NBA Finals 2021

NBA Playoffs 2021: la consolidación de Deandre Ayton y el próximo salto de nivel con Phoenix Suns

La pesada carga de ser el número uno del Draft de Luka Doncic. Cargar sobre los hombros de un niño gigante la responsabilidad de cambiar el sino de una franquicia inoperante desde hace una década. La tarea encomendada a Deandre Ayton era inasumible para un joven como él. Trabajador y atento, pero con mucho carácter por desarrollar y conversaciones complicadas por delante. No podía hacerlo solo. Y Phoenix Suns ha traído lo necesario, incluso lo mejor, para invertir en su desarrollo. Podemos decir que Ayton es el mejor pivote de los Playoffs 2021, con todo lo que le queda todavía por mejorar y recorrer.

Más | 5 datos de la increíble noche de Chris Paul para llegar a las Finales

Las dudas eran evidentes y justificadas. El camino no ha sido sencillo. Monty Williams, el respetado entrenador, ha puesto sudor, horas y esfuerzo con él. Era la única manera. Y ahora los esfuerzos dan resultados en Playoffs. Lo que brillan son sus números y jugadas virales, lo más reconocible para el público casual, pero el recorrido ha estado plagado de preguntas y verdades incómodas.

Firmar 24 puntos, 14 rebotes, 80% en tiro y la volcada de la victoria en Finales de Conferencia te convierten en héroe por un día, pero es el trabajo silencioso y la guía de las voces experimentadas las que configuran el camino hacia la grandeza. Y todavía queda mucho por delante.

¿Cómo es posible que el mismo jugador que tanta inconsistencia dejaba atrás se haya convertido en el baluarte en sus primeros Playoffs? Es el ancla defensiva por excelencia de la postemporada, con 22 años y en su opera prima. Nadie en estos Playoffs combina los tiros defendidos por noche y la bajada de porcentajes que inflinge en el rival. Nadie. Algo que, desde luego, nadie vio venir.

Promedios de 16,2 puntos, 11,8 rebotes y 70,6% en el tiro en 36 minutos siendo la figura más regular del equipo. Otros pueden fallar. Devin Booker o Chris Paul han atravesado tramos de bajo acierto; los aleros, sobre todo Mikal Bridges, partidos de intrascendencia; pero es él, ese número uno del Draft tan criticado, el que asume el papel de trabajo sucio y jugadas ganadoras para lograr el bien colectivo. Sin ser primera o segunda espada, los Playoffs de Ayton tienen el impacto de una auténtica estrella. Buceamos en los números, en la forma y en el significado.

Defensa y ejecución, los puntos fuertes de Ayton

Diferente a los pivotes de élite de la liga, esos con los que muy pronto querremos compararlo. Joel Embiid, espécimen único en la NBA actual por su destrucción al poste; Nikola Jokic, un talento creativo jamás visto que esconde en su tamaño la mente del más fino creador; o Anthony Davis, el prototipo perfecto de interior moderno. Ayton no es ninguno de ellos. Y aun así, ha marcado diferencias en un rol menos brillante, pero en el que se está destacando.

Comenzando por el ataque, el pivote de 22 años registra 16,2 puntos con más de un 70% en tiro. En toda la historia de los Playoffs solo hay otros cuatro jugadores que hayan conseguido esto: Darryl Dawkins (1983), Buck Williams (1986), Bob Hansen (1986) y Montrezl Harrell (2019). ¿La diferencia principal? Mientras ellos, todos, de mayor edad a nuestro protagonista, jugaron 2, 3, 4 y 6 partidos respectivamente, Ayton mantiene la media y la eficiencia tras 16 duelos.

¿Cómo lo hace? Pocos tiros, gran toque para finalizar cerca del aro, agresividad mejorada y calidad para lanzar a media distancia. Eso sí, con un factor común: apenas pica el balón antes de ejecutar. En ese sentido recuerda a la mejor versión de AD en 2020 con los Lakers, cuando sus mejores cifras llegaban en sentencias rápidas. Recibir y finaizar.

Cuando se tiren comparacions con otros animales de las pinturas de la liga hay que entender que cada uno es diferente, más en la NBA actual de proliferación exterior y evolución drástica en los perfiles interiores tradicionales. De Ayton no se puede, ni debe, reclamar el dominio de Embiid al poste. Esa fuerza gravitacional que provoca dos contra unos y, que pese a tener rivales encima, es capaz de arrasar con todo y provocar daños irreparables sacando faltas. Pero donde sí vemos mejor al de Phoenix es en esas finalizaciones que requieren un extra de contundencia. Incluso un poco de "flex" para intimidar, para crecerse.

