Dallas Mavericks

Dallas Mavericks y ¿un mercado de oportunidades desaprovechadas?

Entre todos los equipos que habían entrado con cierto espacio salarial al reciente mercado NBA, Dallas y New York eran los que parecían estar más necesitados de hacer movimientos importantes, para terminar de darle un salto de calidad a planteles sólidos, pero no realmente contendientes. Que conjuntos como Oklahoma City o San Antonio no hayan gastado sus millones disponibles en figuras no sorprende, debido a su visión a largo plazo. Mientras que los Knicks sí hicieron esas inversiones lógicas, en nombres como Evan Fournier o Kemba Walker, que ayudarán a mejorar algunos de los defectos de los de Thibodeau.

¿Los Mavericks? Por ahora, muy poco.

Más | Luka Doncic y una primera renovación histórica: comparación con LeBron James y otros cracks del siglo XXI

Es cierto que los Mavs cumplieron con su objetivo principal de extender el contrato de Luka Doncic, pero a decir verdad, nunca hubo dudas de que ese sería el caso. Fuera de eso, renovaron a dos pivotes que no le dan demasiadas respuestas al equipo como Boban Marjanovic y Willie Cauley-Stein, mantuvieron a un buen jugador de rol como Tim Hardaway Jr. por una cifra que parece levemente exagerada (cuatro años, 72 millones) y apenas sumaron dos caras nuevas: Reggie Bullock y Sterling Brown, quienes se espera que apenas peleen por los minutos como principales exteriores suplentes.

En términos de salidas la más relevante pasó por la de Josh Richardson, quien fue canjeado a Boston a cambio de Moses Brown. Un pivote más para un equipo que ya contaba con Maxi Kleber, Kristaps Porzingis, Dwight Powell, Boban Marjanovic y Willie Cauley-Stein. No termina de cerrar. Sobre todo cuando recordamos que menos de un año atrás habían conseguido a Richardson a cambio de Seth Curry.

En otras palabras, en solo meses transformaron a Curry, quien viene de promediar 18,8 puntos con un 51% en triples en los pasados Playoffs con los 76ers, en un cinco con claras limitaciones y poco espacio en la rotación como Brown. De nuevo... no cierra.

Al menos por el momento, los Mavs están teniendo problemas para acompañar la evolución de Luka Doncic con un salto de calidad a su alrededor. Y la falta de espacio salarial ya no puede ser puesta como una excusa, luego de lo que vimos en el último mercado donde tenían varias decenas de millones disponibles. ¿Están esperando a que se libere alguna súperestrella para acelerar a fondo?, ¿aguardan por un posible traspaso de Porzingis?, ¿o simplemente no están logrando encontrar y convencer a jugadores que puedan transformarlos en un animador real del certamen? Solo el tiempo lo dirá.

Después de todo, hablamos de un equipo que no pasa de la 1° Ronda de Playoffs desde que ganó el título en el 2011. Ya 10 años sin poder aprovechar las últimas temporadas dominantes de Dirk Nowitzki, ni estas primeras campañas espectaculares de Luka. El esloveno recién tiene 22 años y toda una carrera NBA por delante, pero es innegable que llama un poco la atención que entrando a su cuarto año en la competencia, todavía no esté mejor rodeado.

Otro problema que se repite en Dallas es la falta de talento joven vía Draft. Obviamente que Doncic ha sido la gran excepción en esa tendencia, pero fuera del esloveno, han sido pocos los novatos que han ayudado a consolidar al equipo. De hecho, en los últimos ocho años solamente draftearon a tres rookies que anotaron al menos 200 puntos totales en su primera temporada: Doncic, además de Jalen Brunson y Dennis Smith. Demasiado poco, sobre todo cuando tenemos en cuenta que tampoco hablamos de una franquicia que suela elegir en los finales de la 1° Ronda. Y si extendemos la búsqueda a 400 puntos totales, encontramos que esos mismos tres nombres son los que únicos rookies que aparecen en la lista desde... ¡2005!

Un déficit que también se ha visto en los últimos drafteados, con nombres como Tyrell Terry, Josh Green o Tyler Bey que de momento ni siquiera han conseguido meterse en la rotación (Bey ya no está en la franquicia). ¿Sus picks del 2021? No tuvieron ninguna.

Sin esa ayuda vía Draft y con pocos movimientos considerables en la Agencia Libre, Dallas sigue luciendo como un equipo demasiado dependiente de Luka Doncic. Y si bien el ex Real Madrid es lo suficientemente dominante como para guiarlos hasta los Playoffs, las últimas campañas han dejado en claro que una vez allí, no alcanza solamente con su presencia.

Luka y los Mavs necesitan sumar calidad para pelear arriba. Y por ahora, continúan apareciendo como un conjunto peligroso ofensivamente, pero sin la fortaleza defensiva (terminaron 20° en la 2020-2021) necesaria como para anotarse entre los favoritos, además de repetir características en varias de sus piezas (¿Bullock no es una versión inferior de Hardaway?, ¿necesitan seis pivotes en el plantel?) y desproteger otras áreas muy importantes. Todo puede llegar a cambiar y acomodarse con algún traspaso importante y veremos qué genera el cambio de entrenador... pero de momento, no parece haber motivos para esperar ver a un Dallas demasiado superior al de los últimos años.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luis Scola
Luis Scola oficializó su retiro como profesional
Juan Estevez
Estrenos
Los 10 estrenos anticipados de la pretemporada
Juan Estevez
SGA
Gilgeous-Alexander y su habilidad histórica
Juan Estevez
Carmelo Anthony
Carmelo: "Será divertido jugar en Lakers"
Nacho Losilla
Aleros
Los aleros que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
nba 2k22
Códigos NBA 2K22
NBA.com Staff
Más noticias