Acento argentino

Facundo Campazzo hace balance de su inicio NBA: "Ahora me siento con mucha confianza"

Se acerca la pausa del All-Star Game y los balances de mitad de temporada suelen aparecen sobre estas fechas. Por eso resultó perfecto y puntual la aparición en escena de Facundo Campazzo, el hombre del momento para Argentina y Latinoamérica. Porque si su llegada fue un envión de impacto, ilusión y expectativa para la región, qué decir ahora que se lo está viendo con más protagonismo y con mejor rendimiento en sus Denver Nuggets.

Más | Jamal Murray y una de sus mejores rachas anotadoras para ilusionar a Denver Nuggets

En pleno día sin partido para los de Colorado, el base cordobés se prendió a una extensa y profunda conversación de más de una hora a través de zoom con más de 60 periodistas de habla hispana, de la que fue parte NBA.com Global. Y allí navegó por todo lo que refiere a este viaje soñado por la NBA, que lo tiene en un claro pico de rendimiento, desde lo numérico pero sobre todo desde las sensaciones. Ya no es el Facu 'atado' y un tanto tímido del inicio, sino que es más parecido al Facu que lo trajo hasta la NBA.

"Sabía que venía a un lugar diferente y que el proceso de adaptación iba a cumplir su factor, de hecho creo que sigo adaptándome. Es una liga totalmente diferente, hace cuatro meses atrás estaba jugando con otro equipo, en otra liga y en otro país, y de un día para el otro fue un cambio de 360°. Sabía a lo que venía, sabía más o menos cuál iba a ser mi rol y sabía que iba a llevar su proceso. Creo que ahora mismo me siento con mucha confianza, conociendo más a la liga, a los rivales. Me empecé a sentir mejor cuando jugamos de nuevo contra los rivales que ya habíamos jugado. Es parte de toda la adaptación y cada día que pasa me voy sintiendo bien y mejor. También estoy conociendo más a mis compañeros, son nuevos y bajo una manera de jugar distinta. En ese sentido lo tomo con total naturaleza y a su vez intento disfrutarlo", reconoció ante la consulta de este sitio sobre su reciente crecimiento, que lo tiene promediando 12,2 puntos (46,7% triples), 1,8 rebotes, 4,0 asistencias y 1,5 robos en 28,8 minutos durante los últimos seis encuentros.

A continuación, parte del resto de la charla de Campazzo, tocando muchísimos temas.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí.7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Jamal Murray Facundo Campazzo

Su aporte y rol en Denver Nuggets

"Intento aportar desde la energía, la defensa, lo que siempre intenté desde que empecé a jugar como profesional. Desde la actitud, intensidad, en el defender al rival toda la cancha, intentar volver loco al rival. En ofensiva tenemos mucho talento y no me preocupo en ese sentido. Sí intento preocuparme en mejorar algunos aspectos individuales como el tiro de tres puntos, la flotadora, jugar el pick and roll, moverme sin la pelota. Intento contagiar y darle al equipo desde ahí, ganándome la confianza de mi entrenador desde la defensa, en el querer defender al mejor del otro equipo, en luchar siempre cada pelota. Cuando hacés bien las cosas en defensa, en ataque las cosas salen por sí solas".

"Para mantenerme en la NBA, tengo que mantener el nivel de mi tiro de tres puntos, ya sea tirando al recibir o desde el pique también. Las flotadoras y los tiros de dos puntos, y también el movimiento sin balón. Ahora estoy aprendiendo eso, y ahí este equipo es uno de los mejores, contamos con uno de los mejores pasadores de la NBA como (Nikola) Jokic y tenemos que aprovechar eso, estando siempre atentos a cualquier pase y ubicarnos bien adentro de la cancha".

