);
The Last Dance

¿Cómo sería el plantel ideal de Chicago Bulls solo con compañeros de Michael Jordan?

Elegir el plantel ideal de compañeros de Michael Jordan en Chicago Bulls no es tan sencillo como parece. Si bien el escolta consiguió seis títulos en algo más de una década en los Bulls, lo cierto es que sacando tres o cuatro nombres muy importantes, no tuvo el privilegio de jugar con demasiadas estrellas. Ni tampoco las necesitó, claro.

Con ese desafío en mente, nos propusimos armar el mejor 12 posible, con ciertas normas a respetar.

  • Solo incluiremos compañeros de Chicago. No así de Washington, el Dream Team, All-Star Games, North Carolina, etc.
  • No solo elegiremos a un jugador, sino también una temporada específica de ese seleccionado.
  • Para esa temporada no se tiene en cuenta la 1993-1994, ya que Jordan no formó parte de la misma.
  • El plantel lo pensamos en función de la NBA actual: está diseñado para jugar en la 2019-2020 y no en los '90.

Luego de aclarar esos puntos, ¡empecemos a jugar con nuestro conjunto All-Jordan!

Más | Ordenamos a los cinco jefes finales que debió vencer Michael Jordan para obtener sus seis anillos NBA

Bases

Jordan no ha tenido grandes bases a su lado en Chicago, principalmente porque la propuesta táctica del triángulo ofensivo no lo requería, además de que en la práctica, tanto MJ como Scottie Pippen terminaban ocupando ese rol. Dicho eso, el primer nombre infaltable es el de BJ Armstrong, versión 1992-1993 (fue All-Star al año siguiente, pero no como compañero de Jordan). En él, nuestro equipo consigue a uno de los mejores tiradores de aquel entonces, liderando la liga en porcentaje de triples (45%) durante dicha campaña. Además, se trataba de un armador extremadamente sólido, con una sensacional relación de asistencias (4,0) vs pérdidas (1,0). Un muy buen complemento para un escolta que va a tener el balón en las manos constantemente.

El siguiente pick va de la mano de un jugador de características similares a las de Armstrong: el Steve Kerr de la 1994-1995. Como BJ, el actual entrenador de los Warriors lideró la NBA en porcentaje de triples (52%), empezando a armar su caso como el tirador más efectivo de todos los tiempos (aún hoy mantiene esa distinción, con un 45% en su carrera). Más allá de no aportar demasiado en otras facetas del juego, se trata de otro buen complemento para neutralizar las doble-marcas a Jordan.

Si en Armstrong y Kerr encontramos tripleros, el tercer base necesariamente precisa tener otras características. Y por eso elegimos al John Paxson de la 1990-1991, quien si bien es hoy mayormente recordado por su triple ante los Suns en las Finales de 1993, estaba lejos de ser un especialista en ese aspecto (solo anotó 42 triples en 82 partidos en la temporada que elegimos). ¿Tiros a media distancia? Seguro, muy certero. Pero lo que llevará a Paxson a ver el campo en nuestro equipo pasará por su buena intensidad defensiva y juego físico. Dependiendo del base que tengamos en frente, eso podría terminar siendo sumamente útil.

Perimetrales

Por supuesto que Michael Jordan no se queda afuera de su propio conjunto y en este elegimos su versión 1995-1996. Si bien no fue en la que más anotó (30,4 puntos), sí lo hizo convirtiendo 1,4 triples por partido (máxima de su carrera), con un 43% de eficacia (segunda máxima). En el básquet de hoy necesitamos a un MJ con lanzamiento perimetral y ninguno mejor que el de esa campaña, en la que su equipo ganó 72 partidos de Fase Regular.

La otra elección obvia es la de Scottie Pippen y como en el caso de Jordan, elegimos un año en el que se destacó desde el perímetro: la 1996-1997. Allí anotó 1,9 triples por partido, con un 37% de eficacia, siendo en ambos casos los topes de su carrera. Claro que a eso le sumó 20,2 puntos, 6,5 rebotes y 5,7 asistencias. Lo elegimos como alero, pero en la NBA actual podría desempeñarse en las cinco posiciones.

Con Armstrong y Kerr tomando los mayores minutos como bases y un Jordan al que lógicamente no podemos pedirle un nivel de intensidad del 100% en ambos costados, precisamos un especialista defensivo en la media-cancha. Y quién mejor para ese rol que Ron Harper, quien en la 1996-1997 seguía dando soluciones importantes en ese costado. Dos puntos más en su favor: es otro de los que disfrutaría del básquet sin posiciones de hoy en día (lo usaremos como base, escolta y alero), mientras que si bien nunca se destacó como tirador, en ese año encestó el 36% de sus triples, tomando 2,5 intentos por juego. Nada mal.

Luego de estos tres nombres lógicos, empiezan los problemas y realmente no hay demasiado talento a disposición. Por eso, vamos a seguir reforzando la ofensiva exterior del equipo, con la idea de que la transición al 2020 no sea tan dura para nuestro All-Jordan: cerramos el grupo de externos con el Craig Hodges de la 1989-1990 (48% en triples y ganador del primero de sus tres Concurso de Triples consecutivos) y el Scott Burrell de la 1997-1998 (única en Chicago), siendo uno de los pocos compañeros que ha tenido MJ por encima de los dos metros, con buena mano (35% ese año, 37% en su carrera).

