);
The Last Dance

La posesión: La defensa de Gary Payton sobre Michael Jordan en las Finales de 1996

Bienvenidos a otra edición de La Posesión, sección en la que nuestro staff de NBA.com analiza ciertas jugadas de determinados partidos, analizando las diferentes capas para revelar su significado central. Hoy, Gary Payton de los Seattle Supersonics es el protagonista.

Contexto: Las Finales de la NBA del año 1996 que se tratarán en el octavo episodio de "The Last Dance".

Los Seattle Supersonics se plantaban en las terceras Finales de su historia con el difícil objetivo de destronar a los Chicago Bulls, los cuales venían de firmar el mejor balance registrado en ese momento (72-10) y de pasar por encima de Orlando Magic, New York Knicks y Miami Heat. En todas esas eliminatorias el equipo de Phil Jackson tan solo había perdido un encuentro, contra Knicks en la segunda ronda. Los de George Karl tenían ante sí una empresa de altísima entidad, ya que no solo se trataba del conjunto dominador de la época con el mejor jugador en sus filas, sino que habían alcanzado una excelencia nunca antes vista y que amenazaba con extenderse a ellos también.

MÁS | La Guía definitiva de "The Last Dance"

Los Sonics tenían argumentos para creerse en disposición de optar al anillo y poner contra las cuerdas a los Bulls. Su estilo era eminentemente defensivo, con un Gary Payton que se había alzado con el premio al Mejor defensor del año y que se había metido en el primer quinteto All-Defensive y en el segundo All-NBA, junto a su compañero Shawn Kemp. Mientras, en ataque Karl fomentaba una rápida circulación de balón, con un considerable uso del bloqueo directo y de movimientos para sus tiradores que los pusieron en disposición de asaltar el Oeste por delante de otros como Utah Jazz o Houston Rockets.

La única forma que Seattle tenía de disponer de una opción para ganar el anillo pasaba por frenar a Michael Jordan. De hacerlo, el triángulo ofensivo se quedaría altamente perjudicado al perder a su principal valedor y desatascador ante una defensa tan asfixiante como la que los verdes eran capaces de desplegar.

Sin embargo los Bulls no dieron opción en los tres primeros partidos, consiguiendo un 3-0 que amenazaba con convertirse en la segunda barrida consecutivo en unas Finales. Jordan había sufrido para llegar a ese resultado, bajando ligeramente sus promedios a 31 puntos con un 46% de acierto pero siendo el alma del equipo. Y lo más importante, superando a Gary Payton.

Todo cambiaría en el cuarto partido de la serie. Con los Sonics al borde del abismo, el Key Arena sería testigo de una demostración defensiva maestra de The Glove para dar aire al equipo y mantener intacto su honor.

La estrategia

Una de las claves del triángulo ofensivo pasa por colocar el balón en un poste bajo, este puede ser en aclarado o sobrecargando con la esquina ocupada. A partir de esta disposición, el equipo empieza a leer cómo reacciona la defensa y qué opciones dispone para anotar. Este tipo de acciones son sumamente reconocibles en la trayectoria de Jordan en los Bulls, base fundamental de su juego desde la llegada de Jackson y que perfeccionaría hasta el extremo.

Si al triángulo se le elimina el poste bajo, el sistema pierde uno de sus pilares fundamentales y, al mismo tiempo, queda anulado su máximo anotador, limitando las posibilidades de que el resto tengan opciones de conversión, como es lógico.

Los Sonics plantearon para ese Juego 4 una estrategia altamente arriesgada. Payton había invertido buena parte de sus esfuerzos defensivos en emparejarse tanto con Ron Harper como con Scottie Pippen, quedando Jordan en manos de Hersey Hawkins y Vincent Askew sin mucho éxito. De ese modo, en el cuarto encuentro de la serie se apostó directamente porque fuese el base de tan solo 1,93 el que se emparejase con Su Majestad.

La respuesta por parte de los Bulls, como se ve en el video, fue clara y concisa: aprovechar la diferencia física llevando a Payton al poste. De este modo se limitaba la rapidez de manos del jugador de los Sonics (2,9 robos de media ese año) y se lo forzaba a tener que puntear un hipotético lanzamiento que resultaría inalcanzable para su salto vertical y envergadura (2,03 de Gary por 2,10 de Michael).

