);
Philadelphia 76ers

Debate NBA: ¿Quién es el jugador más 'imparable' de la liga?

"Como algunos habían dicho que eran los que mejor me frenaban, tenía que demostrar que soy el jugador más imparable de la NBA". Joel Embiid había terminado de liquidar a Boston con 37 puntos y 22 rebotes para el triunfo por 118-115 de Philadelphia, y con su habitual sello largaba esa frase ante los micrófonos de ESPN. La confianza, claro, es algo que jamás falta en el pivote de los 76ers.

Más: Dominio total de Joel Embiid en el triunfo de Philadelphia frente a Boston.

Ahora bien, ¿cuánta razón tiene JoJo? El Staff de NBA.com abre el debate y busca al jugador más imparable de la NBA.

Leandro Fernández (@FernandezLea): Kevin Durant

Dentro de una NBA en donde el talento es abrumador y en donde las grandes estrellas marcan diferencias, quedarse con sólo un jugador es demasiado injusto. Pero al juego nos llamaron, y Kevin Durant es quien mejor se pone ese cartel.

KD es, virtualmente, indefendible. Dentro de ese físico fantástico y largo hay un jugador con todos los recursos ofensivos que se puedan imaginar. ¿Juego cerca del aro? Claro. ¿De media distancia? De eso hace un arte. ¿Triples? Por supuesto, cuenta con el rango. KD puede penetrar, puede crearse su propio lanzamiento cuando quiera y como quiera y, como si fuera poco, sus largos brazos le permiten, si así lo desea, tirar por encima de la marca de cualquier defensor.

Las últimas dos Finales son una prueba perfecta para graficar lo que puede hacer el alero de Golden State. Cuando se lo propone, nadie puede detenerlo.

Matías Baldo (@matiasbaldo): Stephen Curry

Parado frente al mejor tirador con la intención de defenderlo, solo queda rezar por su error. Entre la velocidad relampagueante con la que Curry arma su lanzamiento y su rango, Steph deja en ridículo hasta al mejor defensor. No hay antídotos para Curry, el jugador más imparable de la liga porque aunque su rival cumpla con todos los requisitos del manual del buen defensor, probablemente fracase en su intento de frenarlo.

Su tiro perimetral ha revolucionado a la NBA en el último lustro y Curry es capaz de encestar el triple aún en situaciones adversas, bien defendido e incluso en situaciones que para otros jugadores serían desfavorables. Si Curry tiene una buena noche, que más que una anomalía son una rutina, es uno de los jugadores más indefendibles de la liga. Los perimetrales lo saben bien.

Pablo Schatzky (@pchaski): Joel Embiid

Yo le creo. Perdonen, pero luego de ver en detalle lo del miércoles ante los Celtics, tengo que coincidir con Embiid. Una bestia de dos metros trece y casi ciento quince kilos moviéndose con la gracia con la que lo hace es algo que no he visto jamás en mi vida. Pero no solo eso: tiene la actitud necesaria para bancar su juego. Para dominar cuando quiere hacerlo. Ayer, por dar el ejemplo más reciente, en un partido que puede llegar a ser un duelo directo de playoffs, JoJo bajó 22 rebotes. Sí, veintidos. El siguiente con más rebotes tuvo... nueve.

Giannis Antetokounmpo es quien más se parece en términos de aplastar enemigos. Pero si tengo que elegir a alguien con quien no pelearme, es con Embiid. Porque no solamente te va a hacer pasar papelones adentro de la cancha. Afuera, mejor ni abrir las redes sociales. Por lo menos por un tiempito.

Manuel de la Torre (@manueltorresanz): Kevin Durant

Entiendo que tras sus últimas actuaciones Joel Embiid puede sentirse como "el jugador más dominante de la NBA". Está en su derecho. A tenor de los visto en los partidos ante Boston y Bucks, no es ninguna temeridad. Es más, todo jugador que marca diferencias ha de creérselo. Pero fríamente, y no por llevar la contraria al bueno de Embiid, me quedo con Kevin Durant.

Todos lo hemos visto jugar y tenemos en la retina la clase que tiene. Pero a menudo no se tiene presente su instinto asesino. Es letal. Firmó por los Warriors con el sino de ganar anillos. Hasta el momento, lleva dos en dos años y otros dos MVP de las Finales. En las dos últimas eliminatorias, fue el jugador que desequilibró la balanza del lado de Golden State. Por el momento, no tengo la menor duda. Me quedo con KD.

Sergio Rabinal (@S_Rabinal): James Harden

El cambio físico llevado a cabo por James Harden en su tren inferior le ha convertido en una fuerza de la naturaleza con el balón en las manos. Su arrancada unida a la inteligencia con la que despliega su juego le hacen imparable, solo hace falta ver la facilidad con la que es capaz de finalizar con contacto y tirar con un defensor encima.

Ningún dos contra uno ni defensa zonal ha conseguido encontrar la manera de mitigar su impacto en cancha. Solo una mala racha individual condicionaría a Harden en una noche.

Carlos Herrera Luyando (@carhluy43): Kevin Durant

No hay nadie más completo a la ofensiva y difícil de defender que Kevin Durant. Es peligroso desde la línea de tres, su tiro a media distancia roza en lo perfecto, así como cuando va al poste bajo y en la pintura es muy explosivo.

Hace unos meses, Jimmy Butler decía en el podcast de J.J. Redick que KD era el jugador más complicado de defender. Redick coincidió.

Así como luego vemos a un Durant con muy buenos partidos en la temporada y otros que son discretos a lo que nos tiene acostumbrado, los Warriors tienen varias estrellas que se reparten la mayoría de tiros. Sin embargo, esperemos el playoffs mode de Kevin en el que mostrará por qué es el jugador más imparable de la NBA.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

#Embiid
Jugador de la noche: Joel Embiid
Benyam Kidane
James Harden
Harden y su peor noche pero con final feliz
Leandro Fernández
James Harden
Houston remó desde atrás, ganó en Utah y se puso 3-0
Leandro Fernández
Blake Griffin
Detroit Pistons y una derrota con historia negativa
Leandro Fernández
Giannis Antetokounmpo
Milwaukee aplastó a Detroit y roza la barrida
Leandro Fernández
Torrey Craig
Torrey Craig, la carta sorpresa de Denver
Leandro Fernández
Más noticias