Detroit Pistons

Cade Cunningham y Jalen Green, una rivalidad que vivió su primer asalto en la NBA

Buena parte de las grandes rivalidades de la historia de la NBA han surgido de jugadores provenientes del mismo Draft. Michael Jordan y Charles Barkley en 1984, Allen Iverson y Kobe Bryant en 1996, LeBron James y Dwyane Wade en 2003 o más recientemente Luka Doncic y Trae Young en 2018. Una nueva pareja puja por unirse a esta prestigiosa lista, dos figuras que apenas están dando sus primeros pasos en la competición, pero que prometen y, por supuesto, tienen un talento que les avala como son Cade Cunningham y Jalen Green.

MÁS | Cade Cunningham se llevó el primer duelo ante Jalen Green con la victoria de Detroit Pistons

Sus historias han estado unidas desde prácticamente el inicio de su camino hasta la élite, siguiendo vías diferentes pero siempre parte de la misma conversación. La eterna pregunta de quién es mejor todavía no tiene respuesta, y probablemente no la tenga nunca, pero al menos tenemos una certeza, el primero en golpear ha sido Cade.

El jugador de los Pistons tuvo su mejor partido hasta la fecha ante su máximo rival por el Rookie del año, firmando 20 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 2 robos en 8 de 18 tiros de campo, todo ello para ser clave en el éxito ante Houston Rockets por 112 a 104 en un competitivo encuentro. Cunningham fue el protagonista principal del duelo, aunque Jalen Green no se quedó atrás, "ganándole" la batalla anotadora con 23 tantos en 8 de 20 intentos y sumando 5 rebotes y 2 asistencias.

Ambos se marcaron el uno al otro durante buena parte del duelo en defensa, dejando una bonita estampa y muy representativa de lo que está llamado a ser este duelo. Echemos un vistazo a los números:

  • Cunningham defendido por Green: 0 puntos en 0 de 1 tiros de campo a lo largo de 2 minutos y 10 posesiones ofensivas.
  • Green defendido por Cunningham: 7 puntos en 3 de 8 tiros de campo (37%) a lo largo de 7 minutos y 36 posesiones ofensivas.

Cade fue sin duda el ganador de este particular cara a cara. El novato de Oklahoma demostró tener un extra en ataque y comenzar a estar más habituado al ritmo de juego en la NBA. El jugador de los Pistons se creó sus propios lanzamientos pero también supo esperar a anotar sin balón, además de un gran toque para producir cerca del aro con contacto. No obstante, lo que quiso destacar su entrenador fue su actuación en los últimos compases del partido, los cuales fueron claves para sumar la segunda victoria de la temporada.

"Tiene ese gen. Parecía que cuanto más grande era el momento, mejor jugaba y eso parece ser cierto en este momento", recordó Dwane Casey sobre la primera impresión que tuvo con Cunningham cuando le vio jugar los minutos importantes en NCAA. "Algunos jugadores simplemente lo tienen. Un tipo puede controlar el balón, hacer jugadas en el momento decisivo o en situaciones especiales es algo inusual. Me siento cómodo con él con el balón y le dimos algunas jugadas en la recta final, así que te sientes cómodo haciéndolo. Lo demostró en la Liga de Verano y cuando estuvo en Oklahoma State en la universidad. Esa es una de las razones por las que lo seleccionamos y estamos felices de haberlo hecho".

Cunningham firmó su máxima anotadora en la liga tras 5 encuentros con los Pistons, dando muestras del potencial que tiene, pero todavía con mucho potencial de mejora.

Por su parte, Green tuvo un partido similar a lo que venía haciendo en estas primeras semanas, muy protagonista con el balón, dejando acciones de calidad pero con el desacierto característico de un debutante:

Aunque lo más destacado de su actuación fue el vuelo sobre Cunningham, una de las imágenes de la noche:

"Sucedió, no recuerdo exactamente qué dije. Estaba encendido, tratando de conseguir una canasta así", aseguró Green. Una acción que no hizo más que aumentar la competitividad entre los dos rookies que tuvieron un bonito duelo. "Nada de lo que escuché esta noche tuvo peso, fue todo para las cámaras", dijo Cade sobre el cara a cara contra el #2 del Draft.

Por su parte, Green no arrancó del mejor modo el partido, anotando su primera canasta en juego al final del primer cuarto, pero a partir de ese momento el base despertó y desplegó su arsenal ofensivo. "Traté de que el juego llegase a mi. Cuando tengo tiros los aprovecho, cuando tengo opciones de penetrar las ejecuto", declaró. "Pero es frustrante no ganar. No hay nada por lo que desease perder. Al mismo tiempo, viendo el panorama con perspectiva, somos un equipo joven con mucho talento".

Un primer capítulo para un duelo que puede ser generacional si ambos continuan desarrollándose por la vía que todo el mundo espera, siendo protagonistas de partidos memorables hasta el final de sus carreras. El siguiente asalto entre Pistons y Rockets sucederá el próximo 18 de diciembre en la ciudad de Detroit.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James, Wilt Chamberlain y Stephen Curry
Las mejores rachas de triunfos en la NBA
NBA.com Staff
Suns
Phoenix rompió su récord: 18 victorias seguidas
Juan Estevez
Gabriel Deck
22 minutos para Deck en la debacle de OKC
NBA.com Staff
Grizzlies Jackson Aldama
Las mayores diferencias de todos los tiempos
Juan Estevez
Aldama Brooks
Memphis-OKC: ¡La mayor diferencia de la historia!
Juan Estevez
DeRozan
El señor de los últimos cuartos
Juan Estevez
Más noticias