);
NBA Finals 2020

Finales NBA 2020: Los Angeles Lakers y una defensa infranqueable para vencer a Miami Heat y quedar a un triunfo del título

Si alguien quisiera representar con un ejemplo lo que significa una defensa de campeón podría acudir a los últimos minutos de este cuarto partido entre Lakers y Heat, en el cual los dirigidos por Frank Vogel dieron una verdadera lección en el campo propio, cerrando absolutamente todos los caminos del ataque de Miami. Los Angeles defendió muy bien durante todo el encuentro, pero en un desenlace apretado logró elevar un paso más su rendimiento, para terminar imponiéndose por 102-96 y quedar 3-1 arriba en las Finales. Lo "de campeón" todavía está de más, pero... en principio habrá que esperar al viernes para el quinto duelo.

En el centro de ese enorme trabajo defensivo apareció la figura de Anthony Davis, quien luego de un mal tercer partido, volvió a potenciar su caso como el MVP de esta serie. El ex Pelicans tuvo un rendimiento normal (para su nivel habitual) en ataque, finalizando con 22 puntos y un 8-16 de cancha. Pero en el campo propio demostró porque es considerado uno de los jugadores de mayor impacto de la competencia, haciendo un poco de todo.

Vogel sorprendió en el inicio con una decisión poco esperada: colocó a AD como defensor primario de Jimmy Butler, quien recordemos venía de anotar 40 puntos el domingo pasado. Si bien los Lakers cambiaron ante cada pick con el ex Philadelphia, Davis contribuyó en esa asignación, dejando a Butler en 22 puntos y un 8-17 de cancha. Sin embargo, fue su tarea como intimidador en la pintura y su agilidad para cubrir terreno como un cóndor la que realmente elevó su noche a la brillantez. Aunque muy buenos (9 rebotes, 4 tapas, 1 robo), los números no le terminan de hacer justicia: Davis estuvo en todos lados y fue la principal razón por la cual el Heat se quedó por debajo de los 100 puntos y apenas lanzó un 42,7% de cancha.

Ofensivamente, los Lakers no tuvieron una noche demasiado lúcida, pero además de Davis, tuvieron otra enorme actuación de LeBron James, autor de 28 puntos (11 en el último cuarto), 12 rebotes y 8 asistencias, con un 8-16 de campo y un 10-12 en libres. ¿La única en su contra? Volvió a estar descuidado con el balón, perdiendo seis de ellos (había cedido ocho el domingo). De todas maneras, otro rendimeinto superlativo del de Akron, quien esta vez no tuvo tanta responsabilidad en defensa.

El tercer nombre clave para los Lakers es uno completamente inesperado: Kentavious Caldwell-Pope. Y es que no solo anotó 15 puntos y repartió 5 asistencias, sino que además consiguió cinco tantos fundamentales en los últimos minutos, cuando Miami había logrado ponerse a dos unidades. Fue ese triple y una penetración de KCP, sumado a una bomba de Davis, las dagas que acabaron con las esperanzas del Heat en esta noche.

En Miami, la principal novedad pasó por el regreso a la acción de Bam Adebayo (Goran Dragic sigue afuera). Y si el ala pivote no estaba al 100%, la realidad es que no se notó demasiado. Sus estadísticas no terminaron siendo demasiado importantes: 15 puntos, 7 rebotes, 1 asistencia en 33 minutos, con un 6-8 de campo... pero su impacto en el partido fue mucho más allá de los números, especialmente en defensa, donde rotó en la marca constantemente con LeBron y Davis, realizando un buen trabajo ante ambos. No alcanzó, pero el Heat disfrutó la vuelta de uno de sus All-Stars.

Como ya marcamos, el otro All-Star del equipo, Jimmy Butler, sumó 22 puntos, a los cuales también les agregó 10 rebotes y 9 asistencias, quedándose a una de su segundo triple-doble consecutivo. También en doble dígito en los de la Florida aparecieron Duncan Robinson (17 puntos) y un Tyler Herro que consiguió 12 de sus 21 tantos en el último cuarto. Ambos empezaron fríos desde el perímetro, pero fueron calentando la mano en mla segunda mitad, terminando con un 6-13 en triples.

Una diferencia más para marcar: la producción de las bancas. No solo los suplentes Lakers doblaron en anotación a sus contrapartes (27 tantos vs 13), sino que además trajeron soluciones variadas en diferentes momentos del encuentro (sobre todo Kuzma y Caruso), mientras que los relevos de Miami (especialmente Olynyk y Nunn) tuvieron una noche para el olvido.

Así vivimos el cuarto a cuarto del triunfo de los Lakers.