Las lesiones de los Nuggets y el aporte de los de atrás

"Creo que la seguidilla de partidos fue un factor importante en ese sentido y nos pasó factura con algunas lesiones, eso hizo que los rookies o los que no jugábamos tantos minutos estemos preparados. Creo que conocer cómo juega el equipo, la manera, cómo ataca, cómo defiende, es muy importante para los nuevos, y creo que intentar ocultar las lesiones con ese conocimiento fue importante, sabiendo que estábamos preparados para jugar. Estamos disimulando lo mejor que podemos estas bajas, y si bien se estamos perdiendo más partidos de los que nos esperábamos a comienzo de la temporada, hay que seguir trabajando. Los rookies y nuevos tenemos que estar preparados siempre. Esto va cambiando constantemente y tenés que estar preparado. Un día quizás no juegues y al otro quizás tenés que ser titular, y vos tenés que estar preparado para jugar a gran nivel".

La química dentro del equipo

"En general sería muy injusto que diga dos o tres nombres, me llevo muy bien con la mayoría la verdad. Es un grupo, un vestuario que se asemeja un poco a lo internacional, ya de por sí sus dos jugadores franquicia son internacionales y al entrenador le gusta mucho el juego internacional también, entonces es como que no fue un cambio tan drástico desde que llegué, me sentí muy cómodo desde el inicio. Y si bien mi inglés no es nativo, intento adaptarme, hablar con mis compañeros, conocerlos. En cada equipo donde estuve intenté llevarme bien con todo el mundo, porque es una temporada muy larga y necesitás llevarte bien con todos para afrontarla, para intentar conseguir los objetivos que nos proponemos".

El hacerse un nombre en la NBA

"Intento generar un impacto lo más rápido posible, intentar hacer mi juego, siempre y cuando ayude al equipo. Quizás ahora se están viendo más videos y esas cosas que se suben de mi jugadas, que vienen acompañados de los minutos. Pero intento gastar mi energía para ayudar a mis compañeros y hacer cosas para intentar ganar los partidos. Al fin y al cabo, eso es lo que importa. Si después me hago un nombre o no, será una consecuencia del trabajo que haga".

El detalle que lo sorprendió de lo que encontró en la NBA

"Lo que más quizás me llama la atención en estos momentos son los 8 minutos de más que hay respecto a FIBA. Ahí los 40 minutos valen cada pelota, tenés que estar 100% concentrado, no cometer ningún error, no tomar un tiro de más, no tomar malas decisiones, no tenés margen de error en esos 40 minutos. Acá tengo la sensación que esos 8 minutos son un montón más, esos 8 minutos marcan mucho la diferencia y tenés más margen para el error. Eso quizás me sorprende, que se vaya de menos a más en los partidos, cosa que con Denver intentamos estar los 48 minutos concentrados cometiendo las menores desconcentraciones posibles. Pero creo que esos 8 minutos se notan".

La relación con Michael Malone

"Es muy buena. Es muy cercano al jugador. Siempre tuve entrenadores cercanos al jugador, entrenadores que están siempre pendientes de lo que el jugador necesite, que está abierto a sugerencias, que tiene la oficina abierta para que puedas hablar con él. Genera una muy buena relación entre jugador y entrenador y eso es muy importante en una temporada tan larga y con tantos partidos. Conmigo siempre estuvo de primera, siempre bien, diciéndome que tengo que ser Facundo Campazzo y no intentar ser otro jugador, que para eso estoy acá. Obviamente que la adaptación iba a jugar un papel importante para mí, pero siempre estuve respaldado por el entrenador y mis compañeros, y eso me deja mucha confianza".

