Acento argentino

Facundo Campazzo, ¿uno de los mejores novatos de la temporada 2020-2021? Su caso y opciones para los All-Rookie

Cada cierre de temporada trae un debate en torno a los premios y menciones individuales que se entregan habitualmente entre los jugadores más destacados del curso en cuestión. Cada carrera particular suele tener su propia conversación, y en este caso nos vamos a detener en una puntual: la que hace referencia a los mejores novatos de la temporada. ¿Por qué? Simple, porque el nombre de Facundo Campazzo ha ingresado en la conversación a fuerza de sus grandes actuaciones con Denver Nuggets en este tramo final de la 2020-2021.

Más | Entrevista con Luca Vildoza: "Me obligo a disfrutar porque estas cosas se dan una sola vez en la vida"

Está claro que el argentino no compite con los LaMelo Ball y Anthony Edwards, principales candidatos al premio al Mejor Rookie del año. Pero tiene sentido pensar en su nombre como uno de los miembros de los All-Rookie Team, los quintetos ideales entre los más destacados de primer año.

¿De qué se trata? De dos quintetos con los 10 mejores rookie de acuerdo al panel de periodistas especializados que selecciona la NBA año a año. Para tomar la referencia de 2020, la elección no fue dividida por posiciones, es decir que si un colega quiere votar a cinco bases en su primer equipo (por dar un ejemplo), podría hacerlo. Para determinar la votación se otorgaban dos puntos por ser votado en el primer quinteto y uno por el segundo. Los cinco con más puntos conformaron el All-Rookie First Team, y los siguientes cinco el All-Rookie Second Team.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí.7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Sabiendo esto, vamos a lo que nos trajo hasta aquí. ¿Cuán sólido es el caso de Campazzo? ¿Cuán dura es la competencia? Veamos...

Las fijas e indiscutibles

Sin lugar a dudas que hay varios nombres que, por rendimiento y consistencia a lo largo de la temporada, deberían estar adelante de la consideración. ¿Quiénes?

  • LaMelo Ball (Charlotte): 15,8 puntos (44,2% campo), 6,0 rebotes, 6,2 asistencias y 1,6 robos (28,8 minutos, 48 PJ)
  • Anthony Edwards (Minnesota): 19,0 puntos (41,4% campo), 4,7 rebotes, 2,8 asistencias y 1,1 robos (31,9 minutos, 69 PJ)
  • Tyrese Haliburton (Sacramento): 13,0 puntos (47,2% campo), 3,0 rebotes, 5,3 asistencias y 1,3 robos (30,1 minutos, 58 PJ)
  • Saddiq Bey (Detroit): 12,1 puntos (38,9% triples), 4,5 rebotes y 1,3 asistencias (26,9 minutos, 68 PJ)
  • Immanuel Quickley (New York): 11,7 puntos (39,7% triples), 2,2 rebotes y 2,1 asistencias (19,6 minutos, 61 PJ)
  • Jae'Sean Tate (Houston): 11,2 puntos (50,2% campo), 5,4 rebotes, 2,5 asistencias y 1,3 robos (29,4 minutos, 67 PJ)

Los tres primeros, salvo algo raro, deberían ser los finalistas para el ROY, con LaMelo y Edwards un paso por delante del base de Sacramento. Los tres, más allá de la mención, han demostrado ser esenciales para el futuro de sus respectivos equipos, con Ball siendo vital para cambiar de inmediato la realidad de sus Hornets, que se metieron en la pelea por puestos de Playoffs a partir de su inmediato impacto (quizás ahí está su principal ventaja por sobre Edwards).

Bey ha sido una constante en unos Pistons que han rendido mejor que lo que indica su récord. Se anota como uno de los mejores tiradores de esta camada (aventaja a Edwards entre los que más triples metieron, con 169 vs. 161). Quickley gana terreno no sólo por sus importantes números en escaso tiempo de juego (entre los 9 novatos que promedian más de 10 puntos por partido es, por lejos, el que menos tiempo en cancha está, con 19,6 minutos), sino por hacerlo en un equipo revelación y ganador como los Knicks. Y Tate, si bien no tiene el plus del éxito colectivo (Houston es el peor del año), ha sorprendido a todos siendo un jugador no drafteado que llegó casi por la puerta de atrás (se destacó en la NBL de Australia) y se asentó.

