NBA Finals 2021

¿Cuántas veces se ha remontado un 2-0 en las Finales de la NBA? La esperanza de Milwaukee Bucks

Las esperadísimas Finales de la temporada 2020-2021 de la NBA han arrancado y con ellas, rápidamente, Phoenix Suns ha demostrado ser el mejor conjunto hasta el momento. La perfecta dupla formada por Devin Booker y Chris Paul ha sido demasiado para un Milwaukee Bucks que parece no haber terminado de aterrizar todavía en la serie. Dos partidos han sido suficientes para poner una diferencia de 2-0 a favor de los de Arizona, que pone en serios aprietos las aspiraciones de campeonato de Giannis Antetokounmpo.

Con un resultado adverso considerablemente amplio en el global, los de Mike Budenholzer están obligados a ganar. No es un decir, pues un triunfo más de los Suns los dejaría virtualmente eliminados, ya que ningún equipo en toda la historia de los Playoffs ha conseguido darle la vuelta a un 3-0. Es por ello que los ajustes, la mejoría en puntos clave y un sentido de urgencia deberán intervenir directamente en el vital Juego 3 del domingo.

MÁS | 10 observaciones de una nueva victoria de Phoenix Suns para el 2-0 ante Milwaukee Bucks

La historia de la NBA es tan amplia como rica en precedentes. Más de 70 años de recorrido aseguran un ejemplo en el pasado que sirva para ilustrar el presente o bien darle un mayor sentido. Así, en la situación en la que se encuentran los Bucks ha habido muchos otros que también la atravesaron. Veamos...

En las 34 ocasiones en las que un equipo ha logrado establecer una ventaja de 2-0 en las Finales tras los dos primeros choques, en el 88,2% de las veces se ha consagrado como campeón, es decir, en 30 de ellas. Tan solo 4 conjuntos consiguieron darle la vuelta a ese resultado adverso y se convirtieron en campeones de la NBA, siendo el ejemplo más reciente los Cleveland Cavaliers de 2016, con quienes habría que abrir un capítulo a parte.

¿Cuántas veces se ha remontado un 2-0 en las Finales?

Cleveland Cavaliers, 2016

Estos Cavs ocupan un lugar más que destacado en la historia de la NBA, sobre todo en aquella serie por el anillo ante Golden State Warriors. Los de Ohio fueron un ejemplo de resistencia y lucha ante la adversidad para conseguir el objetivo final. En los dos primeros partidos de la serie, los de Tyronn Lue fueron barridos del parqué del Oracle Arena sin tener nunca opciones de optar al triunfo, primero cayendo por 15 puntos y después por 33 tantos, incluyendo una actuación de 28 puntos de Draymond Green.

Con la serie volviendo al Quicken Loans Arena, los Cavaliers pudieron amarrar el Juego 3 después de una demostración magnífica de LeBron James, pero los californianos hicieron valer su condición de favoritos atando el cuarto duelo que puso el 3-1 en el global. Fue entonces cuando Irving y James se echaron el equipo a la espalda para firmar tres partidos para el recuerdo que llevarían a Cleveland a lo más alto, alcanzando el anillo del modo más memorable posible.

Un tapón del #23 en transición y el posterior triple en stepback del base sobre Stephen Curry elevaron a lo más alto a aquellos Cavs, que remontaron tanto un 2-0 como un 3-1.

Miami Heat, 2006

Los Dallas Mavericks estuvieron a tan solo 2 minutos de haber sellado un 3-0 que habría sido prácticamente definitivo en las Finales de 2006. Con una ventaja de 5 puntos a falta de 2:49 para el final del Juego 3 todo parecía de cara para los texanos, pero estos firmaron una serie de 1-4 en tiros de campo, 1-2 en tiros libres y sumaron 3 pérdidas en ese tiempo que permitió a Miami Heat aferrarse a la serie in extremis.

