);
Milwaukee Bucks

De sophomore a MVP: Giannis Antetokounmpo vuelve a Europa para el NBA Paris Game tras una explosión sensacional

Giannis Antetokounmpo leads the charge of international stars around the NBA.
Giannis Antetokounmpo leads the charge of international stars around the NBA. (NBA Getty; DAZN illustration)

El viernes 24 de enero, el AccorHotels Arena de París (Francia) será testigo del décimo partido de temporada regular de la NBA disputado en el Viejo Continente, el primero en el país centro-europeo. Las orillas del Sena sustituyen a las del Támesis como habitualmente había sucedido desde el año 2011, e ininterrumpidamente entre 2013 y 2019.

Milwaukee Bucks y Charlotte Hornets disputarán su encuentro número 47 de la fase regular ante un estadio abarrotado después de haber pasado ya varios días de entrenamiento y promoción de la liga en la metrópolis. Los de Budenholzer llegan con el mejor balance de la Conferencia Este y siendo el rival a batir gracias a un Giannis Antetokounmpo a un nivel excepcional, mientras que unos inesperados Hornets se encuentran luchando por los Playoffs con un elenco de jugadores internacionales como Nicolas Batum, Willy Hernangómez o Bismack Biyombo.

Precisamente, The Greek Freak es uno de los principales reclamos del evento deportivo. El MVP reinante vuelve a jugar en Europa con los Bucks cinco años después de vencer a los New York Knicks en Londres, y como un jugador completamente diferente. Analizamos cuál ha sido su evolución y cómo irrumpió en la NBA.

Un largo camino a Londres

Escuálido, huesudo y todavía muy lejos de la figura que comenzaría a dominar la NBA apenas unas temporadas después, Giannis Antetokounmpo llegaba a Londres (Reino Unido) para disputar el que sería su primer encuentro fuera de Norte América como jugador de los Bucks, que también cruzaban el charco por primera vez para jugar en temporada regular. El rival no parecía a priori alguien accesible, pues a pesar de que los New York Knicks de aquella temporada 2014-2015 marchaban 5-35 en su visita a la capital británica, la presencia de Carmelo Anthony era más que suficiente para cambiar el sino de un encuentro llegado el momento.

Apenas dos años atrás, la vida de Giannis había cambiado para siempre. Un video de mala calidad, un par de llamadas y un viaje a Atenas colocaron en el mapa a un jugador cuyo físico parecía traído de otro planeta o de otra era, y cuyo dominio del balón sobresalía comparado con su tamaño. Basket Zaragoza se adelantó al resto de pretendientes helenos y lo ató con su primer contrato profesional, que sirvió para que el mundo de la NBA empezase a fijarse en aquel joven de tiernos 18 años y al que apodaban el Magic Johnson griego.

"El CAI [Basket Zaragoza] fue muy importante para mí", comentaba Antetokounmpo en 2015 en declaraciones levantadas en MARCA. "Fue como el primer paso en mi carrera y si no hubiera sido drafteado y no hubiera venido a la NBA, hubiera sido el primer paso de mi carrera". Una carrera que nunca pasaría por las tierras del Ebro pues su destino le tenía guardado un reto todavía mayor, pues con su inscripción en el Draft del año 2013 y su posterior elección en el puesto 15 por Milwaukee Bucks desencadenaría una historia de ascenso express al nivel de otros, como Manute Bol pero en pleno siglo XXI.

"Vine a esta liga y no sabía qué esperar", decía Giannis al Daily Mail en la previa de su duelo londinense. "Pero sé lo competitivo que soy y que quiero ser lo mejor posible. Mi entrenador y mis padres me dicen que el cielo es el límite y que si sigo trabajando duro nadie sabe dónde llegaré. Mi reto es ser un All-Star y jugar para un equipo ganador", vaticinaba el joven alero.

