Chicago Bulls

Chicago Bulls, un equipo sólido que causa "terror" en el ataque rival

Los New York Knicks arrebataron la imbatibilidad de los Chicago Bulls en un apasionante duelo en la noche del 28 de octubre, un duro golpe al equipo de Billy Donovan que generó el deseo al interno del vestuario de mejorar y emularlo en el siguiente partido. Utah Jazz probó de la medicina de los de Illinois en su visita a la Ciudad del viento conociendo por primera vez la derrota en esta temporada 2021-2022, siendo este el último equipo que quedaba invicto en esta campaña. Un triunfo marcado por la dureza defensiva, la exigencia física y la solidez mostrada una vez más por los Bulls que se impusieron por 107 a 99.

Por primera vez en esta temporada y poniendo fin a una racha de 6 encuentros consecutivos, los de Salt Lake City se quedaron por debajo de la marca de los 100 puntos, algo que no sucedía desde el pasado mes de mayo y que la pasada campaña solo ocurrió en 5 ocasiones. Un dato más que a tener en cuenta cuando se habla del Jazz puesto que los de Quin Snyder llevan varios años siendo vanguardia en los dos extremos del campo y exigiendo a sus oponentes prácticamente la perfección para superarles en un solo encuentro de Fase Regular. Algo que sí logró Chicago en la noche del sábado.

MÁS | Miami Heat sigue imparable: datos y estadísticas de un inicio impecable

Los de Billy Donovan dejaron sin argumentos al ataque del Jazz, especialmente en el arranque de la segunda mitad, reduciéndoles a 15 tantos, algo que solo ha ocurrido en 7 ocasiones desde enero de 2019. Un lapso de tiempo que fue vital en la consecución del triunfo y en el que los visitantes apenas sumaron un 29,2% de acierto en tiros de campo, 14,3% al triple y 5 pérdidas. Precisamente este último aspecto está siendo la clave del éxito de la defensa de los Bulls, la cual ahora mismo es la sexta mejor de toda la NBA con 99,3 de ratio defensivo, forzando un total de 20 pérdidas de balón a los de Salt Lake City, el máximo desde el mes de mayo.

No obstante, es de justicia reconocer que Utah en época reciente ha sido un conjunto dado a tener un alto volumen de pérdidas, lo cual no significaba perder el partido, más bien lo opuesto ya que desde la 2019-2020 atesoraban un balance de 13-3 cuando superaban la barrera de los 20 balones perdidos. Es por ello que el triunfo de los Bulls tiene especial mérito ya que concedieron 25 puntos tras pérdida a sus oponentes.

MÁS | Miami Heat sigue imparable: datos y estadísticas de un inicio impecable

"Las pérdidas de balón y los puntos tras pérdidas nos hicieron mucho daño", reconoció Snyder tras concluir el encuentro. "Cuidar el balón es algo importante y, a veces, eso recae en un determinado jugador en una posesión y, a veces, en su colectivo. Ellos no destacan solo por una sola cosa. Su tamaño y atletismo en el perímetro hicieron más difícil para nosotros ganar. El margen de error es mucho menor".

El buen rendimiento defensivo y el forzar pérdidas no son dos aspectos que tengan que ir siempre de la mano. Un hecho que ya lograron en la 2019-2020, cuando los Bulls fueron el equipo que más pérdidas generaron en sus rivales (18,3), el que más robos promedió (10,0) para firmar el 9º mejor registro defensivo (108,9). Por el contrario, en la actual temporada son el 3er equipo que más pérdidas fuerza (18,5), pero el 10º en robos (9,2) y el sexto mejor ratio defensivo.

Pese a todo esto, el triunfo de los Bulls no fue el más bonito de ver, ya que fue un partido lento, trabado, físico, marcado por el contacto. Y ahí, precisamente, es donde mejor parecen moverse los de Billy Donovan con un Alex Caruso excepcional, un asfixiante Lonzo Ball que sumó 4 robos y un inesperado Tony Bradley.

En términos generales los de Illinois están siendo uno de los conjuntos más fiables del poco tiempo que llevamos de campaña, concediendo tan solo una victoria a manos de los Knicks (104-103), aunque midiéndose a rivales que no deberían estar en su mismo lugar de la tabla. Es por ello que este triunfo ante Utah significa tanto para los Bulls ya que refleja que verdaderamente son un equipo a tener en cuenta y que su defensa no debe tomarse a la ligera.

"Creo que tu construyes tu identidad dependiendo de cómo quieras jugar. Este es el partido más consistente que hemos jugado con respecto a nuestra identidad", reveló Billy Donovan. "Creo que corrimos consistentemente la mayor parte del encuentro, jugamos con un ritmo realmente bueno, hicimos un buen balance y llegamos a la canasta. Esto fue, para mí, en términos de identidad, una muestra de cómo queremos jugar. Fue uno de los mejores partidos que tuvimos de principio a fin. No quiere decir que fuésemos perfectos, pero tratamos de establecer nuestra forma de juego y cuándo te entregas a los equipos como lo hicimos esta noche eso nos ayuda".

"En los equipos realmente buenos en esta liga esa consistencia se manifiesta y juegan siempre de la misma manera", continuó el entrenador. "Ellos juegan con sus fortalezas o cómo quieren jugar y lo que tienen que hacer para tener éxito".

Una verdadera declaración de intenciones de los Bulls, que siguen igualando su mejor inicio de temporada desde la 2014-2015 amparados en la dupla Zach LaVine y DeMar DeRozan que hoy sumó 26 y 32 puntos respectivamente, confirmando el acierto que ha sido unir a ambos exteriores. No obstante, los dos todavía tienen que pulir su encaje cuando ambos están en cancha, firmando apenas un +6,7 de net rating, la peor pareja en términos de eficiencia del equipo. Especialmente notoria fue la aportación del ex de los Spurs y Raptors con 13 de 22 en tiros de campo que no fue rival para la defensa del Jazz.

"La vida se basa en prueba y error, ¿verdad?. Se trata de cómo puedes responder a los errores que cometes; ver las cosas que funcionan y tratar de aplicar los cambios al próximo encuentro", comentó el escolta. "Esta noche lo hicimos de manera ofensiva, fuimos agresivos y tratamos de llegar hasta la canasta. Fuimos físicos, luchando el uno por el otro, solo tratando de hacer todo más duro. Hicimos grandes jugadas cuando lo necesitábamos. Tenemos que hacer todo lo posible para ganar a un equipo como este".

Ahora llegará el verdadero momento clave para los Bulls que pondrán a prueba la solidez de su engranaje en ambos extremos del campo con un calendario en el que se medirán a Boston Celtics, Philadelphia 76ers, Brooklyn Nets y Dallas Mavericks. Un panorama que no dará descanso a Chicago en su búsqueda de los Playoffs.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James, Wilt Chamberlain y Stephen Curry
Las mejores rachas de triunfos en la NBA
NBA.com Staff
Suns
Phoenix rompió su récord: 18 victorias seguidas
Juan Estevez
Gabriel Deck
22 minutos para Deck en la debacle de OKC
NBA.com Staff
Grizzlies Jackson Aldama
Las mayores diferencias de todos los tiempos
Juan Estevez
Aldama Brooks
Memphis-OKC: ¡La mayor diferencia de la historia!
Juan Estevez
DeRozan
El señor de los últimos cuartos
Juan Estevez
Más noticias