Puede sorprender, pero Ayton es un interior de poco poste. Luego lo veremos mejor en sus puntos débiles, pero no se trata de un especialista en el juego de espaldas. Puede mejorar, pero ni en temporada regular ni en Playoffs arroja material prometedor.

De hecho, en esta postemporada jugadores como Luka Doncic, Danilo Gallinari, Aaron Gordon o Bojan Bogdanovic han promediado más posesiones al poste por partido que él. Y su registro de 0,55 puntos por posesión le sitúa en el percentil 0. Es decir, horrible. Hay detalles y flashes, pero más negativo que positivo a día de hoy.

Donde sí apreciamos crecimiento y potencial es en el Ayton que entra hacia el aro. Aquí la mejora está directamente relacionada con la influencia de Chris Paul, veterano que le ha impartido clases magistrales sobre los tiempos y los espacios para atacar el aro. Con el balón en sus manos es capaz de realizar buenas arrancadas gracias a su velocidad de pies. Deja muy buenas finalizaciones para un pivote de su tamaño.

Aunque sin duda la mejor arma es la del pick&roll. No puede ser de otra manera cuando tienes a CP3 como base. El que ya potenciara a David West, DeAndre Jordan o Clint Capela cumple un nuevo encargo con el joven de Phoenix. Su unión en bloqueo directo, el mejor de estos Playoffs.

Ayton es tercero en posesiones de P&R por encuentro en Playoffs (3,8) por detrás de Nikola Jokic y Jusuf Nurkic. Su impresionante 1,58 puntos por posesión con un 80,4% en el tiro le coloca en el percentil 100.

"Amo a Chris Paul. Es el único compañero que realmente me ha empujado a ser mejor. Un empuje muy serio. Creo que ha sido lo mejor que le ha pasado a mi carrera", decía Ayton tras el Juego 4, cuando los Suns pusieron el 3-1 ante Clippers y las Finales estaban más cerca. Y tiene todo el sentido del mundo. Paul era consciente de la necesidad de conectar al pivote para que Phoenix llegase lejos. El suelo del proyecto lo marcan él mismo, Booker, Monty Williams y el conglomerado que forman Bridges, Crowder o Cameron Payne. El techo de los Suns, en ambos lados, lo marca Ayton.

Si se fijan, la mayoría de ejecuciones son sin pique y en algunas utiliza uno. Y esa ha sido la dinámica de los Playoffs: el 80,6% de sus tiros son sin picar y registra un 68,6% de acierto; el 15,9% son con un pique y ahí se dispara al 81,5%.

Más | Phoenix Suns y las terceras Finales de su historia con un punto en común: un traspaso de impacto

Tampoco se trata de un defensor de tapones. El segundo video del artículo muestra los cuatro que consiguió ante Clippers, la marca más elevada de su carrera, pero la realidad es que no llega al promedio de tapón por encuentro. Sorprendente cuando se trata del cuarto jugador en tiros defendidos por partido en los Playoffs (16,4) con solo Covington, Nurkic y Gobert por delante.

Sin embargo, Ayton baja el acierto rival en -11,1%. Por contextualizar, Covington recibía un +2,1%; Nurkic, -4,4%; y Gobert, defensor del año y rival también de Clippers, -0,9%. Ningún jugador del top 20 en volumen de tiros se acerca siquiera al salvaje registro del pivote.

La limitación ofensiva y la guerra en el tablero rival

Los Suns han basado su ataque de la temporada en concentrar tiros en la pareja de estrellas, Paul y Booker, y utilizar el triple como argumento principal. Ayton quedaba relegado a un papel secundario en la absorción de tiros, pero es que siempre hay jugadores que deben renunciar a los lanzamientos para que otros los puedan tener.

En este caso tenemos a un número uno del Draft que con 22 años no ha tenido problema alguno en asumir su tarea. No se trata de brillar y tener acciones y posesiones para sus puntos, sino de hacer lo que necesita el equipo para ganar. Mentalidad de veterano en el cuerpo de un niño gigante.

