);
FIBA Basketball World Cup

Mundial de básquet 2019: España sobrevivió al 'catenaccio' italiano y se aseguró su pase a cuartos de final

Spain
Ricky Rubio anotó 15 puntos. FIBA

España ya está en cuartos de final del Mundial de básquet 2019. Y no ha sido tarea fácil, en absoluto. Los de Sergio Scariolo sufrieron lo indecible para asegurar una victoria importantísima ante Italia (67-60), que evita quebraderos futuros en el siguiente choque frente a Serbia. Juancho Hernangómez y Victor Claver disputaron sus mejores momentos con la selección hasta el momento, demostrando que están preparados para el reto y que no les tiembla la mano a la hora de la verdad.

Más: Mundial de básquet 2019: el resumen del día 7, con Argentina entre los 4 que avanzaron a cuartos de final

Esos 16 tantos de Juancho permitieron a España sobrevivir al infierno italiano en una noche en la que Belinelli (3 de 16 en tiros) y su desacierto condenaron a la derrota en la recta final del choque a los mediterráneos. Un partido que dejó clara la importancia de Marc Gasol, desaparecido por la férrea defensa de Biligha, con tan solo 2 puntos (decisivos, no obstante), y que fue liderado por Sergio Llull con 11 puntos y una dirección excelente.

La selección española se verá las caras ante Serbia por el liderato del grupo el próximo domingo. Quién gane ese encuentro evitaría a Estados Unidos hasta una hipotética final del Mundial, y se enfrentará a Argentina o Polonia en cuartos.

Así fue el partido

La selección italiana golpeaba primero y ponía rápidamente contra las cuerdas a España. El parcial de 5-15 con el que tomaban ventaja los azzurri abría una brecha que les daba alas y confirmaba el más estado de forma de los españoles. La defensa rival se focalizó desde el primer momento por negar completamente que los balones llegasen a manos de Marc Gasol, Paul Biligha era el encargado de anular al catalán y el resto del perímetro español no era capaz de generar juego. Una defensa que forzó a los de Scariolo a cometer 5 pérdidas en tan solo 3 minutos y que no dejaba respirar a nadie que osara anotar.

Scariolo paraba el encuentro y reajustaba a los suyos, dándoles las instrucciones y las lecturas necesarias en un comienzo que encontró desprovistos a los titulares. Sergi Llull cambió el sino del choque liderando un parcial de 7-0 que se consumó con el empate a 18 al término del primer tiempo.

El astro del Real Madrid dejaba su impronta en el partido con sus mandarinas archiconocidas:

La defensa azzurra hacía aguas con el paso de los minutos, dejando cada vez más espacios libres y permitiendo el juego entre pivotes que Oriola aprovechaba a placer. El partido se endurecía y poco a poco la selección tomaba el timón del encuentro, poniéndose por delante a falta de 5 minutos para el descanso por primera vez en el partido. El aumento en la intensidad de Italia en defensa les impulsó a jugar más rápido, tomando peores decisiones y abriendo el campo consecuentemente en las transiciones para que España anotase fácilmente.

La batalla vivida en el segundo periodo dejaba el partido con una ventaja mínima para Italia, venciendo por 31-30.

Hernangómez abría el marcador tras el paso por vestuarios y Gigi Datome respondía desde la media distancia. Las decisiones arbitrales encendieron a Scariolo, señalándole una técnica como respuesta a sus ostensibles quejas. Rudy Fernández y Victor Claver ampliaban la renta desde el triple, contagiando ese acierto al resto de sus compañeros, poniéndose el traje de faena en los intangibles y mirando cara a cara a Italia.

Ante la desaparición en el partido de las estrellas de España, era Juancho Hernangómez quien brillaba con luz propia. El madrileño hizo gala de una intensidad y acierto con el que superó la defensa italiana y formó parte de los mejores minutos del partido de los de Scariolo.

Willy estuvo a punto de realizar una de las jugadas del torneo, pero el balón decidió salirse.

La ventaja de 8 puntos de la selección se esfumó en el momento en el que Gasol y Claver abandonaron la cancha, permitiendo a la 'azzurra' colocarse de nuevo parejos en el marcador y cerrando el tercer tiempo 50 a 48 con dos puntos de ventaja.

Los italianos demostraron no bajar los brazos en ningún instante al mismo tiempo que España cometía errores imperdonables en un momento semejante. Un inicio de 1-3 para Italia en los primeros compases del cuarto periodo aseguró un final a la altura del choque.

Precisamente era el desacierto y las malas decisiones de Belinelli las que hacían perder a Italia una renta de 4 minutos en tan solo 3 ataques, dejando vía libre a España para endosarles un parcial de 6-0 que puso a España con dos puntos de ventaja a tan solo 2 minutos del final. Los de Scariolo supieron gestionar el nerviosismo italiano con tesón y una zona que les pilló desprovistos y aseguraron una victoria importantísima que deja a España clasificada para los cuartos de final. España vencía por 67 a 60 en un partido cuyo resultado no refleja la igualdad que se vivió.

Una victoria que no habría sido posible sin la vital canasta de Marc Gasol que anotó, la única en todo el choque.

Más en NBA.com

Ray Allen y su tiro para la historia ante los Spurs
Los mejores partidos de la década
Pablo Schatzky
Sophomores
Top 5: Los jugadores de segundo año
Pablo Schatzky
NBA G-League International Challenge
La previa del NBA G-League International Challenge
Leandro Fernández
james-harden-010518-ftr-getty.jpg
Harden: "Mi objetivo es ganar múltiples campeonatos"
Pablo Schatzky
Kristaps Porzingis
Porzingis ya impresiona a los Mavericks
Sergio Rabinal
Los Angeles Clippers
La radiografía de los Clippers para la 2019-2020
Leandro Fernández
Más noticias