);
The Last Dance

Dennis Rodman y el arte del rebote: ¿el más productivo de todos los tiempos?

Cuando se habla de Dennis Rodman es fácil quedar atrapado por todo lo que rodeaba a su figura afuera del campo y lo cierto es que las diferentes anécdotas que se han visto en los últimos episodios de The Last Dance contribuyen para esa fascinación.

Más | "The Last Dance" Episodio 3: los mejores momentos

Sin embargo, no hay que perder algo de vista: adentro del campo, estamos hablando de un cinco veces campeón de la NBA (siempre como parte fundamental de esos anillos), un miembro del Salón de la Fama y quizá, el rebotero más dominante que haya visto la competencia en su historia.

¿Para tanto?, ¿tal fue el dominio de los tableros de Dennis? Los números nos pueden dar una respuesta.

Para empezar, nadie más consiguió el hito de liderar la liga en rebotes durante siete temporadas consecutivas, algo que Rodman logró desde la 1991-1992 hasta la 1997-1998, pasando por Detroit, San Antonio y Chicago.

Su promedio de 13,1 rebotes a lo largo de su carrera, es el 11° más alto de todos los tiempos. A su vez, el Gusano aparece 8° en cuanto a rebotes por cada 36 minutos (14,9), solo superado por Bill Russell, Wilt Chamberlain, Maurice Stokes, Andre Drummond, Hassan Whiteside, Walter Dukes y Bob Pettit.

Sin embargo, como vimos cuando analizamos a Mark Eaton y su producción en los tapones, sabemos que esa estadística es relativa. Para empezar, no tiene en cuenta el ritmo de juego: en eras en las que se jugaba a un ritmo más elevado, había mayores oportunidades de rebote, por la simple razón de que había más lanzamientos (y más fallos). A su vez, allí tampoco tenemos en cuenta el tema eficacia. Por ejemplo, si un jugador forma parte de un equipo con bajos porcentajes de acierto, tendrá más chances de tomar rebotes ofensivos, que uno que forma parte de un ataque eficaz.

Por eso, la estadística a la que vamos a recurrir en este caso es la de porcentaje de rebote.

¿Cómo funciona? Muy simple. Es la cantidad de rebotes que un jugador toma, en base a los tiros fallados mientras está en cancha. Supongamos que sobre 10 tiros fallados por el rival, ese jugador baja un rebote defensivo, su porcentaje de rebote defensivo será del 10%. Lo mismo sucede con el porcentaje de ataque, pero lógicamente en base a los intentos errados por el conjunto propio.

Más | Phil Jackson, Dennis Rodman y Tex Winter, con otra coincidencia en su curriculum: la liga de Puerto Rico

Pasada esta explicación, hay que hablar del dominio de Rodman en esa estadística, el cual es sencillamente extraordinario. El oriundo de New Jersey tiene el porcentaje de rebote ofensivo más alto de todos los tiempos (17,2%), superando a Drummond (16,3%) y Moses Malone (16,3%) por un buen margen. En el de rebote defensivo figura cuarto (29,6%), solo por detrás de tres jugadores activos como Drummond (33,2%), DeAndre Jordan (30%) y Kevin Love (29,6%).

¿Cómo se combina eso en el porcentaje de rebotes totales? El segundo número más elevado de la historia: 23,4%, apenas por detrás del 24,5% de Drummond.

De todas maneras, hay que tomar con pinzas los números de los jugadores activos, como el actual pivote de Cleveland Cavaliers. A sus 26 años, todavía se encuentra en el pico de su carrera y es probable que con el correr del tiempo, esas cifras sufran un bajón. No sería extraño que para el momento en el que Drummond abandone la actividad, Rodman haya vuelto a tomar el liderazgo como el rebotero más eficiente de todos los tiempos.

En The Last Dance, el por entonces ala pivote de los Bulls relata como sus entrenamientos no consistían en tomar lanzamientos, sino en pedirle a sus compañeros que lo hagan, mientras él practicaba la toma del rebote. Una ciencia que comenzó a dominar desde sus primeros años en Detroit, a pesar de jugar como alero y que eventualmente le aseguró su lugar como una de las leyendas más singulares de la competencia, a pesar de haberse retirado con un promedio de 7,3 puntos por noche.

Los mejores partidos de Rodman en cuanto a rebotes

Como ya vimos, Dennis Rodman ha sido uno de los mejores reboteadores en la historia de la NBA. Pero ¿cuántas tablas acumuló en su carrera? ¿En qué lugar histórico se posiciona en este rubro? ¿Cuál fue su máxima cantidad en un juego? Todas esas preguntas las resolveremos a continuación…

El Gusano tuvo cinco partidos en su carrera en los que bajó 30 o más tableros y, causalmente, en todos sus equipos ganaron.

  • 4-mar-1992: 34 rebotes
  • 22-ene-1994: 32 rebotes
  • 28-ene-1992: 32 rebotes
  • 14-mar-1992: 31 rebotes
  • 21-feb-1995: 30 rebotes

Si analizamos esta cantidad, Rodman está en el segundo puesto de jugadores con más tablas en un partido en la historia de la NBA. Y aquel 4 de marzo de 1992, cuando los Pistons derrotaron a los Pacers, se quedó a sólo un tablero de empatar la marca de Charles Oakley que logró el 22 de abril de 1988.

Y si nos trasladamos a los mejores reboteadores de toda la liga, no está ubicado tan alto después de que consiguiera 11.954 tablas en toda su carrera, lo que lo ponen en el lugar 24 de la historia. Wilt Chamberlain (23.924) y Bill Russell (21.620) ocupan la cima.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Campazzo
¡Campazzo, oficialmente en los Nuggets!
Juan Estevez
Warriors
Previa de Warriors rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Dinwiddie LeVert
¿Cómo encajan las piezas de los nuevos Nets?
Juan Estevez
zion williamson
Primeras actualizaciones en 2K21 Next-Gen
Nacho Losilla
Evan Turner
Turner, de regreso en Boston como asistente
Agustín Aboy
Luis Scola Manu Ginobili Andres Nocioni Rookies novatos
Así le fue a los rookies argentinos en la NBA
Agustín Aboy
Más noticias