  • Devin Booker: 20,7 tiros
  • Chris Paul: 14,3 tiros
  • Deandre Ayton: 10,6 tiros
  • Cameron Payne: 9,5 tiros
  • Mikal Bridges: 8,8 tiros

Viendo a los Suns uno llega a preguntarse el motivo de la falta de balones para el pivote, pero la pregunta tiene simple respuesta. Es el básquet de ahora combinado con el no ser una fuerza de la naturaleza al poste como es Embiid o pueda ser a nivel anotador Anthony Davis. Ese no es su estilo, aunque debe mejorar en las situaciones en las que resulta emparejado con un jugador menor en tamaño.

Tiene gran toque para finalizar, pero como decíamos antes está en el percentil 0 en acciones al poste en Playoffs.

¿Necesita más piques?, ¿espacio para maniobrar y percutir con el hombro para sacar el gancho? Phoenix apenas busca esta vía, pero es clave para su salto de nivel. En pick&roll, sobre drible y en la media distancia demuestra habilidades de presente y futuro, pero falta desarrollo. Mejorar al poste, no convertirse en el heredero de Shaq, se antoja obligatorio.

Sin posesiones al poste y con un buen volumen de pick&roll para él, aunque esta jugada se conduce más para los tiros de Booker y CP3 y los triples liberados que para él. Es la tendencia de la liga. Durante toda la temporada ha sido referencia secundaria en el ataque. Jugador que tenía que sacar segundas ocasiones imposibles en el rebote ofensivo, donde es el 10º pivote en porcentaje de capturas (9º en global).

A pesar de su poderío en este aspecto, Ayton todavía tiene margen de mejora. Ligado en su juego, como en su carácter, va esa fina calidad para definir, la falta de destrucción al poste y, en ocasiones, la tibieza ante rivales a los que supera en cuerpo y longitud.

Tras destrozarlos con esos 22 rebotes en el Juego 4 (9 ofensivos), Tyronn Lue cambió la estrategia para neutralizar el impacto. Funiconó mejor en el triunfo del quinto, aunque en el sexto fue de nuevo insuficiente. Esto no evita arrojar las imágenes del Ayton al que, con un empujón, ni provocas ni enciendes. Es un niño trabajador, pero sigue siendo un niño. Ilusionado en los saltos; a veces, algo inocente; y cada vez más consciente.

"Siento cada partido como si fuese el último", dijo tras una de las derrotas ante Clippers. "Nunca he jugado tan fuerte y concentrado desde el salto inicial como en estos partidos. Simplemente estoy conectado y centrado en las cosas que tengo que hacer, prestando atención y siendo realmente intenso". Y de nuevo, el ojo corresponde a las palabras.

Dice Ayton que Monty lo ha convertido en una "super gym rat" (rata de gimnasio, muy trabajador). Y Monty cuenta que han tenido conversaciones complicadas. Chris Paul ha tenido decenas de reuniones con él durante la temporada, revisando videos y hablando. El joven escuchaba, muy atento de la lección, para evitar fallos en el siguiente examen. Pero los ha tenido durante toda la temporada, incluso ahora en Playoffs. Sí, algunos quedan.

La cuestión con Ayton, jugador que a nivel numérico firma Playoffs que solo Buck Williams (1982) y Deandre Jordan (2017) habían conseguido en puntos, rebotes y eficiencia, es el trabajo y las ganas de aprender. Es viajar por el oscuro proceso, desde el año inicial con Igor Kokoskov, al final de la sequía de Arizona. Protagonista en el equipo de CP3 y Devin Booker, incluso con Monty Williams como gran historia por delante suya, sería imposible encontrar a Phoenix 28 años después en las Finales sin el denostado número uno del Draft 2018. Su camino apenas ha comenzado. La evolución vista desde que arrancó mayo es muy prometedora. Porque no todo son brillo y highlights, también compromiso, trabajo y entregarse a la guerra de trincheras para ganar. Y Ayton está entregando todo su ser.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Zion Williamson jonas valanciunas
Zion, la llegada de Valanciunas y su aporte
Nacho Losilla
usa
La respuesta del Team USA a las derrotas en JJ.OO.
Sergio Rabinal
NBA Draft Board
El NBA Draft 2021, en números y datos
NBA.com Staff
Igor kokoskov
Kokoskov vuelve a la NBA: AT de Doncic en Mavs
Nacho Losilla
usman garuba
Las proyecciones para Garuba en el Draft
Nacho Losilla
Draft 2021
La Guía del NBA Draft 2021
Juan Estevez
Más noticias