);
NBA Finals

Finales NBA 2019: Steve Kerr, a un paso del Olimpo de entrenadores

Steve Kerr, Gregg Popovich
Getty Images

Cuatro anillos en cinco años. Una hazaña a la altura de muy pocos y que Steve Kerr puede conseguir en estas Finales NBA. El entrenador de los Golden State Warriors afronta un desafío especial. Ante la posibilidad de salidas en la próxima Agencia Libre -Kevin Durant, Klay Thompson o DeMarcus Cousins- los de Oakland pueden cerrar un ciclo casi perfecto. Solo Las Finales de 2016 y ese 3-1 levantado por los Cavaliers de LeBron y Kyrie suponen una mancha en el casi perfecto historial de los actuales campeones.

¿El problema? Toronto Raptors no lo pondrá sencillo. Kawhi Leonard, Marc Gasol y compañía representan la primera aparición de la franquicia canadiense en unas Finales. Y con el factor cancha a favor y la mejor plantilla de su historia planean replicar la sorpresa de los Cavs de hace tres años. Quieren evitar el éxito de Steve Kerr. Evitar su entrada en el Olimpo de mejores entrenadores de la historia de la liga.

Ya en su carrera como jugador sumó cinco anillos. 15 temporadas como especialista tirador, pieza valiosa para el banquillo (y el vestuario) en un molde de jugador inteligente. O mejor dicho, con cabeza de entrenador. Gregg Popovich, una de sus mayores influencias, confesó en 2015 que siempre pensó que Steve terminaría como entrenador. Ahora Kerr tiene que destruir el cyborg que Pops creó para levantar de nuevo el Larry O'Brien.

Más: La guía definitiva de Toronto Raptors vs. Golden State Warriors

Kerr siempre ha dicho que se considera un afortunado por tener jugadores de inmensa calidad. "Tengo a un jugador capaz de meter triples de más de 12 metros. Me quedo en la línea, aplaudo y digo 'buen tiro'. Explícamelo, porque nunca he visto nada así", decía en una rueda de prensa a inicios de temporada. Pero desde luego el trabajo de Steve Kerr va más allá de la suerte. Mucho más.

Después de barrer a Portland en las Finales del Oeste sin Durant ni Cousins en toda la serie ni Iguodala en el cuarto y definitivo partido, Kerr recupera a Iggy para la causa, el pívot podría jugar el Game 1 y espera que Kevin pueda jugar. Los Alfonzo McKinnie, Kevon Looney y demás jugadores de rol seguirán con peso, al menos hasta el regreso de los All-Star. Ese flashback a los Warriors imprevisibles y maravillosos de 2015 se alargará.

Un cuarto anillo situaría a Kerr en un escalón intermedio entre los ocho entrenadores que han ganado dos títulos en la NBA, con Erik Spoelstra o Bill Russell entre ellos, y los colosos que llenan una mano o más a base de anillos. Popovich, Pat Riley y John Kundla tienen cinco, mientras Red Auerback con nueve y Phil Jackson con 11 ocupan los primeros puestos del podio.

Entrenadores Títulos Equipos
Phil Jackson 11 Chicago Bulls (6), LA Lakers (5)
Red Auerbach 9 Boston Celtics
John Kundla 5 Minneapolis Lakers
Pat Riley 5 LA Lakers (4), Miami Heat (1)
Gregg Popovich 5 San Antonio Spurs
*Steve Kerr 3 Golden State Warriors

La revolución ofensiva de Steve Kerr

El éxito de Kerr reside en el cambio de 2015. Los Warriors decidieron despedir a Mark Jackson para dar un paso adelante en su proyecto. Con Jackson se forjaron las bases y estableció la identidad defensiva que aún hoy día es básica para la consecución de títulos en la Bahía. Kerr llegaba como analista desde ESPN y en 2014, cuando firmó con Golden State, le tuvo que decir no a Phil Jackson, que le ofreció el puesto de entrenador en los New York Knicks. La historia pudo ser muy distinta porque la opción número uno de Joe Lacob, propietario de los Warriors, era Stan Van Gundy hasta que este se decidió por Detroit.