La defensa en la NBA y su aporte

"Es de los desafíos más grandes. Acá se ve muy bien al que defiende, y a la vez el que ataca es porque es de los mejores en el uno contra uno, se pueden ver las cualidades y no son opacadas. A veces te dejan jugar un poco más físico y otras no, por eso es importante cuando defendés a los cracks como Lillard, Curry, Westbrook, Durant, LeBron o el que sea, es siempre mostrar tus manos, porque son buenos sacando faltas, son muy inteligentes. En defensa tenés que jugar siempre mostrando tus manos, que no te enganchen nunca. Eso es algo nuevo para mí, sigo tratando de acostumbrarme, y hago mucho hincapié en eso, en mostrar siempre las manos al árbitro, de que no uso el chequeo sino solo mi cuerpo. No es fácil, porque los que juegan realmente bien el uno contra uno son super atléticos, habilidosos y talentosos, te pueden anotar de tres, de dos, en bandeja, se postean... Son varios los factores que hay que tener en cuenta para eso. Yo considero que la defensa es más querer que táctico, es competencia, es no querer que te anoten. En ese sentido intento ser lo más detallista posible"

La revolución en Argentina por su llegada la NBA

"No caigo, realmente no tomo o no quiero tomar dimensión para no volverme loco. Es algo increíble. Lo puedo ver en las redes sociales, es increíble el apoyo que estoy teniendo, hay gente que se queda hasta la madrugada para ver los partidos, incluso si juego poco se quedan igual. Es algo increíble y se hace sentir, lo siento todos los días, sobre todo en las redes sociales. No veo la hora de que haya gente en la cancha y vayan argentinos a cada partido donde me toque jugar, poder verlos en persona, conocerlos. Es algo muy bonito de ver. Siempre estoy agradecido. Yo intento dejar todo en la cancha y creo que eso a la gente le gusta".

El uso de las analíticas

"Lo estoy usando más que cuando estaba en España. Acá es todo más medido y táctico en ese sentido, se toma en cuenta cada aspecto individual y colectivo del juego y eso era un factor totalmente nuevo para mí. Intenté informarme, intento familiarizarme con esa manera de afrontar los partidos, pensando que acá está todo medido: porcentajes, para qué lado va cada jugador más veces, qué suele hacer después de meter dos piques. Es todo muy detallado y te sirve mucho para enfrentarte a alguien. Intenté hacerle caso para que la adaptación sea mucho más corta".

Anotar en la NBA vs. Europa

"Yo a Luka (Doncic) entiendo que diga que anotar en la NBA es más fácil que en Europa, porque tiene un talento increíble. A mi me cuesta un huevo anotar (risas), estoy tirando plegarias a veces. Él tiene un talento increíble, lo hacía en la Euroliga también. En lo personal, es verdad que hay más espacios, con los tres segundos de regla que influyen, pero a su vez tenés jugadores mucho más atléticos que te llegan en medio segundo, eso hay que tenerlo en cuenta. Después dicen que acá no se defienden, pero acá se defiende mucho. De hecho se ven los buenos defensores porque no se deja usar mucho las manos o el contacto, entoncés se puede ver más claro cuándo un defensor es bueno y cuándo es menos bueno. Acá los buenos en ofensiva son realmente buenos".

"Sí es verdad que tenés más espacios y si sos rápido para tomar decisiones tenés un poquito más de tiempo. Lo que también veo en defensa es que cuando te dejan uno contra uno te sentís un poco más solo, te lo tenés que bancar vos. Eso se siente a diferencia del básquet FIBA, donde la cancha es más chica, podés estar más en la zona y te animás a presionar un poco más porque tenés atrás una defensa más compacta. Por eso los que son realmente buenos en el uno contra uno acá son un peligro. Intento adaptarme a esa clase de jugadores cracks, porque es a lo que vine, a competir y mejorar en ese sentido".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Russell Westbrook
Cuarto triunfo seguido de los Wizards: otro triple-doble de Russ
Agustín Aboy
Dennis Schroder
Lakers venció en la prórroga a un Jazz repleto de ausencias
Agustín Aboy
Indiana Fever
El panorama de Indiana Fever, el equipo que eligió a Chagas
Agustín Aboy
Gabriel Deck
Santander y su análisis del arribo de Deck a la NBA
Leandro Fernández
Stephen Curry
Steph, a la caza de Kobe en el Warriors-Celtics
Leandro Fernández
Donovan Mitchell
Utah pierde a Donovan Mitchell por varios partidos
Leandro Fernández
Más noticias