NBA

El debate por el NBA MVP 2005: ¿mereció Steve Nash el galardón?

Cada temporada los premios individuales generan mucho debate. Una de las mejores partes de estos galardones es sacar las listas de candidatos, presentar los argumentos y decidir quién es el favorito, o al menos, el teórico favorito según sus méritos. Y por supuesto ocurre que, en más de una ocasión, ser justo con uno de ellos implica ser injusto con otro de los candidatos. En este caso, traemos el famoso caso del MVP de 2005, que terminó en las manos de Steve Nash.

Más | ¿Quiénes ganaron el premio MVP de la temporada NBA? La lista histórica

Comencemos con algo de contexto. El anterior MVP, Kevin Garnett (Minnesota Timberwolves) había roto la racha de dos galardones consecutivos para otro interior, Tim Duncan (San Antonio Spurs). ¿Cómo estaba la NBA en ese momento? Los Detroit Pistons venían de ser campeones sobre los Lakers de Shaquille O'Neal, Kobe Bryant, Karl Malone y Gary Payton, cuyo final y problemas internos condujeron al traspaso de Shaq a Miami.

Mientras los poderes se repartían y los equipos buscaban nuevas posiciones de poder, hubo cierta transición. LeBron James emergía como nueva potencia a tener en cuenta, Kobe jugaría en solitario (y nunca mejor dicho) en Hollywood y Vince Carter, icono en Toronto Raptors, preparaba su salida de Canadá, que se daría en dirección a Nueva Jersey pocos meses después, en diciembre de 2004.

Steve Nash - MVP (1.066 puntos de votación)

  • Estadísticas: 15,5 puntos, 11,5 asistencias, 3,3 rebotes | 1 robo, 3,3 pérdidas | 50,2% tiros de campo, 43,1% triples, 88,7% libres
  • Récord: 62-20

El canadiense había regresado esa temporada a Arizona tras confirmarse como uno de los mejores creadores de juego de la NBA. Su paso por Dallas le permitió ser dos veces All-Star en cuatro temporadas con promedios globales de 16,5 puntos y 7,8 asistencias. Aunque no lo aparentaba se trataba ya de un veterano: tenía 30 años en la 2004-2005 y era su primera temporada como titular indiscutible en Phoenix.

Los Suns apostaron por Mike D'Antoni y su hechizada fórmula de juego veloz. Nash explotó como catalizador de las ideas del técnico, provocando una moda frenética en la NBA por un equipo joven donde destacaban Shawn Marion, Joe Johnson, Leandro Barbosa o Amar'e Stoudemire como figuras ejecutoras entorno a Nash.

Phoenix consiguió el mejor récord de la NBA y una explosión en su seguimiento. Nadie duda del impacto de Nash en el equipo, aunque la filosofía partía de D'Antoni. Merecía estar entre los candidatos. La pregunta pertinente era si Stat, con promedios de 26 puntos, 8,9 rebotes y 1,6 tapones con 22 años, merecía más el MVP como reconocimiento colectivo. El de Nash en 2005 es uno de los MVP con línea estadística más baja. Es más, solo Wes Unseld (13,8) y Bill Russell (14,1) han promediado menos puntos por partido siendo MVP.

Shaquille O'Neal - 2º (1.032 puntos de votación)

  • Estadísticas: 22,9 puntos, 10,4 rebotes, 2,7 asistencias | 2,3 tapones, 2,8 pérdidas | 60,1% tiros de campo, 46,1% libres
  • Récord: 59-23

Recién aterrizado en Miami el impacto de Shaq fue enorme. Su dupla con Dwyane Wade guio a los Heat al primer puesto del Este y a empatar como segundo mejor récord global junto a los Spurs. Wade hizo un gran año, pero lo de Shaq fue notable. Podemos decir que fue su última temporada de gran dominio.