Los que siguen con sólidas chances

  • Cole Anthony (Orlando): 12,4 puntos (39,5% campo), 4,6 rebotes y 4,1 asistencias (27,1 minutos, 44 PJ)
  • Isaac Okoro (Cleveland): 9,3 puntos (42,4% campo), 3,0 rebotes, 1,8 asistencias y 1,0 robos (32,2 minutos, 64 PJ)
  • Patrick Williams (Chicago): 9,0 puntos (48,0% campo), 4,6 rebotes y 1,4 asistencias (28,0 minutos, 87 PJ)

Sin llegar al nivel de fijas, es probable que sus casos sean los más sólidos para estar en alguno de los dos quintetos. Por números, el hombre de Orlando (con un par de destellos con tiros ganadores a lo largo del curso) es quien está un poco mejor parado. ¿La principal duda? Apenas tiene 44 partidos jugados por una lesión a mitad de curso que lo sacó de acción por un par de meses. A su favor: la vuelta lo vio mejorado (aunque en un equipo ya sin aspiraciones reales), con promedios de 14,2 puntos, 4,7 rebotes y 4,6 asistencias en 27,6 minutos; y que su cantidad de partidos tampoco es tan inferior a la de LaMelo (sólo cuatro más).

Okoro y Williams comparten perfil: jugadores más silenciosos, aplicados al trabajo sucio dentro del equipo por sus muy buenas cualidades defensivas y con interesante proyección. El de los Bulls, incluso, "sobrevivió" a la reformulación sobre el deadline, cuando gran parte del núcleo joven se fue en la operación que trajo a Nikola Vucevic. Ambos, además, fueron picks de Lotería en el Draft 2020, por lo que su cartel crece en la consideración.

El caso de Campazzo, como uno de los "variables"

Aquí podríamos empezar a meter a Facu en la consideración, dentro de un grupo que bien podría recibir votos, algunos con más o menos mérito. ¿Quiénes serían estos jugadores?

  • Facundo Campazzo (Denver): 6,2 puntos (36,0% triples), 2,0 rebotes, 3,5 asistencias y 1,2 robos (21,9 minutos, 63 PJ)
  • James Wiseman (Golden State): 11,5 puntos (51,9% campo), 5,8 rebotes y 0,9 tapones (21,4 minutos, 39 PJ)
  • Desmond Bane (Memphis): 9,3 puntos (44,0% triples), 3,1 rebotes, 1,8 asistencias y 0,9 robos (22,3 minutos, 65 PJ)
  • Isaiah Stewart (Detroit): 7,9 puntos (55,3% campo), 6,7 rebotes y 1,3 tapones (21,2 minutos, 68 PJ)
  • Payton Pritchard (Boston): 7,6 puntos (45,2% campo), 2,2 rebotes y 1,7 asistencias (18,9 minutos, 63 PJ)
  • Theo Maledon (Oklahoma City): 10,1 puntos (33,6% triples), 3,3 rebotes y 3,5 asistencias (27,5 minutos, 63 PJ)

Si los nueve de arriba están adentro, entonces sólo quedaría un lugar para sumar a un jugador más. Y aquí es donde el debate se pone interesante, porque (como todo en estos premios) entra en juego la consideración personal de cada votante, y no existe un libreto similar para todos a la hora de la evaluación... Ya iremos con el caso de Facu, pero miremos a su "competencia"...

¿Por qué Wiseman no es una fija? El #2 del Draft se impone al resto desde los números, está claro. El tema que le juega en contra no pasa solo por sus inconsistencias a lo largo del curso (al cabo, todos los jóvenes sin experiencia las tendrán), sino por su baja cantidad de partidos, apenas 39 (ya afuera del resto del curso por lesión). Es decir que habrá jugado apenas por encima de la mitad de los partidos de la temporada. ¿Muestra suficiente para la evaluación?

Desde los números, hay buenos argumentos para Maledon y para Stewart, aunque ambos en contextos de equipos de la parte de abajo y en reconstrucción. Quizás desde las sensaciones, lo del pivote de los Pistons fue mejor. Menos minutos, pero cuando los tuvo respondió con un gran impacto (12,7 puntos, 9,4 rebotes y 2,1 tapones en 29,2 minutos en sus 14 partidos como titular).

Bane es uno de esos jugadores silenciosos pero rendidores, sobre todo como especialista tirador. De hecho, es claramente el mejor en acierto (44,0% en 4,0 intentos) entre los habituales. Y Pritchard ha mostrado cosas interesantes en unos irregulares Celtics, incluso siendo valioso en pasajes con el equipo completo (algo poco habitual en un año marcado por innumerables problemas con lesiones y protocolos).

Entonces, ¿por qué Facu debería entrar en la consideración?

