);
New Orleans Pelicans

David Griffin, encargado de operaciones deportivas de New Orleans Pelicans, y su visión sobre el retorno de la NBA

Cada vez son más los equipos de la NBA que, de forma controlada y de acuerdo a las autorizaciones estatales, van volviendo a los entrenamientos. El lunes 18 de mayo fue el turno de New Orleans Pelicans, que abrió el Ochsner Sports Performance Center de Metairie, estado de Louisiana, para sus jugadores.

Al terminar la primera práctica, David Griffin, el principal ejecutivo deportivo de la franquicia, participó de una conferencia de prensa virtual con varios medios y dejó definiciones y pensamientos importantes sobre la crisis que hoy afecta a la liga y el futuro cercano.

"Aaron Nelson y su equipo se encargaron de organizar este regreso", afirmó Griffin primeramente. "La NBA requiere que tengas a un 'oficial de higiene' que está a cargo de la preparación del edificio. Aaron fue esa persona para nosotros. Creo que cada lugar de entrenamientos de la liga luce muy similar en este momento. Los protocolos fueron claros. Todos se toman la temperatura al ingresar, llenan una lista sobre sus síntomas. Esta hecho de forma muy profesional, en conjunto con el CDC y los oficiales de salud pública que están trabajando con la NBA en este proceso. Nos dan pautas a seguir y Aaron y su equipo las cumplen".

"Tenemos señalizado dónde se puede ingresar y dónde no. Vamos a usar dos canastas, un aro para cada jugador. Vamos a tener a uno a la vez en la sala de pesas trabajando y al otro en la de entrenamiento. Todos los que trabajan con esos jugadores visten máscaras y guantes. También se supone que los jugadores usarán máscaras cuando no estén entrenando y están recorriendo el edificio".

MÁS | El camino de regreso: novedades sobre la apertura progresiva de las instalaciones de entrenamientos de los equipos NBA

Al ser interrogado sobre si confía en un rápido retorno de la NBA, Griffin afirmó que sí y aclaró: "Si tengo confianza, se apoya en el hecho de que conozco que Adam Silver y su equipo fueron muy claros en cada conferencia de la que participé de que quieren que el básquetbol vuelva apenas sea seguro hacerlo. Entonces creo que si podemos tener un ambiente sano, uno en el que los jugadores se sientan cómodos y que los oficiales de salud apoyen, sé que la intención de la liga es jugar. Y conociendo a Silver y su gente, confío mucho en que cuando ponen a trabajar su mente en algo, buenas cosas ocurren".

Griffin, ex general manager de Cleveland Cavaliers que se consagró campeón con la franquicia en 2016, dio más detalles sobre el retorno de su equipo actual a las prácticas:

"Actualmente tenemos a siete jugadores en New Orleans. Eran 11, hasta que anunciamos que nuestro lugar de entrenamientos abriría y de qué forma lo haría. Luego de eso hicimos una reunión de Zoom con ellos y cuatro jugadores se marcharon, pensando que pueden hacer mucho más por su cuenta y está bien, aceptamos eso. De los siete que están aquí, tres se entrenan en el primer grupo y cuatro en el segundo grupo y los tenemos rotando. Pasan unas dos horas en el edificio. Pueden estar en la cancha una hora y en la sala de pesas otra hora".

"Tengo confianza en que nuestros jugadores que no están en la ciudad están trabajando mucho. Creo que muchos de ellos están pudiendo hacer cosas que no podemos hacer aquí en New Orleans, entrenándose en gimnasios. Sé que ciertos jugadores tienen las llaves para los gimnasios de algunas escuelas. Hacen bastante por su cuenta. Tenemos un grupo de jugadores jóvenes y hambrientos y no dudo en que ellos volverán en buena forma".

