);
NBA

Carlos Delfino, el único argentino elegido en la primera ronda del Draft de la NBA: ¿lo repetirá Leandro Bolmaro?

El Draft del 2003 es constantemente recordado en la NBA: quedará para siempre como un gran hito histórico por haber sido la noche de la introducción oficial a la liga de un tal LeBron James, escogido por Cleveland Cavaliers con la primera selección.

Ese Draft también queda en la memoria por lo que para muchos especialistas es uno de los mayores errores de la historia de este evento: la selección de Darko Milicic por parte de Detroit Pistons, que tenía el pick 2 y escogió al pivote serbio de 18 años (cumplidos menos de una semana antes del Draft) por encima de futuras leyendas como Dwyane Wade, Carmelo Anthony y Chris Bosh. Los Pistons, que ya tenían armado su quinteto campeón 2003-2004 (Chauncey Billups, Rip Hamilton, Tayshaun Prince, Rasheed Wallace y Ben Wallace) apostaron a futuro y perdieron.

Pero Milicic no fue la única selección que hicieron los Pistons mirando a Europa en aquel Draft: con el pick 25 escogieron al argentino Carlos Delfino, que actuaba en el Skipper Bologna, uno de los equipos más fuertes de Europa entonces. Así el santafesino se convirtió en el primer y hasta ahora único argentino en ser elegido en la primera ronda del Draft de la NBA, el lote hecho para los jugadores que las franquicias creen que más talento y potencial tienen, una entrada a la NBA por la puerta grande en comparación a la segunda ronda en la que llegaron otros casos como Emanuel Ginóbili o Luis Scola.

MÁS | NBA Draft: Todos los argentinos seleccionados en la historia

El "Lancha", que jugaba en Italia desde el año 2000, partiendo desde Argentina siendo un adolescente, ya estaba instaurado en el mercado europeo como uno de los jóvenes más prometedores: con apenas 20 años había fichado por Skipper Bologna y fue titular en 15 de los 16 partidos de Euroliga que jugó en la temporada 2002-2003, aportando 12 puntos, 7,1 rebotes, 1,7 asistencias y 1,7 robos en 31 minutos por partido. En esa campaña europea el equipo superó la primera ronda y cayó en el Top 16. En la Serie A, en tanto, el Skipper Bologna se metió en las Finales, perdiendo 3-1 contra el Benetton Treviso del entrenador Ettore Messina. En la Lega, Delfino también tenía muchos minutos para alguien tan joven: 25 por partido, aportando 9,7 tantos, 5,3 rebotes, una asistencia y 1,8 robos por juego.

Así, el argentino llamó la atención de los scouts de la NBA con facilidad, al mismo tiempo que otro criollo como Manu Ginóbili deslumbraba como novato en San Antonio Spurs. Los Mock Drafts (predicciones) de la época lo ponían al final de la primera ronda, con equipos top de la liga como Detroit, Minnesota Timberwolves o San Antonio Spurs teniendo interés en lo que les podía dar a futuro, sin necesidad de sumar talento ya mismo a sus equipos. El argentino, del cuál destacaban su capacidad de creación de juego y anotación más que el rol de buen tirador de triples y defensor con el que terminó asentándose en la NBA, tenía una cláusula de salida de 800.000 dólares en el equipo italiano, que complicaría su pase inmediato a la NBA para estar sentado en el banco de suplentes de un contendiente.

Finalmente, los PIstons lo escogieron y lo presentaron en la ciudad (con el número 24, aunque terminaría utilizando la camiseta 20 allí), pero para ficharlo esperaron un año, llevándolo tras la obtención del campeonato del 2004.

Carlos Delfino Detroit

La negociación con el Skipper Bologna llegó a buen puerto en 2004, mediante el pago de ese dinero estipulado. Delfino arribó a la NBA con mucha más chapa que la que tenía al momento del Draft: ya era campeón olímpico, aunque en la "Generación Dorada" de Atenas 2004 ingresó por la ventana, tras la consagración en el Campeonato Sudamericano de 2004 junto a Walter Herrmann. Él y Walter fueron los dos que se sumaron sin haber estado en el segundo puesto del Mundial 2002, desplazando a Lucas Victoriano y Leandro Palladino, y el rol de Delfino en los partidos de la fase final fue mínimo: cinco minutos ante Grecia, dos ante Estados Unidos y cuatro en la final con Italia, sin anotar puntos.

Antes de viajar a Atenas, al menos, ya tenía la seguridad del futuro NBA y hablaba con el diario La Nación: "Hubiese preferido llegar un año antes. Ahora voy con otra responsabilidad, no voy a ser ningún tapado, ya me conocen bastante. En Italia recibí regalos, cartas y pedidos de autógrafos de los fans de Detroit. No puedo creer la expectativa que hay. Además, voy al campeón, una obligación extra. Lo único que espero es tener muchos minutos en cancha para mostrarme".