  • No todo es números: A la hora de medir los intangibles, Campazzo puede pelear o superar a cualquiera de sus competidores. Ha sido un jugador cuyo valor ha ido en aumento a medida que fue pasando la temporada, al punto de ganarse un lugar importante en un equipo de punta. Sí, es cierto que las lesiones de otros en su posición abrieron opciones, pero a esas opciones hay que saber aprovecharlas y Facu lo hizo, potenciando también su parte numérica: 9,7 puntos, 3,7 rebotes, 5,7 asistencias y 1,9 robos en 32,1 minutos desde la lesión de Murray (15 partidos); y un nivel aún superior en los últimos ocho choques (12,1 tantos, 43,8% campo, 4,8 recobres, 6,1 asistencias y 2,5 robos en 33,9 minutos). Si logra cerrar en esta línea en los últimos cuatro encuentros, su narrativa tomará fuerza. Ah, un detalle más: es el 3° novato con más asistencias totales (221) y con más robos (78).
  • Impacto ganador: Acá es donde más ventaja saca sobre sus competidores, y donde mejor parado queda con el resto de su camada. Ningún rookie fue parte de más victorias que Campazzo (41), y si bien está claro que ayuda el ser parte de una estructura ganadora, también es cierto que el cordobés hizo su parte. De acuerdo a StatHead, Facu es 6° entre todos los rookies calificados en cuanto a Win Shares, un estimado del número de victorias a las que contribuyó el jugador, con 3,1. Sólo Stewart (4,0), Tate (3,7), Haliburton (3,5), Bey y Quickley (3,3) están por delante suyo. Ah, si buscamos los líderes en Defensive Win Shares (misma métrica pero midiendo el impacto defensivo), el cordobés estaría 4° con 1,5, sólo por detrás de Williams (2,1), Stewart (2,1) y Bey (1,6). Para tener una referencia de la "precisión" de estas métricas avanzadas: Nikola Jokic, favorito para el MVP, es el líder en la primera; y Rudy Gobert, principal candidato a Mejor Jugador Defensivo, es el líder de la segunda. Al cabo, por algo Campazzo es, hasta aquí, el único de estos novatos que tienen asegurado su lugar en los Playoffs. Además, es el segundo en +/- total en la temporada con +81 (Quickley es líder con +165)
  • Valor internacional: ¿Hay que cumplir con la costumbre, no? Desde la temporada 2011-2012, todas las menciones All-Rookie tuvieron al menos a un jugador nacido fuera de Estados Unidos o Canadá. Facu es, junto al francés, los principales referentes internacionales entre los mejores de primer año. Y con la globalización de la liga en pleno crecimiento, esa narrativa quizás acompaña a la hora de captar algunos votos más.

¿Es muy común un rookie de 30 años, sin haber pasado por el Draft e internacional, siendo elegido entre los mejores de una temporada? No, para nada. De hecho, si buscamos un antecedente similar, hay que ir hasta la 2006-2007, cuando el español Jorge Garbajosa, con 29 años, fue parte del primer equipo de novatos tras promediar 8,5 puntos, 4,9 rebotes, 1,9 asistencias y 1,2 robos en 28,5 minutos con Toronto Raptors.

¿Hay casos entre los argentinos?

Sí, Campazzo no sería el primero de su país en ser elegido entre los mejores novatos de la temporada. ¿Quiénes lo hicieron antes?

  • Luis Scola (All-Rookie First Team en 2008): 10,3 puntos (51,5% campo), 6,4 rebotes y 1,3 asistencias en 24,7 minutos
  • Walter Herrmann (All-Rookie Second Team en 2007): 9,2 puntos (52,7% campo) y 2,9 rebotes en 19,5 minutos
  • Manu Ginóbili (All-Rookie Second Team en 2003): 7,6 puntos (43,8% campo), 2,3 rebotes, 2,0 asistencias y 1,4 robos en 20,7 minutos

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Giannis KD
Bucks eliminó a Nets en un Partido 7 inolvidable
Juan Estevez
Ziaire Williams
🔍️ Ziaire Williams, un alero talentoso
Juan Estevez
Rudy Gobert
Clippers y cómo hacer de Gobert una debilidad atrás
Leandro Fernández
España, Selección
España y su lista previa a Tokio 2020: 4 NBA y Pau
NBA.com Staff
Donovan Mitchell
Mitchell, entre el dolor y su grandeza en Playoffs
Leandro Fernández
Juegos Olímpicos
El ABC de Tokio 2020: grupos, partidos, formato
Leandro Fernández
Más noticias