);
Portland Trail Blazers

Carmelo Anthony, de Portland Trail Blazers, en #NBATogether: "Podemos lograr algo especial"

El ciclo de entrevistas #NBATogether, que es transmitido en vivo en las redes sociales de la NBA, sigue adelante con el periodista Ernie Johnson a cargo y esta vez tuvo como invitado a Carmelo Anthony, uno de los jugadores de mayor experiencia que tiene la liga en la actualidad.

Melo, de 36 años y 18 de trayectoria en la NBA, tocó varios temas: el regreso a la actividad estipulado para el mes de julio, la situación de Portland Trail Blazers en la pelea por clasificar a Playoffs, la situación de protestas sociales en Estados Unidos, su pasado por Denver, New York y Houston y su relación de fuerte amistad con LeBron James.

MÁS | Zion Williamson dio una entrevista en el marco de #NBATogether: "Trato de ser conocido por ser único, el único Zion"

Enfocado pero con dudas

La NBA estará de regreso en el mes de julio y ya habrá actividad oficial dentro de menos de 50 días. Los jugadores harán una mini pretemporada previa, pero tendrán más de 3 meses de inactividad encima. Aun así Anthony, de 36 años recién cumplidos, afirma estar preparado físicamente y concentrado.

"Desde un punto de vista físico, estoy listo, estuve en el gimnasio. Como equipo entendemos que tenemos que estar preparados para la primera vez que la pelota vuele. En Portland tenemos este enfoque distinto al del resto de los equipos. Estamos concentrados, sabemos lo que está por delante de nosotros. Esto será nuevo para todos, un nuevo ambiente, nuevas circunstancias, nuevas oportunidades, tendremos a todo el equipo sano."

Sus dudas rondan respecto a que aún no se ha aclarado del todo la situación que vivirán los jugadores en Orlando, donde se llevará a cabo la reanudación de la liga. Teniendo que definir cosas como las situaciones de aislamiento, los protocolos de testeo de Covid-19 y que restricciones de movimiento tendrán una vez dentro de la "burbuja", Anthony dice que todavía no se aclaró sobre el tema: "En cuanto al hecho de jugar en si e ir hasta Orlando, todavía estoy algo en el aire ya que aún no tenemos todos los detalles. Hasta que no sepamos todo, será difícil comprometerse al 100% con eso."

Eso sí, para Portland Trail Blazers es una gran oportunidad deportiva. La franquicia de Oregon está ubicada novena en la Conferencia Oeste a 3,5 partidos de distancia de Memphis Grizzlies y de momento tendría la chance de un play-in para ganarse un puesto en la postemporada: "Entendemos la situación que enfrentamos de cara a estos ocho partidos. Por eso estamos tan comprometidos como equipo. Desde un punto de vista competitivo se que mis compañeros se sienten igual. Vamos a ir y hacer lo que tengamos que hacer. Podemos lograr algo especial"

"Es una acumulación de muchas cosas que han pasado durante los últimos 400 años"

"Son años y años de disconformidad, de enojo, de frustración. Es una acumulación de muchas cosas que han pasado durante los últimos 400 años. Es el reinicio de un ciclo. La diferencia es que ahora tenemos cámaras y el mundo lo puede ver a través de videos. Pienso que la gente, mi comunidad, simplemente está cansada. Queremos tomar posición." Con esas palabras inició Melo su pronunciamiento sobre la situación actual que se vive en Estados Unidos, de una gran conflictividad tras el asesinato de George Floyd en la ciudad de Minneapolis, una chispa que masificó las protestas sociales en la lucha por la desigualdad racial.

En ese contexto, varios jugadores de la NBA como Jaylen Brown, Juan Toscano-Anderson y el plantel de Milwaukee Bucks estuvieron al frente de varias manifestaciones pacíficas. "Amo ver a mis colegas de la NBA en la primera línea de las protestas de una forma respetuosa. Esos chicos tienen la oportunidad de usar su plataforma, conectarse con la comunidad, dar visibilidad. Adam Silver nos da una gran plataforma para utilizar nuestras voces. Lo que le digo a mis colegas es que continúen haciendo lo que hacen, que sigan usando sus voces, que sigan peleando por lo que creen. Las protestas y las marchas están bien, pero ahora tenemos que volcar eso a una plataforma de ejecución, hay que llegar a las leyes locales, al sistema de educación, hay que trabajar desde esos lugares", dijo Melo, quien en las redes sociales siempre se ha mostrado como un gran promotor de estas causas.

La entrega de los premios Espys del 2016 comenzó con Anthony, LeBron James, Chris Paul y Dwyane Wade, cuatro súperestrellas de la NBA y grandes amigos, dando un discurso de alto impacto sobre estos problemas, enfocado a empujar a otros atletas, que eran gran parte de los presentes en esa ceremonia, a tomar posición.

Según Anthony, el grupo del "Banana Boat" como se llama a esos cuatro amigos, estuvo analizando que realizar en conjunto en un momento como el actual: "Hablamos sobre el tema, discutimos varias cosas, aún no definimos nada en concreto, pero estoy seguro de que ya definiremos algo. Como dije, ahora es momento de ejecutar las cosas, de tener un plan de acción sólido."

