);
New York Knicks

Carmelo Anthony y el triángulo ofensivo en New York Knicks: "Pudo ser Michael Jordan"

La etapa de Phil Jackson en los New York Knicks fue turbulenta. Incluso puede que esta palabra se quede corta. Tres temporadas de decisiones polémicas, pocas victorias y decepciones, además de ruido mediático negativo hacia la franquicia. Un periplo como Presidente de Operaciones que terminó mal.

Más | Los mejores momentos del final de "The Last Dance"

El despido de Jackson a manos de James Dolan, propietario del equipo, tuvo lugar en junio de 2017 y fue recibido más que nada como una liberación. Ni mucho menos servía para solucionar los problemas, aunque era percibido como el primer paso en la dirección correcta. Cerca del 2021, los Knicks siguen sin pisar Playoffs y el rumbo del equipo no parece mejor que hace tres años.

"Le dije que no aceptase el trabajo, que allí todo es una locura", cuenta Charley Rosen, autor de la biografía de Jackson al NY Post. "Jeanie (Buss) le dijo que no aceptase. Si se iba a esa distancia, eso supondría el final de su relación". El Maestro Zen tuvo una larga relación de 17 años con Buss, la Presidente de Los Angeles Lakers, que terminó durante su aventura con los Knicks.

"La gente tiene que entender que (Michael) Jordan, (Scottie) Pippen, Shaq (O´Neal) y Kobe (Bryant), todos esos tipos que ya estaban juntos en la NBA, no ganaron nada hasta que llegó Phil. Él llevó a todos ellos al siguiente nivel. Y lo hizo por el triángulo ofensivo", cuenta Rosen.

El asunto es, ¿por qué no funcionó entonces el triángulo en la Gran Manzana? Rosen, que aparece en "The Last Dance", tiene respuesta: Jackson no supo dar con el entrenador adecuado.

Más | ¿Cómo funciona el triángulo ofensivo?

"Contratar a Derek Fisher fue un error por diferentes razones. No estaba listo. Hubo divisiones internas en el staff", cuenta el confidente del mítico entrenador. Sobre el siguiente en el cargo, Jeff Hornacek, dice lo siguiente. "Jeff dijo que conocía el triángulo de cuando se enfrentó a los Bulls. Pero resultó que no lo conocía. Era un tipo muy bueno que se vio intimidado por Nueva York".

Aunque la principal cuestión para Rosen reside en Carmelo Anthony, la estrella del equipo cuando Jackson llegó. Mucho se dijo entonces sobre el encaje de Melo en el triángulo y como el sistema podía florecer sus habilidades anotadoras.

"Carmelo se negó a jugar el triángulo. Phil le renovó porque recibía mucha presión (de Dolan), pero si Carmelo hubiese seguido el triángulo se hubiese encontrado con muy buenos tiros".

"Tenía que pasar la pelota y hacer este juego rápido, donde hubiese terminado con un buen lanzamiento. La defensa hubiese tenido más difícil hacer un dos contra uno. Hubiese tenido tiros abiertos y hubiese estado a uno o dos piques del aro. Hubiese sido un asesino. Hubiese sido Michael Jodan. Imparable. Pero Melo era de catch&shoot y no quería hacer otras cosas", dice Rosen.

Más | Rose, sobre su temporada con los Knicks: "Jackson nos obligaba a usar el triángulo"

También ha hablado sobre Kristaps Porzingis. Pese a que fue una elección del mandato de Jackson, el Maestro Zen no estaba convencido de que en el letón tuviesen una futura estrella. Es por eso que, después de que Porzingis no acudiese a las entrevistas de final de la temporada 2016-2017, comenzó a buscar su traspaso. Más allá de esa rebelión, Jackson ya tenía dudas sobre su durabilidad y su dureza interior.

"Phil vio a otros jugadores más bajitos y fuertes, con un punto de gravedad más bajo, y prefería moverlo. Porzingis tenía poca fuerza en el cuerpo, no tenía fuerza en las rodillas y su juego de pies era torpe". Los planes de Jackson pasaban por moverlo ese mismo verano, pero solo los rumores de traspasar al letón encendieron a la afición e impulsaron a Dolan a su despido tras el Draft.

"Podría haber conseguido a tres titulares, incluido Lauri Markkanen. Finalmente Phil tenía razón y lo traspasaron en 2019 a cambio de nada".

Para terminar, Rosen añade que cree que los años como entrenador de los Bulls en los 90 tampoco ayudaron a que el Garden fuese paciente con el Presidente, que vivía una aventura nueva tras haber triunfado en el rol de entrenador jefe.

"Sí, era un Knick, pero también era el entrenador de los Bulls que habían ganado a los Knicks en los Playoffs. Si consigues muchos éxitos la gente quiere echarte de tu pedestal. Eso es lo que pasó en la prensa de Nueva York. No le dieron el tiempo suficiente. No puedes arreglar la situación en tres años".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

stevens
🎥 El playbook de Boston: sistema, datos, filosofía...
Sergio Rabinal
Celtics
Las tres preguntas a responder por los Celtics
Juan Estevez
Jayson Tatum
Tatum, la esperanza celta
Agustín Aboy
bird, pierce, havlicek
Mejores y peores picks de Boston en el Draft
Sergio Rabinal
Allen Iverson y Ben Simmons
Iverson elogió a Simmons: “Soy un gran fan”
Carlos Herrera Luyando
WNBA
La WNBA 2020 será dedicada a justicia social
NBA.com Staff
Más noticias