NBA Finals 2021

La construcción de Milwaukee Bucks rumbo a sus primeras Finales de la NBA en más de 40 años

Llegar a unas Finales de la NBA no es nada fácil. Que se lo pregunten a la gente de Milwaukee Bucks si no: en Wisconsin llevaban esperando desde 1974 para festejar el logro que han conseguido en esta temporada al dejar en el trayecto a Miami Heat, Brooklyn Nets y Atlanta Hawks. El éxito finalmente fue obtenido y ahora irán contra Phoenix Suns en unas Finales que prometen ser muy interesantes, pero mientras tanto les toca disfrutar el camino, ese que llevaban décadas sin poder recorrer de esta forma.

Siendo los Bucks, el camino es un poco más complicado que para otras franquicias de ciudades con mercados más grandes que una fría Milwaukee de la que, por ejemplo, eligió marcharse Kareem Abdul-Jabbar a mediados de los 70 tras haberle dado a la franquicia su único título en 1971 y aquella última participación en Finales (derrota por 4-3 ante Boston Celtics). Por eso los movimientos bien elegidos y también un poco de suerte deben alinearse para conformar un equipo realmente competitivo, capaz de alcanzar semejante instancia: solamente hay dos finalistas entre 30 equipos que disputan cada temporada de la NBA.

Milwaukee ya venía asomando hace algunos años como un contendiente fuerte de la Conferencia Este: no falta a Playoffs desde la edición de 2016 y ganó un 73% de los partidos de Fase Regular en la 2018-2019 y un 76% en la 2019-2020. Sin embargo, en postemporada se le complicaba la cosa, Giannis Antetokounmpo no lograba el mismo dominio de MVP y apenas una vez habían alcanzado las Finales del Este en estos tiempos (con derrota por 4-2 ante Toronto Raptors).

Más | Cuatro décadas alejado de la gloria: la historia de las últimas Finales de Milwaukee Bucks

Pero todo este proyecto no comenzó en la 2016-2017, cuando Antetokounmpo fue All-Star por primera vez y los Raptors vencieron a los Bucks 4-2 en la primera ronda de los Playoffs. El origen de sus raíces puede ser encontrado en la campaña 2013-2014, en la off season previa a ella.

A mediados de 2013, los Bucks (que habían caído por 4-0 en primera ronda ante el Miami Heat posteriormente campeón de LeBron James, Dwyane Wade y compañía), empezaban a mirar con buenos ojos la reconstrucción. Ese equipo que tenía a Monta Ellis y Brandon Jennings como principales líderes ofensivos no parecía con un techo muy alto: Ersan Ilyasova, Larry Sanders, Mike Dunleavy, JJ Redick y Luc Richard Mbah a Moute eran sus complementos y ya venían con años de mediocridad: su último partido ganado en Playoffs databa de 2010, con Mbah a Moute, Jennings e Ilyasova y otros jugadores como Carlos Delfino o John Salmons.

Su último jugador All-Star había sido Michael Redd en 2004. Las grandes luces hace tiempo que no pasaban por Wisconsin: desde 2001, cuando Ray Allen era su jugador franquicia, que no ganaban una serie de Playoffs. Momento de mover fichas, con John Hammond como GM y Jon Horst como director de operaciones basquetbolísticas, los mismos hombres que habían armado ese equipo de principios de década.

Larry Drew llegó como nuevo entrenador y del equipo anterior sobrevivieron solamente Sanders, Ilyasova, Ekpe Udoh y John Henson, por entonces todos proyectos jóvenes. El resto se armó con la experiencia de Caron Butler, Luke Ridnour y Zaza Pachulia (los dos primeros traspasados a mitad de temporada) y apuestas más a futuro: entre ellas las de OJ Mayo y Brandon Knight, hoy en día fuera de la NBA, pero también las de Giannis Antetokounmpo y Khris Middleton.