MÁS | Un motivo para ser campeón y otro para no serlo de cinco candidatos al título de la NBA

No se aclaró específicamente cuáles fueron los siete jugadores que ya utilizaron las facilidades del Ochsner Sports Performance Center, ni quiénes fueron los que salieron de la ciudad, pero Griffin sí dejó en claro que no se trata sobre forzar a los miembros de su plantel:

"No quiero que los jugadores vuelvan a viajar hasta acá si ya se encuentran fuera de la ciudad. Preferiríamos que viajen en un momento en el que la ciudad en la que estén viviendo ahora permita una forma de transporte más segura. No queremos apurar a la gente. Eventualmente la ciencia estará de nuestro lado y no queremos hacer nada a corto plazo que complique todo. Los jugadores estuvieron haciendo muchas cosas online. Tuvimos sesiones de ejercicio por Zoom con uno de los preparadores físicos, sesiones con Jenna Rosen, que está a cargo de la parte de salud mental y bienestar".

"La liga dejó muy en claro que, debido a que se puede posponer el comienzo de la temporada 2020-2021, tenemos más tiempo para especular con el regreso de la campaña actual. Realmente no tengo una fecha estipulada en mi cabeza. Sé que Silver dejó en claro que en algún momento entre el 1 y el 15 de junio él hará algún tipo de anuncio sobre la dirección a la que nos dirigimos. Voy a esperar, no voy a pasar tiempo preocupándome sobre algo que no puedo controlar".

Sobre el tema de los testeos, una de las cosas primordiales a la hora de un posible retorno de la liga, Griffin dijo que hoy en día ellos no están realizando testeos para los entrenamientos:

"No estamos haciendo testeos en el edificio. Hasta que cualquier persona que quiera hacerse un test PCR lo tenga disponible, no vamos a hacer eso. Estamos siendo parte de los testeos de anticuerpos de Oschner, y nuestros jugadores pueden ser voluntarios también, pero no estamos testeando. Ahora, con eso dicho, si identificamos que alguien tiene el virus y es positivo, lo aislaremos del grupo y no podrá volver durante 14 días".

New Orleans quedó en el décimo puesto del Oeste por el momento, con un récord de 28 victorias y 36 derrotas, a cuatro triunfos de distancia de un Memphis Grizzlies que por el momento es el último clasificado a Playoffs de esa conferencia. Llegaron a estar últimos, pero ganaron 11 de 20 partidos desde el debut de Zion Williamson.

"Siento que tenemos un gran futuro por delante. Si nos dan una menor cantidad de partidos para jugar y podemos llegar a clasificar a Playoffs de alguna forma, eso sería genial. Queremos jugar partidos importantes. Creo que sería difícil para la liga hacernos volver a entrenar por un mes y después solo jugar una o dos semanas. Así que creo que a menos que nos puedan dar un calendario completo, no nos harán regresar. Lo más duro para nosotros es que el calendario no será igual y nos quedaba por jugar la parte más "fácil" de la temporada. Nuestro calendario estuvo muy cargado con equipos complicados al principio y tuvimos problemas de lesiones, y ahora perdemos el beneficio de la parte más tranquila. Además, siete de los 18 partidos que nos faltaban eran contra rivales directos. Tenemos dos contra Memphis, creo que tres con San Antonio, dos con Sacramento. En ese sentido, creo que perdimos una oportunidad. Pero de nuevo, simplemente estaremos agradecidos de participar en lo que sea porque nuestros chicos necesitan ese desafío", manifestó el ejecutivo.

No solamente los jugadores deberían volver, sino que también los entrenadores, gente de mayor edad que se supone que tiene un mayor riesgo ante el coronavirus. En el caso de New Orleans, su entrenador es Alvin Gentry, un experimentado de 65 años que ya lleva 40 años en los bancos de la liga.

"Alvin es alguien que está muy involucrado con la asociación de entrenadores y estoy seguro de que ellos están analizando este tema de forma regular. Todavía no hablé con él específicamente sobre cuan cómodo se sentiría, pero hablamos mucho y me dijo que entiende los riesgos y que realmente quisiera ser el entrenador en cualquier ambiente posible y apreciamos eso. También tenemos en nuestro staff a Jeff Bzdelik que tiene 67 años, así que esto nos puede impactar dependiendo de cuál sea el protocolo de la liga. Una cosa que cada franquicia está haciendo es preparar una lista del staff esencial para jugar partidos. Ahí tomamos en consideración primordial a los que trabajan con la salud de los jugadores", explicó Griffin.