MÁS | La Posesión: el tiro ganador de Toni Kukoc ante New York Knicks no merece pasar desapercibido

Sin embargo, The Glove negaría esa recepción al poste con una táctica sencilla pero arriesgada: poniéndose por delante. Esta decisión tan aparentemente básica obligaba a los pasadores de Chicago a lanzar el balón con una parábola mayor, lo que permitía a la defensa de Seattle reaccionar a ello y, al mismo tiempo, negaba la opción de anotar a la media vuelta al propio Jordan. La táctica por parte de los Sonics era arriesgada en tanto que si conseguían conectar un pase a la espalda de Payton las ayudas podrían ser consideradas defensa ilegal dependiendo de cómo se diese la acción.

Los 2 contra 1 (double team) estaban permitidos siempre y cuando fuesen sobre el jugador con el balón, pero tenían que ser evidentemente agresivos para no ser considerados ilegales. No se le permitía realizar un 2 contra uno si te alejabas más de un cuerpo de tu defensor principal por lo que el trabajo de tanto Payton como el defensor del pasador tenía que ser impecable.

Veamos la jugada más de cerca.

La posesión

En esta posesión, Jordan trata de recibir al poste bajo en aclarado llegando tras un corte diagonal desde el lado débil. Con el balón en manos de Pippen esta secuencia repetida hasta la saciedad parecía conducir directamente a las manos del #23 en una jugada más de los Bulls. Sin embargo, es aquí donde Payton pone en práctica la estrategia para este partido.

Anticipa su movimiento negando la recepción al cerrar la línea de pase conforme llega, y de este modo le impide al escolta ganarse la posición al poste, reteniéndolo tras él y ralentizando el ataque de Chicago.

Con Jordan sin opción a recibir, Pippen mueve el balón hacia la bombilla para mover a Payton y poder encontrar un nuevo ángulo que permita esa vía. El base reacciona rápido y repite la misma secuencia cerrando esa línea de igual modo.

MÁS | Las 10 jugadas que explican cómo Orlando Magic eliminó a los Chicago Bulls de Michael Jordan en 1995

El balón regresa a manos de Pippen y es aquí cuando se pone en marcha un recurso clásico del triángulo: el high-low. A modo de rescate Luc Longley irrumpe desde el lado débil hacia el poste alto con el objetivo de aprovechar que Payton está por delante de su par para buscar la puerta atrás. Brickowski y Hawkins cierran sobre la bola mientras que el base de los Sonics reacciona rápido con sus brazos para imposibilitar que ese pase se realice.

Sin embargo, en esas pequeñas décimas de segundo Jordan consigue colocarse por delante de su par, ganando la posición y realizando el movimiento de pies que tanto trataba de evitar George Karl.

Pese a estar rodeado de tres defensores, Jordan consigue equilibrarse en la suspensión hacia atrás, que termina entrando de manera asombrosa.

La conclusión

Esta posesión representa a la perfección cómo se desarrolló la serie a partir del cuarto partido, pues en ese encuentro la defensa de Gary Payton daría sus frutos. Michael Jordan pasaría de 31 puntos y un 46% de acierto a 23 tantos con un 36% de acierto.

Especialmente negativo sería ese encuentro en Seattle, donde Su Majestad terminó con 23 puntos en un 6 de 19 en tiros de campo, sumando la mayor parte de su anotación desde el tiro libre, a lo que hubo que sumar 4 pérdidas que igualaron el peor registro en ese sentido de todos los Playoffs.

Payton y los Sonics por su parte, ganarían el partido por 107 a 86, con 21 puntos, 11 asistencias y 2 robos de Payton, y 25 tantos y 11 rebotes de Shawn Kemp. Seattle aprovecharía que el siguiente partido era también en el Key Arena para sumar una segunda victoria por 89 a 78, con mejores números de Jordan pero idéntica estrategia.

Chicago salvaría los muebles y se alzaría con el anillo en un sexto encuentro, donde Jordan firmó un partido para el olvido con un 26% de acierto en tiros de campo y 5 pérdidas como resultado de la estresante defensa rival.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Eboua
¿Una nueva joya para el Miami Heat?
Juan Estevez
klay-thompson-063019-ftr-getty.jpg
¿Qué pueden hacer los Warriors con la DPE?
Juan Estevez
marc gasol
Gasol: "Lo correcto era ir con los Lakers
Sergio Rabinal
Joel Embiid
Embiid: "Le debo un campeonato a Philadelphia"
Agustín Aboy
Hassan Whiteside
Whiteside, apuesta de Sacramento
Agustín Aboy
LeBron James Lakers
La Agencia Libre de Lakers vs. otros campeones
Agustín Aboy
Más noticias