Nacido en Brooklyn, New York, y criado en Baltimore, Maryland, con ascendencia latina y afroamericana, Anthony vivió de primera mano durante muchos años la desigualdad: "Pasé los primeros años de mi vida en New York. A los 5, 6, 7 años estuve en un ambiente en el que veía cosas que no se supone que debía ver. Cuando me fui a Baltimore pensé que sería para mejor, sin saber, y cada día que estaba en la calle veía drogas, prostitución, asesinatos, peleas. Eran cosas que prácticamente tenía que aceptar porque no tenía otra opción, aceptar eso y ser un producto de mi contexto. Con 10, 11 años tenía que estar seguro de que mi familia y amigos estén bien. Es mucha presión, mucho estrés. Pero siempre digo que crecer en ese tipo de ambientes te enseña a sobrevivir, pero no a vivir y eso será algo que se quedará conmigo para toda la vida."

"En Nueva York vivía en un departamento ubicado en un primer piso y me despertaba todos los días por el sonido de los disparos de las armas, con tres, cuatro, cinco años", agregó Melo.

"Los dos necesitábamos a alguien así, una figura de hermano"

La amistad de Melo con LeBron James es la más antigua del "Banana Boat": los dos aleros se conocen desde el año 2002, cuando aún eran adolescentes y estrellas del básquetbol amateur. Así recuerda Anthony el primer encuentro:

"La primera vez que hablé con LeBron fue en un torneo realizado en New Jersey en el 2002. Había escuchado sobre él, creo que había jugado contra él alguna vez o lo había visto, no recuerdo bien. Pero si recuerdo que nuestra energía nos llevó a ese momento, a ese hotel en New Jersey. Nuestra hermandad, nuestra amistad, nació ahí. Nos sentamos unas horas en las escaleras de un hotel de New Jersey, la noche anterior a enfrentarnos en ese torneo. Había un respeto mutuo entre ambos. Ahí cerca, en Philadelphia, se estaba jugando el All-Star Game. Charlábamos sobre que Tracy McGrady, Allen Iverson, Shaquille O'Neal, irían a nuestro partido. Los dos necesitábamos a alguien así, una figura de hermano. Yo tengo dos hermanos pero son mayores."

Una anécdota bastante conocida es sobre cuando, estando todos de vacaciones y pasando el tiempo en un yate, LeBron terminó salvando la vida de Melo en el mar:

"Estábamos de vacaciones los cuatro con nuestras esposas y yo soy alguien bastante aventurero, amo estar en el agua. Saltamos al agua y estábamos nadando cuando de repente todos decidieron volver al bote. Yo estaba con la cabeza debajo del agua. Cuando salí a la superficie para respirar vi que estaban en el bote y empecé a nadar en esa dirección, pero la corriente me empezó a empujar para el otro lado, cada vez más lejos. Empecé a gritar y pensaban que estaba haciendo una broma, pero de golpe LeBron saltó al agua, me alcanzó y me tomó con un brazo. Ahí me di cuenta de cuan fuerte era. Me llevó del brazo hasta el bote."

Sin arrepentimientos

En la entrevista, Anthony también tuvo tiempo para mirar por el espejo retrovisor y reflexionar sobre su larga trayectoria en la NBA, una que, con 1.114 partidos jugados en temporada regular, lo tiene entre los 70 jugadores con más encuentros disputados en toda la historia.

"Honestamente, no tengo ningún arrepentimiento sobre mi carrera en la NBA. Trato de vivir sin lamentos. Mi experiencia en Denver fue increíble, ese fue el primer lugar que abrió sus brazos hacia mí como ciudad, como comunidad, que me dijo "eres parte de nosotros". Tuve esa aceptación y orgullo, esa oportunidad de crear algo especial. Mi momento en New York tuvo sus altibajos, pero tuve una gran gran experiencia. New York me cambió de ser un joven a la persona que soy ahora. Aprendí a como manejar muchas cosas, a ver las cosas como son, a poner un escudo alrededor mío, me hizo más inteligente. Me hizo poner las cosas en perspectiva. Quizá lo único que lamentó de New York es que tuve como 200 compañeros distintos en siete años (risas), cuatro entrenadores."

En tantos años, sin dudas que el peor paso para Melo fue el de Houston Rockets en la temporada 2018-2019. Apenas duró 10 partidos hasta ser marginado del equipo. Pero ya es tema del pasado para él: "Ya dejé el capítulo de Houston atrás. Fueron apenas una o dos páginas en mi libro. No tengo enojos sobre eso, tuve mi tiempo para estar enojado, para reflexionar, y ahora ya estoy en otro lugar sobre eso."

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente las de la NBA o sus asociaciones.

Más en NBA.com

Jimmy Butler Goran Dragic Bam Adebayo
Miami, listo para combatir de nuevo
Agustín Aboy
Ginobili Maradona
El ambiente de la NBA despide a Diego Maradona
NBA.com Staff
Bankers Life
Indianapolis recibirá el All-Star en el 2024
NBA.com Staff
Favors
Utah merece atención entre los favoritos del Oeste
Juan Estevez
Rookies
Campazzo y la historia de los rookies veteranos
Juan Estevez
hawks
Los Hawks y su rearme para volver a Playoffs
Sergio Rabinal
Más noticias