);
Regreso NBA

Luka Doncic y otra función maravillosa con Dallas Mavericks: triple-doble, récord de asistencias y victoria de peso ante Milwaukee

Dallas Mavericks va camino a finalizar en el 7° lugar de la Conferencia Oeste (42-30) y para muchos parece complejo que pueda asustar a LA Clippers (actual 2°) en una virtual Primera Ronda de Playoffs. Para muchos también, este regreso a la postemporada es más bien un primer paso dentro de un futuro que parece iluminado para los texanos. Pero claro, ¿cómo no imaginar que pueden llegar a competir de igual a igual ahora después de lo que vimos en la noche del sábado? No, no sólo se trata de la espectacular victoria en suplementario ante Milwaukee Bucks, el dueño del mejor récord de la 2019-2020 (55-15). Mucho tiene que ver que el líder del equipo es una joya completamente especial llamada Luka Doncic.

Más | Devin Booker lo definió a lo grande y comandó otra victoria de unos invictos Phoenix Suns, cada día más cerca del Play-in

Ante la mejor defensa de la temporada, el esloveno dio una verdadera clínica de básquet total, con un manejo y control de los tiempos absoluto, con el mapa del partido en la cabeza y con un cachetazo a esos datos y actuaciones que indicaban que su papel en el clutch venía siendo flojo. Luka dominó de principio a fin y hasta sacó lo mejor en una definición más que cerrada. El 136-132 ante el conjunto de Giannis Antetokounmpo fue todo un mensaje de este jugador especial que no deja de sorprender.

Vamos con las observaciones del partido, que lógicamente tendrán un denominador común:

  • No alcanzan las palabras para describir lo que hizo Luka ante los Bucks. Ni siquiera sus números, completamente de locos, llegan a describir de buena manera un impacto y dominio que trascendió por completo, con el agregado de ser nada más y nada menos que ante la mejor defensa de la liga. Los Bucks, simplemente, no tuvieron respuesta ante Doncic: 36 puntos (9-15 dobles, 3-9 triples, 9-10 libres), 14 rebotes, 19 asistencias, un robo y apenas dos pérdidas en 42 minutos de acción. Sí, sólo dos errores con el balón ante un equipo como Milwaukee. Brutal.
  • Fue su 17° triple-doble de la temporada, líder absoluto del rubro. De los 17, 12 fueron superaron los 30 tantos, lo que le permite unirse a Oscar Robertson (4 veces) y Russell Westbrook como los únicos en toda la historia de la NBA con al menos 12 triple-dobles de 30 puntos en una misma temporada.
  • Más de Luka: las 19 asistencias fueron su mejor marca personal en la NBA, superando las 17 que dio ante Sacramento en un encuentro en enero de este año. Además, es el mejor registro del curso junto a las 19 que entregó LeBron James el 15 de enero, mismo día en que el esloveno había dado las 17 ante los Kings. Y si miramos a asistencias potenciales (que terminaron en tiros fallados), no queda otra que pensar que la noche podría haber sido aún mejor para él
  • Su última asistencia merece un párrafo aparte: entre las piernas para que Kleber entre solo para enterrarla. El partido ardía y Doncic apeló a un recurso que pinta lo diferente que es. Realmente increíble y maravilloso.
  • Mucho Doncic, pero el partido que jugó Dorian Finney-Smith fue maravilloso: 27 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y 6-12 triples en 43 minutos de pura intensidad y sacrificio al servicio del equipo, potenciado por unos números espectaculares. Fue la máxima anotación de su carrera, superando los 22 que le había metido a San Antonio y Atlanta esta misma temporada. Además, metió dos triples clave en el suplementario que empezaron a encaminar a los Mavs. Clave para acompañar otro sólido trabajo de Kristaps Porzingis (26+11).
  • Giannis Antetokounmpo (34 tantos, 13 rebotes y 5 tapones) y Brook Lopez (34+7, con 6-12 triples) fueron los más destacados de unos Bucks irregulares. Mejor lo de Eric Bledsoe, tomando ritmo para los Playoffs en su tercer partido del reinicio (15+5+4 en 31 minutos).

Así fueron todas las actualizaciones en vivo del partido.

