Los Angeles Clippers

Eric Bledsoe y un regreso a LA Clippers 8 años después para relanzar su carrera

La presencia de Eric Bledsoe en Memphis Grizzlies era sabido que no se demoraría mucho. Tan pronto como los New Orleans Pelicans lo enviaron a Tennessee para aligerar salarios pensando en la Agencia Libre el jugador comunicó a la prensa que su intención no era permanecer sino buscar una salida rápida que encajase más y mejor con sus pretensiones deportivas. Dicho y hecho, 20 días después del movimiento el base ha encontrado un nuevo destino, uno que parece definitivo y en donde tendrá una nueva oportunidad de revalorizarse y volver a ser él mismo, LA Clippers.

La carrera de Bledsoe hace tiempo que llegó a un punto muerto. Los dos fracasos consecutivos en Playoffs en Milwaukee Bucks y su elevado salario respecto a su rendimiento hicieron que su valor de mercado cayese notablemente en muy poco tiempo. Lo que en un inicio pareció una asociación llamada a alargarse en el tiempo entre el base y el conjunto de Wisconsin por su facilidad para anotar en transición y crear desde el uno contra uno rápidamente quedó en el pasado cuando los resultados no fueron tan positivos como en Fase Regular.

MÁS | Traspaso de bases entre LA Clippers y Memphis Grizzlies con Eric Bledsoe, Patrick Beverley y Rajon Rondo implicados

El movimiento que le incluyó a él en el traspaso por Jrue Holiday acabó por enviarlo a unos New Orleans Pelicans donde el encaje no podía ser mejor a priori: campo abierto, jugadores jóvenes, la posibilidad de ocupar el puesto de combo-guard. En definitiva, un solar donde sumar buenos números, dejar buenas sensaciones, revalorizarse y de paso compartir cancha con Zion Williamson. La apuesta no es que saliese mal, es que empeoró la situación de Bledsoe hasta el punto de ser un activo negativo para la plantilla dirigida por Stan Van Gundy.

En cuestión de tres temporadas el apodado como "Mini-LeBron" ha pasado de promediar 17,8 puntos en 2018 en los Bucks a 12,2 en los Pelicans en 2021, descendiendo su promedio de acierto del 47,6% al 42,1%. En general, todas sus métricas han caído, desde las tradicionales a las avanzadas, cerrando el último curso con un Box Plus Minus de -2,3, un PER de 11,5 y tan solo 2,3 Win Shares, sus números más bajos desde su año sophomore. La carrera de Bledsoe está en un punto crucial y su llegada a los Clippers ha de servir como trampolín para poder optar a seguir siendo importante en la NBA.

La temporada 2021-22 será clave en la trayectoria del base por todo lo expuesto anteriormente, pero más si tenemos en cuenta que todavía le quedan dos años de contrato, finalizando en 2023 y con el consiguiente riesgo de convertirse en un jugador contrato y tan solo una moneda de cambio.

El contexto en el que ha recalado no puede favorecerle más. Los Clippers están abocados a pelear contra viento y marea en esta campaña pues la lesión de Kawhi Leonard va a requerir a Ty Lue que exprima al máximo a un plantel confeccionado para girar en torno al alero y Paul George. Es por ello que la adquisición de Bledsoe viene a solucionar un problema que se retrotrae a la salida de Chris Paul en 2017 y es que la franquicia ha carecido de un manejador en el puesto de base que pudiese asumir responsabilidades en la anotación de manera notable. No es extraño que el equipo haya optado por mover a sus dos bases quienes se caracterizaban principalmente por ser creadores de juego en un sentido más clásico como Rajon Rondo y Patrick Beverley.

De esta forma, los angelinos podrían utilizar a Bledsoe como sexto hombre a modo de revulsivo desde el banco con Luke Kennard en el puesto de escolta o bien como manejador junto a Reggie Jackson, formando un backcourt con muchos puntos en sus manos y que podría ser justo lo que necesitan los Clippers para salvar la Fase Regular en lo deportivo.

Así, el jugador de 31 años regresará al lugar en el que arrancó su trayectoria en la NBA, una franquicia que ha cambiado muchísimo desde que se fue, pasando a manos de Steve Ballmer, iniciador de un proceso de regeneración y modernización de la organización por la cual han logrado finalmente disponer de instalaciones de entrenamiento propias y una cultura a la que aferrarse. Al mismo tiempo, poco o nada se parece el Bledsoe que vuelve al Staples Center que aquel que se fue en el verano de 2013 rumbo a Phoenix Suns.

El Bledsoe que se fue de Los Ángeles era un combo en el puesto de point-guard, obligado a desempeñar funciones para las que no era apto, y encorsetado en un sistema estanco como el de Vinny del Negro que apenas dejaba espacio para la creatividad. 8 años más tarde el nativo de Alabama vuelve siendo otro, más maduro, con otro pedigrí. Un jugador que viene tras ser incluido en dos de los mejores quintetos defensivos, siendo en 2019 1st All-Defense, lo que unido a su físico podría ayudar a llenar el vacío dejado por Kawhi Leonard.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con los Knicks
Nacho Losilla
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retiro?
Juan Estevez
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la temporada?
Juan Estevez
Más noticias