Primer cuarto

Primera novedad interesante del partido: a diferencia del primer partido, Adebayo comienza marcando a Davis desde el inicio, con Crowder tomando a Howard. Del otro lado también se da un emparejamiento que llama la atención: Davis comienza como el defensor primario de Butler. El arranque es parejo, con un KCP encendido por los angelinos (8 puntos, dos triples) y un Heat que encuentra buenas respuestas de parte de Herro. 12-10 Miami tras los primeros cinco minutos.

Davis empieza a lastimar en la pintura, mientras que Caldwell-Pope sigue con la mano caliente, ayudando a los Lakers a tomar ventaja. En Miami, Butler ha tomado las cosas donde las dejó en el segundo encuentro y superando a AD en velocidad, lleva convertidos sus primeros tres intentos al aro. ¿LeBron? Solo dos puntos, aunque los mismos llegaron a pura potencia en transición, sacándose de encima a Herro. Lakers 21-18.

Mejor cierre de unos Lakers muy precisos desde el perímetro (4-5), con un ingreso positivo de Kuzma con 5 puntos en 5 minutos. Los de Vogel llegaron a sacar siete de máxima, aunque una conversión sobre la bocina de Butler (5-5 de campo, 11 puntos) redujo la brecha: 27-22 al cabo de 12 minutos.

Segundo cuarto

Ahora el que calienta la mano es Miami, con triples de Nunn e Iguodala, además de tres tiros libres de Robinson. En defensa, lo del Heat es excelente, con el propio Iguodala haciendo un gran trabajo sobre LeBron. Los de Spoelstra recuperan la ventaja y fuerza el tiempo muerto de Vogel: 33-29.

El trámite es de alto vuelo y sobre todo, intensidad. Muy buenos minutos de Adebayo batallando en la pintura, mienras que los Lakers consiguen empatar el partido con el empuje de LeBron en las penetraciones y un triple de Morris desde la esquina. 39 iguales restando 6 minutos del segundo período.

La paridad se mantuvo hasta el final del primer tiempo. Un triple de Caruso adelantó a los Lakers por cuatro, pero Herro respondió en la última acción de Miami, permitiendo que el Heat cierre a solo dos unidades. Nos vamos al descanso con los angelinos adelante por 49-47, principalmente gracias a la diferencia de eficacia en triples: 7-16 (43,8%) vs 4-15 (26,7%).

Tercer cuarto

Los Lakers vuelven a sacar una luz de ventaja en el inicio del segundo tiempo, aprovechando la bajísima eficacia perimetral del Heat (22% en triples) y sumando de la mano de LeBron, quien llega a los 14 puntos además de 5 rebotes y 5 asistencias. Los de Vogel se adelantan por 59-54 y Spoelstra pide minuto con 7:22 en el reloj.

A Miami por fin se le abre el aro con un par de triples (Crowder y Robinson), mientras que aprovechan una serie de pérdidas de Los Angeles para acercarse a la mínima. Sin embargo, los Lakers están infalibles desde la línea de tres: bombas de James desde larguísima distancia, sumadas a conversiones de Kuzma y Davis para alejarse por siete, con dos minutos en el reloj. Los de Vogel llevan un 12-26 de tres.

Miami tuvo un par de chances para igualar el marcador, pero el triple le sigue siendo esquivo. Davis estira la brecha desde la línea y los Lakers se meten a los 12 finales con ventaja de 75-70.

Cuarto cuarto

Miami tiene muchos problemas para conseguir tiros cómodos frente a un Los Angeles de enorme tarea en el campo propio. De todas maneras, caen un par de conversiones exteriores de Herro para darle vida al Heat, recortando la distancia a una posesión (81-78), restando 7:38. El novato había entrado al último cuarto con un 0-4 en triples.

Siete puntos consecutivos de James mantienen a los Lakers al frente, aunque Herro está en llamas para Miami. El novato le da esperanzas a los de Spoelstra, que caen por 90-88 restando 3:39.

La definición iba a poner en escena a un héroe inesperado para Los Angeles: Kentavious Caldwell-Pope. Cinco puntos consecutivos fundamentales para el escolta, los cuales combinados con una defensa extraordinaria en conjunto, le permitieron a los Lakers abrir una diferencia irremontable. Un triple de Davis acabó con cualquier suspenso que le quedara a la noche, llegando a un marcador final de 102-96

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Eboua
¿Una nueva joya para el Miami Heat?
Juan Estevez
klay-thompson-063019-ftr-getty.jpg
¿Qué pueden hacer los Warriors con la DPE?
Juan Estevez
marc gasol
Gasol: "Lo correcto era ir con los Lakers
Sergio Rabinal
Joel Embiid
Embiid: "Le debo un campeonato a Philadelphia"
Agustín Aboy
Hassan Whiteside
Whiteside, apuesta de Sacramento
Agustín Aboy
LeBron James Lakers
La Agencia Libre de Lakers vs. otros campeones
Agustín Aboy
Más noticias