);
Los Angeles Lakers

Dennis Schroder se anota en el quinteto titular de Los Angeles Lakers: ¿acierto o error para los campeones?

"Ya he hecho eso de salir como suplente en OKC durante dos años. Pienso que voy a dar un paso adelante y junto a LeBron y AD, puedo ser útil como base titular". Con esas palabras de Dennis Schroder, reproducidas por el LA Times durante los primeros entrenamientos de los Lakers en vistas a la 2020-2021, el ex OKC parece confirmar un rumor que ya había encontrado la luz un par de semanas atrás: su fichaje con el campeón llega de la mano de una aparente titularidad, la cual habría sido fundamental para convencerlo de sumarse al plantel angelino.

Si bien Vogel aún no ha confirmado que el alemán será inicial, los diferentes reportes, sumados a las propias declaraciones del base, nos hacen pensar que eso será lo que termine sucedinedo. Especialmente porque tras las salidas de Avery Bradley y Rajon Rondo, los Lakers no tienen demasiadas otras alternativas como manejadores de balón para incluir en el cinco de arranque.

Más | Previa de Los Angeles Lakers: plantel, rotación, figuras, historias, análisis y más rumbo a la temporada 2020-2021

Ahora bien, sabido es que Schroder viene de tener la mejor temporada de su carrera en la 2019-2020, en un rol diferente al que cumplirá en Los Angeles. Era el sexto hombre del Thunder pasando 30,8 minutos por partido en cancha y promediando 18,9 puntos, 4 asistencias y 3,6 rebotes, con un 46,9% de campo y un 38,5% en triples. Sus cifras en puntos, rebotes, porcentaje de campo y de triples fueron topes en sus siete años como NBA. De la misma manera que también alcanzó la cima en personal en estadísticas avanzadas como true shooting percentage (57,5%) y win shares por cada 48 minutos (0,87).

Si efectivamente el quinteto de los Lakers incluye a Schroder, lo más lógico sería que comiencen la temporada con el alemán como base, Kentavious Caldwell-Pope y LeBron James como exteriores, junto a Anthony Davis y Marc Gasol como interiores. Mientras que nombres como Alex Caruso, Wesley Matthews, Kyle Kuzma, Markieff Morris y Montrezl Harrell son relegados a la segunda unidad.

La pregunta entonces es cómo encaja el ex OKC junto a esos nombres y cúan capacitado está para cumplir con los roles que se esperan de él.

Defensivamente, Schroder mostró un progreso interesante en la 2019-2020, mejorando su intensidad y teniendo un impacto positivo en el rendimiento de OKC: con él en cancha, el Thunder tuvo un rating defensivo de 106,4 puntos, mientras que cuando descansó, esa marca empeoró a 112,7. Una diferenca enorme, con un excelente diferencial favorable de 6,7 puntos. Sin embargo, está lejos de ser un defensor destacado y en relación a las opciones de la temporada pasada, los Lakers parecen haber dado un paso atrás.

La principal diferencia con lo que traían Bradley y Rondo pasa por la capacidad para generar jugadas sobre el balón, ya sea mediante robos o desvíos.

Temporada 2019-2020 (por 48 minutos)
Jugador Robos Desvíos Total
Rajon Rondo 1,95 3,46 5,41
Avery Bradley 1,74 3,16 4,90
Dennis Schroder 1,08 2,16 3,24

Si bien recuperar o desviar balones no es lo único que constituye a un buen defensor, no deja de ser una parte importante de esa área, especialmente entre los guardias. De hecho, los Lakers fueron el tercer equipo que más pérdidas forzó en sus rivales durante la 2019-2020, lo cual no será tan sencillo de repetir con este cambio de nombres.

Con garantías como Davis o Gasol protegiendo la pintura (o McGee y Howard en la campaña anterior), los perimetrales de los Lakers pueden tomar más riesgos de los habituales en la primera línea defensiva, por lo que tener a buenos ladrones es de suma importancia. Veremos si con esas libertades, Schroder puede mostrarse más activo y al menos acercarse a la producción de sus antecesores.

De todas maneras, está claro que la llegada del europeo a los Lakers no está ligada a lo que pueda hacer en defensa, sino a su tarea ofensiva. La primera adaptación allí salta a la vista: tendrá que acostumbrarse a jugar menos con el balón en las manos, teniendo en cuenta que compartirá cancha con LeBron y Davis. Como jugador sin pelota, Schroder nunca se ha destacado por su movimiento o cortes hacia los espacios, pero sería importantísimo que pudiera mejorar esa faceta: con pasadores como LeBron, Davis y Gasol a su lado, el movimiento sin la bola podría generarle puntos fáciles cercanos al aro.

En la 2019-2020, solo el 2% de sus posesiones llegaron vía cortes sin balón, un número bajo incluso para un base. En comparación, esas cifras fueron triplicadas por Lakers como Caruso (6,7%) y Bradley (6,6%), aunque no así por Rondo.