ESTADÍSTICAS | JUGADAS

La magia de Luka, desde el inicio

Doncic no defraudó desde el inicio y marcó el ritmo con su calidad, lectura y magia. Sí, magia, porque regaló algunas pinceladas de lujo, como este engaño para definir fácil en bandeja. Cerró con 7 puntos y 6 asistencias en un primer cuarto genial.

Claro que tuvo compañía, principalmente de un Porzingis que sigue en gran nivel: 9 tantos, 7 rebotes y este tremendo alley-oop conectando con Trey Burke.

Dallas funcionó en ataque (50% de campo), pero Milwaukee reaccionó sobre el cierre (parcial de 9-2) y descontó (35-32), principalmente de la mano de un Giannis imparable (10 unidades).

Brook Lopez, la llave de la recuperación

La clase de conducción de Doncic (llegó a 10 asistencias al terminar el primer tiempo) no fue suficiente para frenar el vendaval ofensivo de los Bucks (39 puntos en el segundo cuarto), sobre todo de un Brook Lopez que estuvo incontrolable: 21 puntos en 10 minutos del segundo parcial, con 8-11 de campo y 3-4 triples, dos de ellos seguidos para tomar la ventaja (58-54) y no soltarla.

Los de Budenholzer tiraron un espectacular 67% de campo en el parcial, con 6-10 triples. Su defensa (dejó a Dallas en 38% de campo) alimentó su confianza en ataque camino al 71-62 al llegar al descanso.

Luka y Porzingis, a la carga

No fue el mejor parcial ofensivo (38% de campo para cada uno), pero siempre hay una manera de impactar cuando se cuenta con talentosos como Doncic y Porzingis: 7 y 3 asistencias para el esloveno, 11 tantos para el letón, varias conexiones para guardar y ventaja para los texanos: 93-91.

¡Nos vamos a suplementario!

Gran inicio de Dallas, con parcial de 8-2 a todo Luka: alley-oop con Kleber más cinco puntos con su lanzamiento (un triple) para tomar una importante luz (101-93) a poco más de 9 minutos del cierre. Pero claro, con los Bucks no te puedes confiar: ráfaga de 10-3 en un abrir y cerrar de ojos, con triples de Matthews y Connaughton, para quedar rápidamente a uno (104-103).

Así, se armó un cierre palo a palo. Parecía de los Bucks, que sacaron una ventaja de siete (119-112) a 2m30s del cierre. Pero Doncic estaba montando su propio show, con el control de los tiempos y usando sus recursos para dar la cara por los texanos (12 tantos en el 4°). Encontró a Finney-Smith para un triple para descontar, y después sacó una falta de Middleton para igualar con dos libres a 20 segundos del final. Hill tuvo el triple para ganarlo, pero falló: 119-119 y a la prórroga.

¡Luka!

Comienzo furioso de Dallas: tres triples consecutivos, uno de Hardaway y dos de Finney-Smith encontrado tras grandes descargas de Doncic, para escaparse por 9 (128-119) en dos minutos. Pero, una vez más, reacción de los Bucks: rápido 7-0 con un par de apariciones de Giannis y un triple en transición de Middleton, que dejaron las cosas 128-126 a 1m42s del cierre.

Y entonces, con la definición para cualquiera, Doncic se hizo dueño: una asistencia de lujo entre las piernas para la aparición de Kleber, y un doble corto después de una nueva penetración, durmiendo a toda la defensa y estableciendo el 135-130 a 11 segundos que sentenció la historia. Una barbaridad de partido de la joya eslovena.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

jaylen brown
Brown, líder de unos Celtics reunificados
Sergio Rabinal
Jayson Tatum, Jaylen Brown
Boston descontó ante Miami al ritmo de Brown y Tatum
Leandro Fernández
Frank Vogel y Dwight Howard
¿Howard de titular? Vogel asumió que lo considera
Carlos Herrera Luyando
LeBron James
LeBron, el mejor jugador en transición en Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Gordon Hayward
Hayward, cuestionable para el Miami vs. Boston del sábado
Carlos Herrera Luyando
Jimmy Butler
¿Qué esperar del Juego 3 entre Miami y Boston?
Leandro Fernández
Más noticias