El griego fue drafteado con 18 años: se arriesgaron a elegirlo con el pick 15 del Draft a pesar de su única experiencia era en la segunda división de Grecia. Middleton llegó de Detroit Pistons en el canje de Jennings por Knight como un agregado de 22 años que había jugado más en la G League que en la NBA como rookie. El impacto no fue inmediato: Middleton fue titular en casi toda la temporada pero promedió apenas 12 puntos por partido; Antetokounmpo registró 6,8 puntos y 4,4 rebotes por partido.

Milwaukee acabó con el peor récord de la temporada y de su historia: 15-67. Pero consiguió los dos jugadores que ahora lo llevaron hasta las Finales: al año siguiente jugarían como titulares en Playoffs bajo la dirección técnica de Jason Kidd, dos temporadas después ya promediarían al menos 18 puntos cada uno y tres años más adelante los dos serían All-Stars.

¿Cuando comenzaron a llegar las otras piezas de este plantel finalista? Recién en la temporada 2018-2019, la primera campaña de Mike Budenholzer como head coach y la segunda de Jon Horst como GM (Hammond se marchó a Orlando Magic en 2017). Ahí se incorporó a Brook Lopez como agente libre tras un paso regular por Los Angeles Lakers, a Pat Connaughton por la misma vía luego de que haya promediado 12 minutos por partido en tres años en Portland Trail Blazers y a Donte DiVincenzo con el pick 17 del Draft. De perder en la primera ronda del Este pasaron a llegar al sexto partido de las Finales de Conferencia.

Thanasis Antetokounmpo retornó de Grecia a la NBA como agente libre en la 2019-2020 y todo el resto del equipo se sumó este año. De hecho solamente 12 de los 17 jugadores del plantel estaban en Milwaukee antes del pasado mes de marzo. Jrue Holiday fue el golpe fuerte de la última offseason: para conseguirlo dieron a cambio a George Hill, Eric Bledsoe, tres elecciones de primera ronda (contando la de 2020) y dos derechos de swaps de primeras rondas (2024 y 2026).

Bryn Forbes y Bobby Portis se sumaron como agentes libres dentro del poco espacio salarial que quedaba. Jeff Teague llegó en abril tras ser cortado por Orlando Magic (donde no jugó luego de pasar por Boston Celtics). PJ Tucker fue la última apuesta completa de esta gerencia: por él entregaron a DJ Augustin, DJ Wilson y dos primeras rondas de Draft (2021 y 2023). Además Jordan Nwora y Sam Merrill fueron fichados vía Draft, Elijah Bryant y Mamadi Diakité como rookies no drafteados y Justin Jackson y Axel Toupane con contratos de dos vías firmados en abril y marzo respectivamente.

En el medio se les escapó de las manos el fichaje de Bogdan Bogdanovic en la off-season (que habría enviado a DiVincenzo a Sacramento Kings), que terminó con la franquicia siendo sancionadao (no tendrá elección de segunda ronda en el Draft 2022) por haber acordado esa negociación antes del periodo de Agencia Libre.

Con todo esto y a pesar de también haber perdido a Donte DiVincenzo por lesión al iniciar los Playoffs y de haber tenido que jugar sin Giannis Antetokounmpo el quinto y sexto partido de las Finales del Este, los Bucks están en las Finales. Los resultados conseguidos hasta el momento hicieron que todas las apuestas de los ejecutivos tengan buena pinta de momento: empeñaron su futuro pero lograron superar la barrera de su conferencia y consiguieron la renovación de Giannis Antetokounmpo hasta 2025. Ahora están a cuatro partidos de la gloria.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Lakers Warriors
¡Empieza la NBA! Lakers vs. Warriors en vivo
Agustín Aboy
Nets Bucks
¡Empieza la NBA! Bucks vs. Nets en vivo
Agustín Aboy
Durant Russell Abdul-Jabbar
Fueron anunciados los primeros 25 jugadores del NBA 75
NBA.com Staff
LeBron James
¿Qué marcas podría alcanzar LeBron en la 2021-2022?
Agustín Aboy
mikal bridges Deandre ayton
El caso Ayton y las intenciones de los Suns
Nacho Losilla
Stephen Curry, Luka Doncic, Damian Lillard
Las predicciones arriesgadas de la 2021-2022
NBA.com Staff
Más noticias