);
The Last Dance

¿Cómo se formaron los Chicago Bulls tras el retiro de Michael Jordan en 1993?

Pocas noticias han golpeado de semejante manera al deprote profesional como el anuncio de la retirada de Michael Jordan en 1993. Un 6 de octubre de ese año convocaba a la prensa en la previa de la pretemporada para comunicar que a sus 30 años iba a dejar de lado la práctica que lo había convertido en el atleta más famoso y cotizado de todo Occidente.

"No tengo nada más que demostrar en el baloncesto", diría en aquella ocasión. "No tengo más desafíos por los que podría motivarme. No tiene nada que ver con el fallecimiento de mi padre, o la presión de los medios, o cualquier otra cosa que no sea que logré todo lo que pude en el baloncesto". Las razones sabían a poco, pero el calado y la profundidad del acontecimiento auguraban un momento de cambio.

MÁS | Ordenamos a los cinco jefes finales que debió vencer Michael Jordan para obtener sus seis anillos NBA

Aquel anuncio tomó por sorpresa a la gerencia de los Chicago Bulls dejando sin apenas margen de maniobra a Jerry Krause. Con la agencia libre superada meses atrás y con tan solo las incorporaciones de Steve Kerr y Bill Wennington en el mercado era obvio que revalidar el anillo era poco más que una quimera.

Sin el faro que había guiado a la franquicia hacia un éxito sin precedentes desde los Boston Celtics de Red Auerbach, todas las miradas se dirigieron hacia Scottie Pippen, el eterno escudero que finalmente dispondría de una oportunidad para mostrar su valía. El equipo estaba a sus pies y Phil Jackson tendría que reformular todo el sistema para tratar de salvar los muebles.

Plantel y estadísticas

Jugador Posición Altura Estadísticas
John Paxson Base 1.88 m 2,6 puntos, 0,7 rebotes y 1,2 asistencias
Steve Kerr Base 1.90 m 8,6 puntos, 1,6 rebotes y 2,6 asistencias
BJ Armstrong Base 1.88 m 14,8 puntos, 2,1 rebotes, 3,9 asistencias
Pete Myers Escolta 1.98 m 7,9 puntos, 2,2 rebotes y 3,0 asistencias
Jo Jo English Escolta 1.95 m 3,6 puntos, 1,3 rebotes y 1,1 asistencias
Scottie Pippen Alero 2.01 m 22,0 puntos, 8,7 rebotes, 5,6 asistencias
Toni Kukoc Alero 2.08 m 10,9 puntos, 4,0 rebotes, 3,4 asistencias
Horace Grant Ala-pívot 2.08 m 15,1 puntos, 11,0 rebotes, 1,2 tapones
Corie Blount Ala-pívot 2.11 m 3,0 puntos, 2,9 rebotes y 0,5 tapones
Bill Wennington Pívot 2.13 m 7,1 puntos, 4,6 rebotes y 0,9 asistencias
Luc Longley Pívot 2.13 m 7,6 puntos, 5,1 rebotes y 2,1 asistencias
Will Perdue Pívot 2.13 m 2,7 puntos, 2,9 rebotes y 0,8 asistencias
Bill Cartwright Pívot 2.13 m 5,6 puntos, 3,6 rebotes y 1,4 asistencias

La hora de Pippen

La situación derivada del adiós de Jordan generó en la plantilla una pérdida de identidad en aquel arranque de temporada que se tradujo en un inicio de 7 victorias y 7 derrotas. Una problemática que no era del todo desconocida en el seno de los Bulls de Jackson, pero que sin la presencia del mito para salvaguardar los intereses del resto aumentaba no solo la incertidumbre sino que despertaba un recelo importante hacia el elenco de protagonistas. Rápidamente el foco se puso sobre Scottie Pippen que, ya fuese por el desconcierto inicial, falta de ritmo o desacierto no fue capaz de responder de manera destacable en ese arranque, combinando actuaciones sobresalientes de más 25 puntos con otras en las que se diluía con el pasar de los minutos.

MÁS | Desafío a ciegas: ¿Quién sería el base para un Dream Team de los últimos 30 años?

La entrada de un psicólogo deportivo en el equipo bajo la supervisión de Jackson infundiría en la plantilla un efecto sanador, cohesionando poco a poco y ayudando a que la nueva estrella de los Bulls despertase de su letargo. Superados sus problemas físicos iniciales, Pippen sería el alma de una racha de 10 victorias seguidas entre el 26 de noviembre y el 29 de diciembre que hicieron de los Bulls un equipo aspirante de nuevo.

"Nos tomó a todos por sorpresa, pero no cambió nada en términos de lo que teníamos que hacer como jugadores", contó Pippen sobre el adiós de Jordan y el inicio del curso. "Tuvimos que concentrarnos en prepararnos para otra temporada. Tuvimos que seguir nuestras rutinas, seguir entrenando y estar listos para la pretemporada. La retirada de Michael nos abrió la oportunidad de demostrar que aún éramos un muy buen equipo".

En el momento en el que los integrantes de los Bulls asumieron que Jordan no iba a volver ni iba a estar ahí para salvarles fue cuando el grupo comenzó a funcionar. Y lo hizo desde la defensa, lugar en el que Pippen más destacaba, llegando a promediar casi 3 robos, 1 tapón y 8 rebotes antes del parón del All-Star. "Terminó siendo un equipo muy diferente al que había ganado, pero el sistema facilitó a los nuevos jugadores intervenir y comprender la ofensiva", dijo el alero. "La defensa continuó siendo uno de nuestros puntos fuertes".

