Sacramento Kings

Salón de la Fama 2021: el ingreso de Chris Webber y Rick Adelman, un recuerdo a una era especial en Sacramento Kings

A menudo se dice que, en la NBA, un equipo alcanza la inmortalidad una vez que logra el premio definitivo de ganar el título NBA. Pero, ¿qué pasa con los equipos que fueron lo suficientemente buenos como para ganarlo todo, pero que nunca terminaron de concretarlo? ¿Sus historias eventualmente se desvanecen?

Con Rick Adelman y Chris Webber listos para ingresar al Salón de la Fama Naismith Memorial, uno al lado del otro en 2021, no hay mejor momento para recordar que a principios de la década de 2000, los Sacramento Kings daban miedo. Fueron, sin duda, uno de los mejores equipos sin anillo. De hecho, podría ser el mejor equipo que no haya logrado ganar un título NBA.

Más | Salón de la Fama 2021: un recordatorio de la excelencia de Paul Pierce en los escenarios más competitivos

La historia de los Kings a menudo se destaca por su derrota en siete partidos en las Finales del Oeste 2002 ante Los Angeles Lakers, y si bien ese fue el pico de su era, hay que viajar mucho más atrás en el tiempo para comprender completamente el contexto del crecimiento de la franquicia.

En 1985, los Kings se mudaron de Kansas City a Sacramento y, en su temporada inaugural en California, avanzaron a los Playoffs con un récord de 37-45. Durante los siguientes 12 años, Sacramento se clasificó para la postemporada sólo una vez más antes de una trascendente offseason en 1998.

Recién salidos de un récord de 27-55, los Kings se movieron para adquirir a Webber desde Washington Wizards, el 14 de mayo de 1998. En junio, seleccionaron a Jason Williams con la 7ª selección del Draft. En agosto, despidieron al entrenador en jefe Eddie Jordan, estableciendo la contratación de Adelman el 16 de septiembre. Lo que normalmente sería una contratación tardía de un coach fue justo a tiempo, ya que se adelantó a una temporada de cierre patronal que no comenzaría hasta febrero.

Ese comienzo tardío de la Fase Regular también significó que la Agencia Libre se retrasaría, y la offseason se completó con los fichajes de Peja Stojakovic (drafteado en 1996), quien había pasado las dos campañas previas en Grecia, y Vlade Divac, quien una temporada atrás había sido líder de la liga en tapones.

Con Adelman al timón y Webber y Divac en la pintura, los Kings terminaron por encima de 50% de triunfos por primera vez desde que se mudaron a California en 1985, aunque en una temporada acortada por el lockout. Sacramento se ubicó 6° en el Oeste con un récord de 27-23, igualando su total de victorias del año anterior en 32 partidos menos.

Webber, quien en ese momento tenía solo una selección All-Star a su nombre, terminó la temporada promediando 20,0 puntos y 13,0 rebotes por partido (líder de la liga), ganando su mención en el Segundo Equipo All-NBA, primera selección All-NBA de su carrera. Los Kings perdieron en la Primera Ronda ante el campeón defensor de la Conferencia Oeste, Utah Jazz, en un decisivo quinto partido, pero bajo la dirección de Adelman Webber comenzó su ascenso al escalón superior de los interiores estrella de la liga, y se sentaron las bases.

La siguiente temporada vio a los Kings construir sobre esa base, avanzando a los Playoffs como el 8° sembrado para enfrentar a los poderosos Lakers en la Primera Ronda del 2000. A pesar de ser superado, Sacramento les dio a los eventuales campeones un gran dolor de cabeza, llevando a LA a cinco encuentros en el turno inicial, naciendo así una rivalidad.

Webber dio otro salto en la temporada siguiente, promediando 27,1 puntos (el mejor registro de su carrera) junto con 11,1 rebotes y 4,2 asistencias para un equipo de los Kings que ganaría 55 partidos en la 2000-2001. Con sus números monstruosos, se ganó la única selección del Primer Equipo All-NBA en sus 15 años de carrera.

La ofensiva de Adelman aprovechó al máximo la habilidad de pase de sus grandes, lo que significa que el dúo de Divac y Webber estaba en la posición perfecta para prosperar: ambos ganaron selecciones para el All-Star, que fue dirigido nada más y nada menos que por su entrenador.

En cuanto a estilo, el uso de interiores que pasaban fue solo una de las pocas formas en que el equipo de Adelman se adelantó a su tiempo. En 2001 se completó un lapso de tres años en que los Kings de Adelman lideraron la liga en anotación, ya que promediaron 101,7 puntos por encuentro mientras jugaban al segundo ritmo más alto de la liga, con 94,4 posesiones por juego.

