deportivo? Veamos...

Marks y un manejo totalmente óptimo del tema

"Decisión y elección personal". "Privacidad". Esos términos se escucharon en todo momento alrededor del tema Irving. De hecho, fue recién este martes, en una atención ante los medios posterior al comunicado, que se habló públicamente de "no vacunación". "No estaría hablando de esto si fuera lo contrario", reconoció Marks. Hasta allí, era un tema que estaba sobre la mesa sin decir las palabras, y de cierta manera habla bien de la organización en relación a cómo manejarse con el jugador, quien pidió respeto a su privacidad en su primera (y única) atención ante los medios en el Media Day.

Pero claro, Brooklyn sale bien parado de este problema mucho más allá decir o no decir la palabra vacunación. En las últimas semanas, cada aparición pública de Nash o de los jugadores, entre ellos Durant y Harden, tenía como primer tema de conversación la situación de Irving. Y eso, más temprano que tarde, se iba a convertir en algo incómodo y desgastante. De hecho, el propio Durant reconoció hace unos días que era una tema delicado y que ni siquiera sabía cómo hablarlo (o incluso hablarlo) con Irving. Todos los campeones tienen un fuerte componente de química en su construcción, y tener -como se dice- "un elefante en la sala" iba a ser un problema para los Nets.

Miremos por un momento el inicio del calendario de los Nets: dos primeros juegos de visitante y luego seis seguidos de local por un plazo de dos semanas, para luego afrontar una gira de seis y una nueva estadía de tres. ¿Se imaginan esa situación part-time de estar de visitante y no estar como local? Por más buena relación y respeto que haya con Irving, tarde o temprano eso se convierte en la antítesis de crear una buena química para un equipo que quiere ser campeón. Imaginemos si Brooklyn perdía un par de partidos seguidos sin Irving. ¿Cuánto se le preguntaría a los protagonisas por el ex Cleveland? Sin dudas que bastante, volviendo al clima de la incomodidad.

Con esta decisión de Marks (junto con el Gobernador Joe Tsai), Brooklyn le pone un corte al tema con total lógica. Al cabo, es algo que excede a la franquicia y al propio jugador: se trata de una ciudad (New York) exigiendo por ley una condición que apunta hacia el bienestar sanitario para combatir una pandemia que generó millones de víctimas alrededor del mundo. Y en este caso, una persona (aquí, un jugador de básquet) no estaría cumpliendo dicha normativa para poder hacer una tarea (jugar un partido de básquet).

Con la decisión, además, los Nets no sólo se ahorran las incomodidades que podía llegar a tener el tema si se extendía durante la temporada, sino que de cierta manera protegen a las otras estrellas. Marks contó que todos los jugadores, entre ellos Durant y Harden, fueron notificados de la decisión. Y, a su vez, están lejos de ponerse en conflicto con Irving. Al cabo, pasaron el balón hacia el lado de Kyrie, el único que puede resolver el tema (vacunándose) a menos que New York cambie sus normativas, y en el medio dejan en claro que lo siguen queriendo.

"La esperanza es que podamos tenerlo de regreso, y si pasa lo recibiremos con los brazos abiertos. Tenemos que ver cómo se desarrolla la situación, pero mientras tanto nos enfocaremos en los otros jugadores que quedan en el roster con nosotros. Sin dudas que perder a un jugador como Kyrie nos daña desde el punto de vista de talento, pero nuestro foco como organización debe estar ahora en los que podrán participar de manera total", dijo Marks.

De nuevo: el balón está en poder de Kyrie y de cómo decide en relación a algo que más del 90% de los jugadores de la competición (sí, cerca del total) han hecho: vacunarse.

¿Cómo quedan los Nets sin Irving?

Aquí es cuando otras decisiones de Sean Marks toman un valor aún mayor. ¿La primera? Ejecutar el canje por James Harden. Recuperado de sus problemas físicos y con un verano de trabajo en el medio, no hay motivos para pensar que La Barba no pueda recuperar su nivel estelar y diferencial. ¿Y qué equipo no podría animarse a soñar con cosas importantes teniendo a Harden y a Kevin Durant? Sin dudas, Nash tiene en sus manos a una pareja de estrellas tan o más poderosa que cualquiera en la liga. Y considerando el historial de Kyrie (entre lesiones y cuestiones personales), garantizarse el poder estelar en dos miembros más allá de él es clave.

En el reciente choque ante los 76ers en la pretemporada, Nash optó por el quinteto que tendría sentido para comenzar el año: Harden en la base, Joe Harris como escolta y especialista tirador, Bruce Brown ingresando como comodín y obrero tras un año como revelación, Durant como ala pivote y Blake Griffin como el 5.

Más | El panorama de Brooklyn Nets para la temporada NBA 2021-2022 tras sus movimientos en el mercado

¿Más decisiones acertadas que hoy cobran valor? El fichaje de Patty Mills resultará esencial. Si no está Irving, el ex San Antonio será una opción clave como líder de la segunda unidad y potencialmente cerrando junto a los principales. Veteranísimo probado, con experiencia, que ya sabe lo que es ganar y que no le tiembla el pulso para estar a la altura de grandes desafíos. ¿Otra? Conseguir a Jevon Carter desde los Suns, como otra opción de relevo para la posición. Hubo que entregar a Landry Shamet, quien lucía interesante como tirador pero no encajó en la versión 2020-2021. ¿Otra más? Draftear a Cam Thomas en el 27° lugar del 2021. El mejor anotador de la Summer League y alguien que está luciendo preparado incluso en la pretemporada.

La realidad es que los Nets tienen un plantel cargado de talento y variantes, incluso sin Irving. Sí, tenerlo generaría una diferencia (por algo fue campeón y pieza clave de aquellos Cavs 2016). Pero su baja (al menos hasta que se vacune) no debería ser un problema en la cancha para un equipo que puede seguir soñando como uno de los favoritos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Live
¡En vivo: Lakers busca recuperarse ante Memphis!
Juan Estevez
Seth Curry
Seth se vistió de Steph en el triunfo de los 76ers
Juan Estevez
miles bridges
Charlotte supera a Nets en la segunda parte
Nacho Losilla
Justin Reyes Matt Mooney
Reyes y Mooney, fichajes de experiencia para Capitanes
Agustín Aboy
Wilt Chamberlain
62° aniversario del debut récord de Chamberlain
Agustín Aboy
Tyler Herro
Un Miami desorganizado sin Lowry
Agustín Aboy
Más noticias