Si Schroder mantiene los valores de la temporada anterior y su juego sin pelota se parece más al de Rondo (estacionado), que al de Caruso o Bradley (cortes), veremos si logra mantener los porcentajes tripleros que viene de tener en el Thunder: lanzó un 38,5% de tres, cuando en las seis campañas previas acumulaba un 32,5%.

¿Aberacción estadística o un número capaz de sostenerse? Habrá que esperar a ver qué sucede en la 2020-2021, pero hay una buena señal en favor de Schroder: sumando las últimas tres campañas, el alemán registra un flojísimo 28,5% en triples tomados desde el drible, pero un correcto 36% en aquellos que intenta a pie firme. Si suponemos que en el quinteto de los Lakers jugará más sin la pelota, podemos esperar que tenga muchas más oportunidades para el segundo tipo de lanzamientos, que para el primero. Y por ende, sus chances de buenos porcentajes deberían crecer.

Del lado negativo está claro que está el tema asistencias y visión de campo, donde Schroder es realmente flojo en comparación con otros bases. El ex Thunder será mucho más productivo como anotador, pero no generará demasiado juego para sus compañeros.

Anthony Davis es uno de los que más puede sentir ese cambio. Aunque no siempre compartieron cancha, AD tuvo una excelente química con Rondo en la 2019-2020. Algo que no solo queda sustentado en la observación, sino también en las estadísticas. Cuando el ahora base de Atlanta estuvo en cancha, Davis anotó 30,9 puntos por cada 36 minutos. ¿Sin él? Bajó a 26,3. Los números de eficacia fueron todavía más significantes: lanzó un 70,1% en la pintura con Rondo pero un 60,3% sin Rajon.

Esa diferencia de 10% de eficacia no solo es tremendamente significativa, sino que lejos está de tratarse de una casualidad: Rondo fue una máquina de conseguirle puntos fáciles a Davis. Y honestamente, es muy difícil imaginar a Schroder repitiendo esa conexión.

Entonces, ¿han dado los Lakers un paso adelante con la contratación de Schroder?, ¿encaja bien con su quinteto inicial? Por ahora tenemos factores positivos y negativos, pero hay un par más que inclinan la balanza para el lado del acierto. Los mismos están vinculados entre sí y están relacionados a la capacidad del oriundo de Braunschweig de crear desde el drible.

Los Lakers fueron uno de los equipos más limitados en términos de creación desde el pick and roll de toda la 2019-2020. De hecho, LeBron James fue su único jugador efectivo en esa faceta: entre los siete que usaron al menos 50 posesiones por esa vía, LBJ fue el único que superó la media de la liga en términos de eficacia, anotando 0,99 Puntos Por Posesión (PPP), válido para el percentil 84 de la competencial. ¿El resto? Todos por debajo de los 0,84 PPP y del percentil 49.

Schroder en cambio, fue de los más productivos desde el pick and roll de toda la temporada: terminó 28°, anotando 6,2 puntos por encuentro desde esa vía. Su eficacia no fue superlativa (apenas por encima de la media), pero en términos de uso y frecuencia, se trata de un especialista que le suma a los Lakers un arma ofensiva con la que no contaban hasta hace poco.

Para cerrar queda el tema cierres de posesión, algo en lo que Schroder representa una amenaza completamente superadora a la que tenía Los Angeles con Rondo. El talento creativo del alemán es enorme y cuando el reloj se acerca a cero, es capaz de resolver individualmente. De acuerdo a las estadísticas de 82games.com, Schroder lanzó un 50,2% de eFG% en los últimos ocho segundos de posesión durante la 2019-2020. ¿Rondo? Un 41%. Casi 10% menos.

La incorporación de Schroder tiene sus pros y sus contras. Defensivamente tiene sus problemas y probablemente no vaya a entrar en el circuito de juego de pases de Los Angeles. Sin embargo, los campeones ya tienen en su quinteto a grandes defensores y pasadores, por lo que contar con un jugador capaz de anotar triples a pie firme, desequilibrar desde el pick and roll y traer soluciones en los segundos de cierre de las posesiones, resulta mucho más complementario que lo primero. Los Lakers no solo ganaron la 2019-2020, sino también el mercado 2020. Y el fichaje de Schroder se lleva buena parte de ese mérito.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

NBA-All-Star-2021-Voting
¡Comienza la votación para el All-Star 2021!
Leandro Fernández
Jaylen Brown, Ben Simmons, Andrew Wiggins
7 datos de la 2020-21 que merecen mayor atención
Leandro Fernández
Isaiah Thomas
Thomas mira a la AmeriCup pensando en volver
Leandro Fernández
76ers lakers
Tres historias a seguir de 76ers vs. Lakers
Sergio Rabinal
Nuggets vs. Miami
Tres cosas a seguir de Miami vs. Denver
Leandro Fernández
mitchell jazz
La reconversión de Utah Jazz desde el triple
Sergio Rabinal
Más noticias