NBA

Las clases de los equipos de la Conferencia Oeste rumbo a la temporada 2021-2022: candidatos al anillo, Playoffs, Play-in y más

Probablemente sea imposible predecir con exactitud qué pasará en una temporada NBA, sobre todo considerando la gran cantidad de variables y condicionantes que se dan a lo largo de un extenso y competitivo curso en la liga norteamericana. Sin embargo, leer las expectativas y aspiraciones de los equipos es un ejercicio más común y preciso, sobre todo en la previa de una campaña. En una teoría idealista, todos querrán ganar los 82 partidos y ser campeón, pero en una lógica realista, cada uno de los 30 participantes tiene un objetivo más preciso y particular dentro de sus posibilidades.

Más | Las clases de los equipos de la Conferencia Este rumbo a la temporada 2021-2022

A poco más de un mes del inicio de la 2021-2022 (y a poco más de dos semanas de la apertura de los training camp), es hora de armar una clasificación previa de los 30 equipos rumbo a la próxima temporada de acuerdo a sus expectativas, armando diferentes clases para agruparlos. Después de ordenar a los de la Conferencia Este, es el turno de ir con el Oeste, esa región eternamente competitiva.

Principales candidatos al anillo

¿Apenas un equipo en el grupo más alto? Sí, ya veremos los motivos. Pero la realidad es que hay que separar a los Lakers del resto, incluso pese a la decepcionante temporada pasada. O quizás hay que hacerlo por eso mismo, ya que apenas hay tres jugadores que se mantienen de aquel plantel, y dos de ellos los líderes de la ilusión: LeBron James y Anthony Davis. Sí, hay que ver cómo encajan todos esos nombres llamativos que llegaron, sobre todo Russell Westbrook, pero si la salud acompaña a las dos estrellas, los de Frank Vogel tienen todo para estar por encima del resto. Plantel veterano, repleto de experiencia y con el potencial para ofrecer muchas variantes en su propuesta. En California quieren el 18° anillo.

Un paso (mínimo) atrás de la pelea grande

No se descubre mucho al decir que el Oeste tiene un nivel de competencia gigante en la parte alta. Es más, probablemente los cuatro de este grupo tengan el mismo deseo de campeonato que los Lakers. Pero también tienen un denominador común: hay algunos cuestionamientos o dudas importantes que, en este caso, los ponen un paso (pequeño) por detrás pese a, en su gran mayoría, coincidir en un gran factor de continuidad en relación a sus planteles.

Phoenix vuelve recargado y son sed de revancha, está claro. ¿Por qué un equipo que hace meses estuvo 2-0 en las Finales no está entre los principales candidatos al anillo pese a mantener su estructura? No parece que lo de la 2020-2021 sea una ventana temporal de un año, pero sí es cierto que ese recorrido dependió mucho de un Chris Paul casi perfecto en cuanto a su físico. Es más, estuvo tocado en las Finales y no pudo pesar como lo venía haciendo. Hablamos de un CP3 que cumplirá 37 años en mayo próximo y que viene del curso más largo de su carrera. ¿Podrá mantener el nivel de excelencia mostrado? Los Suns lo necesitan para repetir.

¿Qué 'frena' a los Nuggets de Facundo Campazzo en la consideración? El cómo regrese Jamal Murray de su grave lesión en una rodilla sufrida en abril pasado. Hasta ese momento, Denver soñaba con el anillo, sobre todo después de lo bien que había encajado Aaron Gordon. Cuando cayó el canadiense, no hubo nivel de MVP de Nikola Jokic que alcanzara para sostener al equipo en la misma línea. Si el base vuelve bien, los de Colorado tienen casi todo para soñar en grande.

¿Y a los Clippers? Otra incertidumbre en forma de lesión en su principal estrella: Kawhi Leonard. En junio, en plenos Playoffs frente a Utah Jazz, sufrió la rotura parcial de los ligamentos cruzados anteriores de la rodilla derecha, algo que se supo varias semanas después, lo que no hizo más que sumar a la mochila de misterio que suele rodearlo a la hora de su físico. De cuándo (y cómo) vuelva Kawhi dependen las chances de los Clippers de aspirar a la corona.

¿Y a Utah? Dominó la última Fase Regular como nadie y mantiene la base, pero en su caso el freno está porque hasta ahora fueron incapaces de trasladar su gran nivel a la postemporada. De hecho, ni siquiera pudieron pasar las Semifinales del Oeste en 2021 pese a que los Clippers no tuvieron a Leonard en el cierre de la serie. El Jazz tiene que romper el techo de cristal para pasar al siguiente nivel.

La clase media (con incertidumbres)

Si los cinco de los grupos previos cumplen con la lógica, eso deja sólo un lugar directo en los Playoffs disponible, lo que no hace más que reforzar ese concepto de extrema competitividad que hay. Y acá llegamos a un grupo en el cual alguno podría estar en el escalón superior, pero las incertidumbres son aún más grandes.