Lo que sucedería en adelante es una de las remontadas más destacadas de la historia reciente de la NBA, la cual coincidió con la explosión de una joven promesa como Dwyane Wade. En los siguientes 4 partidos sería el máximo anotador en todos ellos con una media de 39,3 puntos y una efectividad del 50,5%. Los de Florida fueron llevados por el escolta a lo más alto gracias a un excelente trabajo defensivo de figuras como Gary Payton o Udonis Haslem que resultó vital, en especial en el apretado Juego 5 que se resolvió en una prórroga.

Miami Heat logró llevarse los 4 partidos que los hicieron campeones de manera consecutiva, sin verse afectados por el factor cancha y nutriéndose del colapso de unos Mavs que desaprovecharon su 2-0 de ventaja inicial.

Portland Trail Blazers, 1977

Hay que remontarse varias décadas atrás para encontrar un precedente de estas características en los libros de registros de la liga. En concreto a la alocada temporada 1976-1977, la primera desde la absorción de los equipos de la ABA y que en sus Finales se vivió un épico duelo entre Portland Trail Blazers y Philadelphia 76ers.

Los renovados Sixers de Julius Erving y George McGinnis disfrutaron del factor cancha en Philadelphia en los dos primeros encuentros, en los que no se dejaron intimidar por la superioridad interior de los de Oregon, encarnada por Bill Walton, quien en el Juego 2 sufrió especialmente con un 8 de 20 en tiros de campo y acudiendo una sola vez a la línea de tiro libre. Tras la dura derrota por 18 puntos de desventaja, los Blazers se recompusieron y apretaron el acelerador. Estos vencerían en sus dos duelos de vuelta a Portland por una media de 27 tantos de diferencia, incluyendo un triunfo por 32 en el 4º choque donde Maurice Lucas estuvo espectacular.

Philly se repuso y presentó batalla en los dos siguientes choques, estando en ambos muy cerca de lograr la victoria, pero los Blazers y, en especial Walton, no perdieron nunca el hilo, manteniendo la compostura y haciendo efectiva la remontada con 4 triunfos consecutivos.

Boston Celtics, 1969

Las Finales de 1969 están consideradas como una de las mejores y más igualadas de todos los tiempos, las cuales esconden muchas historias. Los últimos partidos de Bill Russell como jugador, la lesión en el séptimo de Wilt Chamberlain y el final de una era dorada para la NBA, entre muchas otras cosas. En esta serie, Los Angeles Lakers parecía que finalmente podrían conseguir su ansiado objetivo, el cual era doble, primero convertirse en campeones, y segundo, doblegar a su bestia negra, que en este caso vestía de verde.

Y cerca estuvieron, todo sea dicho. En los dos primeros encuentros Jerry West estuvo intratable, sumando 53 y 41 puntos respectivamente en una exhibición de lanzamiento desde la media distancia y en penetración. Con la serie volviendo a Boston, el entrenador-jugador de Celtics, Bill Russell, cambió la estrategia defensiva, siendo sumamente agresivos sobre West con dobles marcas, lo que frenó enormemente el ataque angelino y cambió por completo el curso de la eliminatoria.

La lesión sufrida por el #44 de Lakers en la última fase del quinto duelo afectó considerablemente a las aspiraciones de los Lakers, pero con 3-2 de ventaja todavía tenían la baza de un hipotético séptimo en casa. Sin embargo, los verdes hicieron valer su condición de campeones llevándose los dos siguientes choques gracias a una gran labor defensiva a nivel colectivo que aguó la fiesta, literalmente, a los de oro y púrpura, que una vez más naufragaron en la orilla.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

durant
Durant sentencia a España en la exhibición de Ricky
Sergio Rabinal
Mercado
Mercado NBA: los movimientos de un intenso día 1
NBA.com Staff
Free Agency 2021, Kawhi Leonard
Todos los agentes libres de 2021
Sergio Rabinal
Luka Doncic
Doncic cerca del triple-doble y Eslovenia en semifinales
Agustín Aboy
Rose Fournier
New York firma a Fournier y renuevan a Rose y 2 más
Agustín Aboy
Barton Green Green
Los movimientos de Denver en la Agencia Libre
Agustín Aboy
Más noticias