Un rumor que corre mucho es el de que la NBA reanudará su temporada en una locación fija, con todos los equipos concentrados en una ciudad. Se ha mencionado a Las Vegas y también a Orlando, pero nada de ello es seguro. Esto fue lo que expresó Griffin, que prefirió no dar opinión pero que por ahora tiene una postura tomada:

"Cuando nos reunimos los ejecutivos de la NBA y discutimos estas cosas, hablamos sobre este tipo de escenarios. Todavía no se descartó nada pero tampoco nos dijeron que haya algo que sea más probable que otra cosa, así que ahora mismo estamos encarando nuestro trabajo asumiendo que vamos a continuar jugando nuestros partidos en nuestro estadio, a puertas cerradas. Yo voy a seguir trabajando así hasta que la liga me diga algo diferente. Pasamos por cada situación hipotética, pero hasta que sepamos algo concreto realmente no quiero analizarlo mucho, porque mi opinión sobre ello realmente no importa".

Lo que sí parece más lógico es que no habrá presencia del público en los estadios, al menos en el retorno más próximo de la NBA. Griffin dijo que esto será una gran pérdida, pero no solo por lo económico en una perspectiva más directa:

"Desde un punto de vista económico toda la liga se sentirá golpeada por ello, pero creo que en nuestro caso es una gran ventaja que perdemos. Pienso que la gente estaba empezando a encariñarse con este equipo y estábamos empezando a poder reflejar el producto que queremos darle a los fanáticos. Se estaba conformado una relación especial. No hay situación que se compare con esta. Creo que lo único es la Summer League antes de hacerla en Las Vegas, fue la única vez en la que estuve en un gimnasio vacío, pero esos partidos no tenían un impacto real. Esto será un territorio nuevo para todos".

También mucho se habló sobre el impacto físico del parate del juego y de la complicación con los entrenamientos en los jugadores. Que si estarán fuera de forma, que si los lesionados tienen una gran chance para ponerse al 100% nuevamente. Los Pelicans tenían a dos jugadores con problemas físicos: Zion Williamson y Kenrich Williams.

Griffin contó que, por suerte para ellos, "cuando la liga cerró los edificios de entrenamiento, aclaró que los jugadores que necesitaban urgentemente pasar por protocolos de recuperación podían seguir utilizándolos, así que tuvimos a Zion y a Kenrich Williams durante todo este tiempo. Pudieron hacer varias cosas que necesitaban, más que nada trabajos de fuerza, y pudimos seguir enfocados en la flexibilidad de Zion. No podían hacer nada en la cancha, pero sí lo que necesitábamos. Los doctores le demostraron a la NBA por qué era urgente todo eso y nos dieron la autorización, fue algo positivo". Más allá de eso, aclaró que "realmente no hay forma de replicar el esfuerzo físico de un partido NBA. No importa cuánto corras en una cinta, no es como jugar al básquetbol, así que es un paso atrás en cuanto a ese tema".

"Creo que el jugador más beneficiado potencialmente fue Kenrich Williams. Él estaba teniendo un problema en su espalda y el descanso fue muy, muy bueno para él. En cuanto a Zion, y creo que todo el resto de los jugadores, esto es algo que desde un punto de vista físico los perjudica en cuanto a su acondicionamiento, pero tener más tiempo para que Williams se recupere probablemente nos ayudó como equipo", manifestó Griffin. Williams, alero de segundo año, estaba promediando 3,8 puntos y 5,1 rebotes en 22,3 minutos por partido en la 2019-2020, y no jugaba desde el 6 de enero.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Eboua
¿Una nueva joya para el Miami Heat?
Juan Estevez
klay-thompson-063019-ftr-getty.jpg
¿Qué pueden hacer los Warriors con la DPE?
Juan Estevez
marc gasol
Gasol: "Lo correcto era ir con los Lakers
Sergio Rabinal
Joel Embiid
Embiid: "Le debo un campeonato a Philadelphia"
Agustín Aboy
Hassan Whiteside
Whiteside, apuesta de Sacramento
Agustín Aboy
LeBron James Lakers
La Agencia Libre de Lakers vs. otros campeones
Agustín Aboy
Más noticias