Por ejemplo, los Warriors quieren volver a la elite tras dos años fuera de los Playoffs. Han sumado algunos fichajes veteranos interesantes para la rotación (Iguodala, Bjelica, Otto Porter Jr.), además de profundizar su núcleo joven con el Draft (Kuminga, Moody). Pero el techo no sólo lo pondrá el hecho de ver a Stephen Curry manteniendo el nivel de MVP de la 2020-2021, o a Draymond Green recuperando su gran versión utilitaria, sino que todo estará pendiente de cómo pueda volver Klay Thompson tras más de dos años de inactividad. Volver a la elite depende de cómo sea el retorno del tirador tras dos lesiones de gravedad.

Dallas prácticamente no se movió en la offseason, aunque tuvo un cambio importante en su banco con la llegada de Jason Kidd. ¿Tendrá la capacidad para sacar un plus en Luka Doncic? Esa es una pregunta importante, aunque la excelencia del esloveno estará presente. ¿El gran punto? Encontrar la mejor versión de Kristaps Porzingis. Sin ese nivel del letón, los texanos dependerán de una producción sobrenatural de Luka para aspirar a ganar en la postemporada, algo que ya ha quedado corto en dos años seguidos.

Portland es todo duda: Lillard quiere competir por un campeonato y puso presión como nunca antes, pero la gerencia respondió con un mercado flojo y en donde lejos estuvo de reforzarse el equipo. Sí, siguen (por ahora) Dame y CJ McCollum, pero hay muy poco detrás de un buen quinteto inicial (Powell, Covington y Nurkic, los otros). Muchísimo trabajo para el debutante Chauncey Billups en el banco.

¿Y la duda con Memphis? Ver si puede ratificar el crecimiento de los dos últimos años, sostenido y con resultados que los llevaron a los Playoffs (vía Play-in) en 2021. No será fácil, pero estos atrevidos jóvenes impulsados por Ja Morant han mostrado carácter de sobra para conseguirlo.

'Atados' al deseo Play-in

Si (de nuevo) prima este camino previo, sólo quedaría un lugar disponible para meterse en el Play-in. Y acá llegamos a un grupo también con coincidencias: equipos que han decepcionado (en mayor o menor medida) en los últimos años pese a contar con buen material individual joven, y que desean estar en la conversación por colarse en los Playoffs. Los Kings parecen estancados después de aquella ilusionante 2018-2019 con Dave Joerger como entrenador (39-43). Llegó Walton y no pudo darle el salto que se esperaba, sino que incluso hubo un retroceso (31-41 en los dos últimos cursos). Pero De'Aaron Fox sigue creciendo, Haliburton sorprendió como rookie el año pasado y Davion Mitchell llega para ofrecer su espíritu ganador y competitivo. ¿Se acercarán a romper la sequía? No ven los Playoffs desde 2006.

Los Pelicans tienen una esperanza llamada Zion Williamson en sus manos. Pero también tienen un plantel que parece haber perdido peso en la offseason, para nada ideal si lo que se quiere es aprovechar la capacidad de la bestia. El ex Duke, Brandon Ingram y poco más para ilusionarse.

¿Y los Wolves? Desde el talento hay bastante. Towns, Edwards, Russell... El tema es hacer funcionar ese talento joven, algo que no ha pasado en estos años, donde las lesiones también jugaron su papel. Los de Chris Finch, con cierta continuidad, pueden aspirar a algo más que una temporada de frustraciones como las que vienen teniendo.

Reconstrucción (competitiva)

Cerramos el Oeste con el lote del fondo, con una diferencia en relación al Este, donde dejamos a un equipo en modo reconstrucción total (Orlando). En este caso, los tres casos pueden esperar más destellos competitivos de los que varios pueden imaginar. Los Spurs profundizaron el cambio generacional tras las salidas de DeRozan, Mills y Rudy Gay. Y si bien se apunta al desarrollo de los Murray, Johnson, White y más, no se puede esperar otra cosa que competir más allá de los nombres de un equipo conducido por Gregg Popovich.

OKC ya dejó una lección en la 2020-2021, cuando todos pensaban que tenía un plantel pobre que se iba a llenar de derrotas. Sí, no abundarán los nombres en el Thunder, pero el coach Daigneault sabe sacar lo mejor de sus dirigidos. Es más, que sirva la 2020-2021 como ejemplo: con Shai Gilgeous-Alexander sano, el equipo tuvo récord de 16-19. Sí, hubo apenas seis triunfos en los restantes 37 partidos sin él, pero el canadiense debería estar sano y listo para liderar al grupo una vez más. Ganar será una consecuencia de cuánto puedan evolucionar los jóvenes del equipo.

¿Y Houston? No sólo armó un ilusionante núcleo joven con un excelente Draft (Green, Garuba, Sengun, entre otros), sino que sigue contando con Christian Wood, John Wall y Eric Gordon (más el llegado Daniel Theis) como puente generacional para acompañar a los ilusionantes prospectos. Los Rockets deben darle rienda suelta a los más chicos, pero en el medio pueden ganar más de lo que se espera.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con los Knicks
Nacho Losilla
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retiro?
Juan Estevez
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la 2021-22?
Juan Estevez
Más noticias