Era su primera experiencia como entrenador jefe y existían dudas, aunque desde la franquicia y el mundo NBA siempre se le vio sobradamente preparado. Llegó y los resultados fueron inmediatos. Ya en pretemoporada se vieron cambios importantes en la ofensiva y en temporada regular ganaron 21 de los primeros 23 partidos. El espaciado ofensivo, el uso de rizos y bloqueos, de engaños y potenciar el ritmo, la cirulación inteligente y el tiro de tres.

De hecho la única noticia negativa para los Warriors en la temporada fue la lesión de su entonces cuatro titular David Lee. Era el veterano más destacado del quinteto titular y con Kerr se esperaba una muy buena temporada de un jugador que consiguió ser All-Star en dos ocasiones. Apenas pudo jugar siete minutos en los primeros 25 encuentros y Draymond Green, en su tercera temporada NBA después de promediar 22 minutos en su segundo año, le robó de forma absoluta el puesto de titular sin opción a ser devuelto.

Draymond terminó siendo uno de los mayores beneficiados con la llegada de Steve Kerr en la 2014/2015 y lo sigue siendo. La revolución ofensiva que supuso se refleja de forma excelente en el vídeo de Bballbreakdown, con esos cambios de pizarra tan interesantes e inteligentes. Un técnico cuya etapa en los Warriors debe ser recordada por regalarnos uno de los mejores y más cuidados ataques que jamás ha visto el baloncesto.

Desde el verano de 2016 los Warriors cuentan con Kevin Durant en su plantilla, uno de los movimientos más polémicos de la historia de la NBA. Kerr supo adaptar perfectamente a Durant como ejecutor en el ataque y extraer su mejor versión defensiva. El primer gran Kevin Durant atrás lo vimos en estos Warriors en 2017, en especial durante los Playoffs y Las Finales. Aquí Steve tuvo que trabajar más que nunca otra faceta como entrenador, más según pasan las temporadas con tantos éxitos y estrellas: gestionar los egos y la competitividad del bloque.

Gane o no estas Finales con Golden State, Steve Kerr ya es seguro uno de los diez mejores entrenadores de la historia del básquetbol NBA, por sistemas, gestión del grupo y éxitos. Su trabajo para nada debe ser menospreciado por estar en unos Warriors plagados de estrellas, porque él mismo es otra. Kerr fue la pieza que cambió los sistemas que permitieron explotar a Curry y a Klay y crear a Draymond. Un trabajo detallista que atrajo a Durant en 2016 y en el que saca el máximo rendimiento a jugadores desconocidos como McKinnie o de jóvenes elegido en rondas bajas del Draft como Jordan Bell.

De conseguir cuatro anillos en cinco años, Kerr conseguiría un ciclo ganador mejor que el de Riley en los 80 con los Lakers del Showtime (4 anillos en 6 años) y tendría a tiro el de Kundla de los inicios de la NBA (5 anillos en 6 años). Mientras los 9 de 10 de Auerbach y los 6 de 8 de Jackson quedan demasiado lejos. Quizás de esas marcas imposibles de la NBA. O quizás no para Kerr y estos Warriors.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

México Games Dallas, Detroit
5 jugadores para ver en Mavs-Pistons en México
Leandro Fernández
LeBron James
LBJ: "Feliz por ganar, insatisfecho por cómo jugamos"
Leandro Fernández
ja morant aron baynes
La peor derrota de Phoenix en la temporada
Nacho Losilla
Bledsoe
Los Bucks no extrañaron a Giannis
Juan Estevez
Holiday
Los hermanos Holiday opacaron los 44 de Kemba
Juan Estevez
Dallas Mavericks
Pistons en México: jerarquía y eficacia perimetral
Juan Estevez
Más noticias