Interiores

El primero de nuestros interiores es otro de esos jugadores versátiles que podrían ocupar cinco posiciones en la NBA actual: Toni Kukoc, a quien usaremos como stretch four (cuatro tirador) para abrir el campo. Elegimos la 1995-1996 del croata, año en el que fue seleccionado como el Mejor Sexto Hombre de la liga, tras promediar 13,1 puntos, 4 rebotes, 3,5 asistencias y un 40% en triples. Desde lo técnico, es sin dudas el hombre grande más talentoso con el que MJ haya jugado en su carrera.

Más | Cuando Scottie Pippen y Michael Jordan 'terminaron' con Toni Kukoc en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992

Por supuesto que no puede faltar el Gusano. El Dennis Rodman de la 1995-1996 nos dará una presencia defensiva clave y un trabajo en los tableros sin igual, en un año en el que bajó un 27% de los rebotes disponibles (mejor marca de la liga y de su carrera en Chicago). Prácticamente no le pediremos que tome lanzamientos, porque claro, para ello ya tenemos otros nombres.

Si bien el Horace Grant de la 1991-1992 jugaba como ala pivote, no tendría problemas en desempeñarse como cinco en la NBA actual. No solo tiene la altura para hacerlo (2,08), sino también la potencia física. En dicha campaña promedió un doble-doble (14,2 puntos y 10 rebotes), además de entregar 1,6 tapas por juego y lanzar un excepcional 58% de campo. Atlético, fuerte, explosivo, buen defensor, eficaz, buen rebotero... todo lo que se busca en un pivote moderno.

Nuestro último pick puede resultar algo engañoso, porque se trata de un jugador que en su tiempo jugaba como alero. Sin embargo, creemos que en la NBA actual su posición sería la de cuatro, por altura (2,06), presencia física y falta de tiro externo. Estamos hablando de Orlando Woolridge, quien compartió equipo con Jordan en la temporada de novato de MJ (1985-1986). Los números del atlético Woolridge fueron muy buenos ese año: 20,7 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias, con un 50% de campo. Y si bien no era un gran jugador de equipo y daba ventajas defensivas, lo usaremos en minutos limitados, cuando apostemos por alguna formación de small-ball para correr la cancha.

¿Podíamos haber optado por Charles Oakley? Es cierto, pero creemos que con Grant y Rodman en el equipo, sumado a que esa clase de jugadores han perdido valor en esta NBA, teníamos mejor opciones que Oak.

Rotación

Llega entonces el momento más difícil: el de ponernos el traje de Phil Jackson y repartir minutos y roles. Veamos.

Tenemos dos fijas indudables: Michael Jordan como escolta y Scottie Pippen como alero. ¿Pero con quién los rodeamos?

En la base elegimos a Armstrong como titular, dejando a Kerr en el banco y a Paxson como tercera opción. Armstrong no solo era un excelente tirador, sino que también un pasador inteligente y cuidadoso con el balón. De todas maneras, dependiendo del partido, nuestra formación de cierre podría incluir al actual DT de Golden State, acostumbrado a tomar (y anotar) lanzamientos claves. Harper será nuestro Sexto Hombre en el perímetro, mientras que Burrell y Hodges ingresarán solamente cuando se precise sumar un tirador.

¿Y en el juego interior? Toni Kukoc no puede faltar. Es el tercer jugador más talentoso de este equipo detrás de Jordan y Pippen. ¿Dará ventajas defensivas en la NBA actual? Por supuesto. Pero la versatilidad de Pippen hará que podamos esconder al croata frente al 3-4-5 menos peligroso del equipo rival. Si jugamos contra Milwaukee, lo emparejaremos con Brook Lopez; si lo hacemos contra Toronto, marcará a Marc Gasol o Serge Ibaka; contra Boston, a Daniel Theis; contra Lakers, a JaVale McGee o Dwight Howard; contra Clippers, a Ivica Zubac o Marcus Morris; contra Denver, a Paul Millsap.

Con Woolridge como nuestro 12° hombre de la rotación, el debate entonces queda en el puesto del cinco titular. ¿Rodman o Grant? Si bien Dennis tiene un nombre mucho más importante, lo cierto es que comparando las versiones de ambos en Chicago y lo que se busca hoy de un pivote, Grant parece ser la mejor opción. Se repartirán los minutos e incluso no tendrían problemas en jugar juntos, si Kukoc está teniendo muchos inconvenientes en la marca. Pero en principio, el Gusano tendrá que salir desde el banco.

Armstrong, Jordan, Pippen, Kukoc y Grant, con Kerr, Harper y Rodman redondeando nuestra rotación de ocho hombres.

¿Cómo le iría a este equipo en la 2019-2020?
Campeón dominante
Sólido equipo de Playoffs
A pensar en el Draft
Created with Quiz Maker

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

stevens
🎥 El playbook de Boston: sistema, datos, filosofía...
Sergio Rabinal
Celtics
Las tres preguntas a responder por los Celtics
Juan Estevez
Jayson Tatum
Tatum, la esperanza celta
Agustín Aboy
bird, pierce, havlicek
Mejores y peores picks de Boston en el Draft
Sergio Rabinal
Allen Iverson y Ben Simmons
Iverson elogió a Simmons: “Soy un gran fan”
Carlos Herrera Luyando
WNBA
La WNBA 2020 será dedicada a justicia social
NBA.com Staff
Más noticias