Los Kings correrían ante su rival y subirían la puntuación, que es parte de la razón por la que daban tanto miedo. Eso no era posible sin Adelman o Webber.

El año 2001 vio a Sacramento ganar su primera serie de Playoffs en 20 años, pero en Semifinales fueron barridos por un equipo de los Lakers que se iría 15-1 en los Playoffs en su camino a su segundo título consecutivo.

Y luego vino la mágica temporada 2001-2002.

Si hubo un spoiler sobre el final en el inicio del artículo, nuestras disculpas, pero esa temporada fue mucho más de lo que sucedió en las Finales de la Conferencia Oeste. Con un nuevo base en Mike Bibby, los Kings se habían reconfigurado para convertirse en el mejor equipo de la liga, terminando primeros en la Conferencia Oeste con un récord de 61-21, incluido un 36-5 en el aclamado ARCO Arena.

El récord de Sacramento era aún más impresionante si se tiene en cuenta que Webber se perdió 28 partidos. A pesar de perderse tanto tiempo, el interior ganó la mención para el Segundo Equipo All-NBA, con promedios de 23,0 puntos, 9,5 rebotes y 4,5 asistencias por juego.

En los Playoffs, los Kings hicieron un trabajo con sus dos primeros oponentes, eliminando a Utah Jazz en cuatro encuentros y derrotando a Dallas Mavericks en cinco, para avanzar a las Finales del Oeste, donde se enfrentarían a los Lakers por tercera postemporada consecutiva. Y los Kings estuvieron así de cerca...

Sacramento perdió el primer partido, pero ganaría los dos siguientes para tomar una ventaja de 2-1. Los Kings estaban, literalmente, a un rebote defensivo de tomar una ventaja de 3-1, pero Robert Horry hizo lo suyo. Aun así, Sacramento se recuperó para ponerse 3-2, pero estando a una victoria de las Finales no pudo completar el trabajo, perdiendo el J6 por cuatro puntos y cayendo en el séptimo por seis puntos. En suplementario. Y en casa.

Los Kings respondieron ante esa angustiante experiencia con un récord de 59-23 en la temporada 2002-2003, pero Webber sufrió una lesión de rodilla que puso fin a la temporada en el Juego 2 de las Semifinales del Oeste, lo que significó el comienzo del final, ya que perderían esa serie en siete partidos.

Un año después, Sacramento nuevamente avanzó a las Semifinales y nuevamente cayó en siete partidos. Puede que no haya una era de ninguna franquicia que tenga tantos "y si" como estos Kings. Llevaron cinco series al límite mientras lidiaban con lesiones y mucha adversidad. Pero dejando de lado los "y si", esta era será recordada por algunos hechos innegables.

De 2000 a 2004, los Kings acumularon un récord de 230-98 (70,1%), avanzando más allá de la Primera Ronda de los Playoffs en cada temporada, mientras que Adelman dirigió los All-Stars de la Conferencia Oeste en 2001 y 2003, una señal de excelencia sostenida en el banco.

El tramo de Webber de 1998-2003 es donde realmente estuvo a la altura de ser un #1 de Draft. Con promedios de 24,1 puntos, 10,9 rebotes y 4,7 asistencias, fue All-NBA y All-Star en cada temporada.

El ritmo de Sacramento y la prolífica anotación bajo el mando de Adelman fueron innovadores y cambiaron el juego, y la franquicia no ha llegado a la postemporada desde que él los llevara hasta allí en 2006.

Más | Salón de la Fama 2021: Ben Wallace y un camino como ningún otro, de 'undrafted' hacia el estrellato

Adelman nunca ganó el premio al Entrenador del Año por el trabajo que hizo en Sacramento, pero este honor del Salón de la Fama es un tributo a lo que hizo como líder de los Kings y de Portland Trail Blazers. Webber finalmente gana su reconocimiento del Salón de la Fama gracias en gran parte a ese período de cinco años en el que fue sin duda uno de los 15 mejores jugadores de la liga año tras año.

Si alguno de esos equipos de los Kings hubiera roto ese techo de cristal, tal vez este honor hubiera llegado antes para ambos, pero no hay duda de que se lo merecen.

Puede que no hayan alcanzado la inmortalidad en el básquet al levantar el trofeo Larry O'Brien, pero Adelman y Webber lograrán un tipo diferente de inmortalidad juntos, tal como tomaron la liga por asalto juntos hace apenas décadas. La historia de esos Kings vivirá en los pasillos de Springfield.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con los Knicks
Nacho Losilla
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retiro?
Juan Estevez
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la 2021-22?
Juan Estevez
Más noticias