O'Neal puso fin a su brillante etapa con los Lakers de mala manera. La tóxica relación con Bryant acabó con una pareja que podría haber logrado más éxitos juntos. Su ciclo llegó al final y comenzaba otro junto a Wade, aunque las rodillas de Shaq no aguantarían tanto como para coincidir en años de prime. No obstante, el nivel exhibido fue sobresaliente y mejoró su promedio anotador de la temporada anterior, en la que compartía cartel con demasiadas estrellas.

En la 2005-2006 promedió 20 puntos por encuentro, última temporada en la que lo consiguió, y el declive ya era evidente, en especial en Playoffs. Lograron la épica y conquistaron el título ante Dallas con un papel clave de O'Neal, pero no era el mismo jugador. El último gran Shaq fue el del curso 2004-2005, que perfectamente pudo haberse llevado el MVP por delante de Nash.

Dirk Nowitzki - 3º (349 puntos de votación)

  • Estadísticas: 26,1 puntos, 9,7 rebotes, 3,1 asistencias | 1,5 tapones, 1,2 robos, 2,3 pérdidas | 45,9% tiros de campo, 39,9% triples, 86,9% libres
  • Récord: 58-24

Nowitzki venía de cierto bajada de rendimiento en la temporada anterior desempeñando más tiempo la posición de pivote. Nada grave, pero el proyecto de los Mavs mostraba cierto cansancio. Nash regresó a Phoenix y, disputada la mitad de la temporada, el mítico entrenador Don Nelson renunció al puesto dejando paso a Avery Johnson.

El alemán lució el que bien puede ser el mejor nivel que haya tenido en una temporada regular. De hecho, consiguió su segunda mejor marca de media de puntos, aunque el acierto todavía podía ser superior. Se estaban empezando a formar los Mavs campeones, que en el camino todavía tendrían que asumir durísimas derrotas. El escalón para el MVP entre Nash y Shaq y el resto dejaba a Dirk como tercero en discordia.

Tim Duncan - 4º (328 puntos de votación)

  • Estadísticas: 20,3 puntos, 11,1 rebotes, 2,7 asistencias | 2,6 tapones, 1,9 pérdidas | 49,6% tiros de campo, 67% libres
  • Récord: 59-23

No ganó el MVP, pero hizo una temporada fantástica que terminó con el título de campeón y el MVP de las Finales. David Robinson se había retirado tras el título de 2003 pese a que la zona de San Antonio pertenecía a Duncan desde antes, y ya con Manu Ginóbili y Tony Parker asentados como estrellas, más Bruce Brown o Robert Horry, los Spurs suponían un rival muy peligroso.

Tampoco se trata del pico estadístico de Duncan. Es más, sus mejores años de producción ya quedaban en el pasado pese a tener todavía 28 años. Tenía dos MVP en sus vitrinas y el impacto en ambos lados de la pista continuaba siendo sobresaliente. Los Spurs comenzaban su mutación para alargar su dominio durante años y permanecer candidatos durante una década más.

Allen Iverson - 5º (240 puntos de votación)

  • Estadísticas: 30,7 puntos, 7,9 asistencias, 4 rebotes | 2,4 robo, 4,6 pérdidas | 42,4% tiros de campo, 30,8% triples, 83,5% libres
  • Récord: 43-39

El top 5 lo cerraba un Allen Iverson en modo Kobe Bryant, o al menos el modo que tomaría la Mamba -en especial desde la siguiente temporada- sin Shaq en los Lakers. Iverson disputaba minutadas y lideraba la liga con más de 42 minutos por noche, pero las pérdidas y un acierto mejorable condenaban el techo de los limitados Sixers. La llama del mejor Iverson en Philadelphia se apagaba y sonaban desde hace tiempo rumores de cambio.

Fue el líder anotador de la liga, pero para aquel entonces la eficiencia y su elevado volumen hacían mella. De hecho, promedió 4,5 triples intentados por encuentro, una cifra alta para la época que con un escaso 30% no ofrecía réditos. Disputó una temporada más completa con los Sixers (2005-2006) antes de marcharse a Denver Nuggets para unir fuerzas con Carmelo Anthony.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con los Knicks
Nacho Losilla
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retiro?
Juan Estevez
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la 2021-22?
Juan Estevez
Más noticias