MÁS | Trivia: ¿Cuánto sabes de la NBA de la década del 90?

1994 sirvió como ocasión inmejorable para que Scottie pudiese destacar como nunca antes lo había hecho. Su momento de gloria sucedería durante el All-Star Game celebrado en Minneapolis donde el jugador de los Bulls se coronó como su MVP tras firmar 29 puntos, 11 rebotes y 4 robos. "Fue un gran logro, pero no necesariamente uno importante en el panorama general", diría años más tarde. "No era nada como ganar un campeonato, por supuesto, o incluso estar en el equipo ideal defensivo. Pude mostrar lo mejor de mi talento en ese día en particular jugando con y contra algunos de los mejores atletas del mundo".

Aquel galardón, unido a su impacto en los Bulls post-Jordan iniciarían una campaña a favor de que Pippen se hiciese con el MVP y durante buena parte del año su nombre estuvo entre los principales candidatos, pero el peso de Olajuwon en los Rockets sería infinitamente mayor, relegándolo al tercer puesto en la votación. "Nunca pensé en tratar de ganar el MVP", dijo. "Nunca pensé en tratar de hacer las cosas como individuo. No es así como quería jugar y no estaba en mi pedigrí. No podría haberme hecho jugar de esa manera", aseguró.

La nueva estrella del equipo demostraría de sobra su valía en ese primer curso sin el mito para ser nombrado All-Defensive y All-NBA en los mejores quintetos del año además de acabar con 22 puntos, 8,7 rebotes, 5,6 asistencias y 2,9 robos por encuentro, siendo esta su mejor campaña en lo individual.

Irrumpe Kukoc

El jugador más codiciado de Europa y el considerado por muchos mejor fuera de la órbita NBA finalmente firmaría con Chicago Bulls tras tres años de insistencia de Jerry Krause. Una llegada en un momento idóneo para Toni Kukoc pues podría disponer de espacio para foguearse así como una presión mediática más reducida de lo que habría sido con Jordan en el equipo. La llegada del croata, amparada en un contrato de 17 millones en las siguientes ocho temporadas, significaba una apuesta firme por un jugador europeo que a ojos de la opinión pública no había demostrado nada y con el que se era sumamente escéptico respecto a su posible adaptación a la NBA.

A decir verdad sus primeros pasos en la liga no fueron nada esperanzadores. Acostumbrado a ser el alma del grupo allá donde jugó y en sistemas abiertos, Kukoc sufrió para poder adaptarse al triángulo ofensivo y poder canalizar todo su potencial a través de este. La anarquía que profesaba el alero croata volvía loco a Phil Jackson y sus primeros partidos así lo evidenciaban con explosiones de 20 puntos y más de un 60% de acierto que sucedían en un abrir y cerrar de ojos. El talento estaba latente, solo había que darle forma.

"A Kukoc le resultó imposible entender por qué yo le concedía tanta libertad a Scottie y a él lo agarraba de la muñeca cada vez que realizaba la misma jugada", contaba Phil Jacksonn. "Intenté explicarle que tal vez parecía que Scottie actuaba libremente, cuando en realidad cada uno de sus movimientos estaba dirigido a que el sistema funcionase más eficazmente. Cuando Toni se desmadraba era imposible saber qué ocurriría a continuación", relataba.

No sería un año fácil para el jugador croata que parecía disponer de un potencial sinigual para la práctica de este deporte pero al que le costaba seguir la férrea disciplina que se había instaurado en el equipo así como la jerarquía de roles que reinaba en la NBA. El papel de Kukoc en ese año rookie vendría desde el banquillo, convirtiéndose progresivamente en el líder de la segunda unidad con casi 13 puntos de media antes del All-Star. El paso de los partidos acabarían por afectar a su rendimiento continuado, golpeándose de bruces con el llamado rookie wall que lo dejaría en apenas 8,8 entre los meses de marzo y abril. Sin embargo, eso no le privaría de formar parte del segundo mejor quinteto de Rookies.

Desenlace amargo

El equipo regresó del All-Star a un nivel excepcional, ganando 21 de los 34 partidos disputados incluyendo una racha de 10 victorias seguidas para acabar 55-27 el curso. En primera ronda esperaban los Cleveland Cavaliers, que no supusieron en absoluto un problema pues los 25 puntos de media de Pippen y la ayuda incondicional de Grant los barrieron en 3 partidos.

Todo ello en un tercer encuentro apretadísimo donde Jackson entregaría la última bola al novato Kukoc en detrimento de Pippen, que entendió aquel gesto como un menosprecio a su rol y jerarquía. Pese a conseguir la victoria, aquella decisión despertó un malestar en el grupo que sería rápidamente atajado por el técnico y que en palabras de sus protagonistas ayudaría a sanar relaciones.

No había tiempo que perder, los Playoffs seguían, llegaba el turno de los New York Knicks.

Los de Pat Riley les tenían muchísimas ganas a los Bulls por sus diferentes encontronazos en los años anteriores y no iban a desaprovechar la oportunidad de acabar con sus "archienemigos" ahora que no estaba Jordan para salvarlos. Se iniciaría así una serie durísima a siete partidos en la que los neoyorkinos se alzarían con el triunfo y cuya historia completa puedes conocer aquí.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Saric
Una pieza más para Phoenix: Dario Saric
Juan Estevez
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brown
Una delegación de la NBPA se reunió con el Papa
Juan Estevez
#Oubre
Oubre y Warriors: "Es un gran encaje para mí"
Sergio Rabinal
Gasol
Gasol y su encaje en Lakers
Sergio Rabinal
Más noticias