Brooklyn Nets

Una ráfaga de James Harden fue suficiente para que Brooklyn Nets vuelva a vencer a Miami Heat

En un partido que recién se abrió en el último cuarto, los Brooklyn Nets mostraron una cara diferente para superar al disminuido Miami Heat por 98-85, quedando con récord de 11-8 en el certamen y dejando a los de Spoelstra con marca de 6-10, en el antepenúltimo puesto del Este.

A pesar de las bajas de hombres claves como Butler, Herro y Harkless, entre otros, Miami fue capaz de dar batalla durante 40 minutos. Al punto que promediando el último cuarto, Brooklyn se imponía por la mínima (81-80). Sin embargo, el cierre sería absolutamente todo de los Nets, terminando con un tramo de 17-5 en su favor que definió la historia. ¿El protagonista principal de ese empuje? James Harden.

Durante los primeros tres cuartos, Harden había mostrado un rendimiento bastante similar al del partido anterior ante Miami, en el que solo tomó ocho lanzamientos: un jugador pasivo a la hora de buscar el aro (al menos para sus características habituales) y mucho más centrado en armar juego para sus compañeros. Hasta esa ráfaga que sentenció el triunfo del local, Harden llevaba apenas 10 puntos, sufriendo con la buena marca del joven KZ Okpala, como así también con las diferentes estrategias defensivas del Heat: desde los atrapes para sacarle la bola de las manos, hasta la clásica zona 2-3 en la que se recuesta el conjunto de la Florida.

Fue recién en la definición donde apareció el Harden de siempre, empezando con su marca registrada: un triple en step-back que adelantó a los suyos por 84-80. Desde allí no paró: sumó otras tres conversiones (un triple y dos dobles), anotando 10 puntos y doblando lo que venía siendo su producción de la noche. Miami ya no tuvo respuesta para semejante ráfaga y vio el partido írsele de las manos.

Harden terminó con 20 puntos, 8 asistencias y un 7-10 de campo, pero más allá de los números, terminó siendo su mejor encuentro desde que llegó a Brooklyn. No por lo hecho durante los 48 minutos, sino por lo decisivo que fue en el momento más caliente.

Claro que no solo fue la mano caliente de Harden la que llevó a Brooklyn al triunfo, sino también su mejor partido defensivo de la 2020-2021. Es cierto que hay que ponerle el asterisco de las bajas del plantel de Miami, pero haber permitido solo 85 puntos, para un equipo que venía recibiendo 126,8 tantos en los cinco partidos desde el traspaso de Jarrett Allen, no deja de ser un avance significativo. Especialmente porque como Harden, brillaron en la hora de la verdad: Miami solo pudo anotar 14 puntos en el último cuarto.

Entre la ráfaga de La Barba y la consistencia defensiva, los Nets lograron compensar una noche apagada de sus otras estrellas: 6-21 de cancha para Kevin Durant y 6-17 para Kyrie Irving.

Por el lado de Miami vuelve a quedar la satisfacción de ver a un equipo competitivo en la adversidad, pero que sigue sin poder conseguir ese extra que les permita dar alguna sorpresa. El que sigue mostrando su altísimo nivel en ese contexto es Bam Adebayo, quien cargó con la ofensiva de Miami durante toda la noche. Luego de conseguir la máxima de su carrera ante Brooklyn con 41 puntos, esta vez Bam terminó con 26 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias.

El progreso ofensivo de Adebayo es notable y se ve reflejado en su avance como tirador. El ex Kentucky está más que doblando sus números de la 2019-2020 en cuanto a disparos en la media distancia y hasta consiguió un triple por segunda noche consecutiva (en ambos casos para ganarle a la bocina). Esa evolución de Bam en su ofensiva perimetral es clave para que se sienta más cómodo en encuentros de este tipo, donde debe asumir el hecho de ser la primera opción ofensiva del equipo. Algo que le hubiera costado mucho más en temporadas anteriores, pero que está cumpliendo con creces en esta 2020-2021.

En cuanto a los otros referentes anotadores de Miami, hubo un buen partido de Goran Dragic con 21 puntos y un 6-9 en triples. Sin embargo, el que no estuvo a la altura de lo que necesitaba su equipo fue Kendrick Nunn, quien lanzó un 5-17 de cancha y un 1-8 en triples. El Heat llegó apenas a un 11-43 en triples, inferior incluso al 11-38 con el que terminó su rival.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jokic
🎥 Histórico e insuficiente triple-doble de Jokic
NBA.com Staff
Ayton Jokic
Phoenix aplastó en Denver y está a un paso del 4-0
Agustín Aboy
Joel Embiid
Philly dominó en defensa y ganó en Atlanta
Agustín Aboy
#Ibaka
Ibaka operado en la espalda: se acabó su temporada
Agustín Aboy
Rudy Gobert
🎥La Posesión: el impacto defensivo de Gobert
Leandro Fernández
Toscano
Toscano, finalista al Premio "Kareem Abdul-Jabbar"
NBA.com Staff
Más noticias