La responsabilidad se debía a la gran temporada 2003-2004 de Carlos en Italia: promedió 12,4 puntos, 6,7 rebotes, 2,2 asistencias y 1,7 robos en 31 minutos por partido en Euroliga, con un 33,8% en triples. El equipo llegó hasta la final de la máxima competición europea, cayendo frente al Maccabi Tel-Aviv, dueño de casa en ese Final Four. En la semifinal el santafesino había estado tremendo, con 27 puntos y 5 rebotes para ganarle en tiempo suplementario al Montepaschi Siena. Se sumaba a la NBA siendo un joven de 22 años pero ya afianzado en el mundo FIBA.

Lo que no pudo ser para el argentino allí fue tener una buena cantidad de minutos en la franquicia de Michigan, dominante en el Este de entonces. En su primera campaña jugó apenas 30 partidos, con distintas lesiones que lo sacaron de la cancha y terminaron siendo un factor importante en el hecho de que quede fuera del plantel de Playoffs, lo que impidió que enfrente a Manu Ginóbili en las Finales de aquella temporada. Delfino promedió 3,9 puntos, 1,8 rebotes y 1,3 asistencias en 15,3 minutos como rookie.

Al año siguiente continuó en el fondo del banco, jugando unos 10,7 minutos de media en 68 partidos de Fase Regular, pero sí hizo su estreno en postemporada, ingresando algunos minutos en las series ante Milwaukee, Cleveland y Miami (los Pistons perdieron 4-2 en las Finales del Este). El gran beneficio que ser elección de primera ronda del Draft le daba al argentino podía terminarse allí: el contrato para ese lote de jugadores es de dos años garantizados con opción de equipo en los dos siguientes. Y lo que es algo bueno se había transformado en algo malo, porque Carlos no disponía de minutos y se quería ir: "Yo me quiero ir de Detroit, pero no quieren; no me dejan. Tengo un año más de contrato y otro con opción a favor de ellos", declaraba en la previa del Mundial de Japón 2006.

En la 2006-2007 Delfino tuvo un poco más de lugar y jugó 16,7 minutos por partido en los 82 juegos de la temporada regular, anotando 5,2 puntos por encuentro, mientras que en los Playoffs ingresó en todos los partidos de la campaña de los Pistons pero volvió a quedar en la puerta de disputar las Finales: Detroit perdió 4-2 ante Cleveland en la definición del Este. Su periplo en la franquicia que lo drafteó finalizó allí, siendo traspasado a Toronto Raptors en junio del 2007.

En Canadá empezó a tener oportunidades de verdad, luego se fue un año a Rusia y el mejor Delfino en la NBA aparecería al retornar de Europa en 2009: fue titular en las tres temporadas que pasó en Milwaukee Bucks y también ocupó un rol importante en Houston Rockets en la 2012-2013, su última temporada en la mejor liga del mundo.

MÁS | El mejor partido de Delfino en la NBA

¿Leandro Bolmaro, tras sus pasos?

A 17 años de la elección de Delfino, otro argentino vuelve a aparecer en el radar de la primera ronda del Draft. Se trata del cordobés Leandro Bolmaro, de 19 años, que actúa en el Barcelona español. El caso de Bolmaro tiene varias coincidencias con el de Delfino: ambos son perimetrales talentosos de buena capacidad atlética que se marcharon muy jóvenes de Argentina, sin haber jugado mucho en el básquetbol de nuestro país y sin haber realizado su debut oficial con la Selección mayor.

Las predicciones del Draft 2020 ubican a Bolmaro entre los puestos 20 y 35 aproximadamente, con muchas chances de ser escogido en la primera ronda. También puede que, como ocurrió con Delfino, su llegada a la NBA no sea inmediata. Estaremos a la expectativa del 16 de octubre, nueva fecha dispuesta para el Draft 2020.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

tom thibodeau
Reporte: Thibodeau-Knicks, reunión buscando DT
Nacho Losilla
raptors, nurse
🎥 Playbook de los Raptors: sistema, datos, filosofía...
Sergio Rabinal
DeMarcus Cousins, Kyrie Irving, Davis Bertans
Regreso NBA, al día: noticias, fichajes, bajas y más
Leandro Fernández
toronto raptors
La pizarra: La clave del éxito defensivo de Raptors
Sergio Rabinal
Marc Gasol Kyle Lowry Pascal Siakam Toronto Raptors
Las tres preguntas a responder por Toronto
Agustín Aboy
Pascal Siakam Andrea Bargnani
Los mejores y peores picks del Draft de Toronto
Agustín Aboy
Más noticias