Su historia parecía haber sido compuesta y desarrollada por una productora cinematográfica, un relato de descubrimiento, ascenso y posterior conquista inédito en la era de la globalización e intercomunicación. Es bien sabido por todos que debido a su condición de hijo de migrantes nigerianos, Giannis se vio obligado en muchas ocasiones a trabajar desde tierna edad vendiendo baratijas a los turistas en las calles de Atenas para poder sobrevivir, un hecho que condicionó su desarrollo como jugador posteriormente, requiriendo un trabajo de acondicionamiento y preparación física que, por otro lado, forjó una fuerte personalidad y una ética de trabajo en él que se aprecian en su juego.

"No voy a decir que fuera duro. Bueno, no voy a decir que fuera realmente malo, porque obviamente sí fue duro", reconocía en Londres en 2015. "Tuve que hacer cosas, mis hermanos tuvieron que hacer cosas, para llevar comida a casa. Pero fue bonito. Eso nos ha hecho ser más trabajadores, trabajar más duro y si pudiera volver atrás no cambiaría eso de mi vida, porque ese momento de mi vida me hizo ser quien soy hoy en día. Haciendo esas cosas me hice más trabajador y me hice más realista, y supe que estoy aquí para una misión", señalaba.

Su elección en el Draft de 2013 significaba que la franquicia de Wisconsin tenía ciertas esperanzas puestas en él, aunque conscientes del riesgo que venía agregado el GM John Hammond puso su confianza en desarrollar al joven con el objetivo de encontrar en él un jugador de futuro. La apuesta en firme sería Jabari Parker, elegido con el pick 2 en 2014, pero su rápida y triste lesión de rodilla impidieron al renovado conjunto de Jason Kidd crecer alrededor del producto de Duke, algo que sirvió para que Antetokounmpo diese un paso al frente. Los prometedores promedios de su primer año con 6,8 puntos, 4,4 rebotes y 1,9 asistencias que le valieron para ser 2nd All-Rookie, indicaban que había algo a lo que agarrarse en una temporada de apenas 15 victorias.

De ese modo, Antetokounmpo, apoyado por un Kidd que imaginó en él un potencial base, le entregó la llave de la titularidad promediando en los primeros 39 encuentros de la temporada 2014-2015 11,7 puntos, 6,2 rebotes y 2,1 asistencias con un asombroso 49% de acierto en tiros de campo. "El año pasado tuvimos una temporada muy difícil. Fue muy duro para nosotros", decía el griego sobre el prometedor año de los jóvenes Bucks, que marchaban 20-19 al llegar a Londres. "Cuando volvimos esta temporada nos dijimos a nosotros mismos que teníamos que salir ahí y competir. Así que creo que ese es nuestro objetivo, estar en los Playoffs".

Un objetivo que alcanzaron con creces, entrando como el sexto mejor equipo del Este y llevando a los Chicago Bulls de Jimmy Butler y Pau Gasol a seis partidos en primera ronda. Una campaña que serviría para confirmar que la apuesta de futuro de Milwaukee era Giannis y no tanto Parker, un talento por descubrir que estaba empezando a aflorar desde Wisconsin.

Un espectáculo en el O2

El inicio de aquel partido en el O2 el 15 de enero de 2015 ante los Knicks tuvo el nombre de Giannis Antetokounmpo como resumen. El ataque de los neoyorkinos representado por José Calderón y Carmelo Anthony no encontró respuesta a la rapidez de manos y anticipación que el griego puso en práctica. Como resultado, un parcial de salida de 14-0 para Milwaukee con dos increíbles volcadas del griego que pusieron en pie al público londinense.

The Greek Freak se presentó en sociedad con una actuación más que notable frente a una de las franquicias más históricas de la liga. El propio Carmelo Anthony sufrió en sus carnes la facilidad para el póster que Giannis atesora, al completar un contraataque con una volcada sobre el actual jugador de los Blazers.

MÁS | La historia de la NBA en Europa y España

La noche acabó de manera brillante para el ateniense, pues con 16 puntos en 6 de 10 tiros de campo completado con 5 rebotes y 2 robos fue uno de los más destacados de unos Bucks donde solo perduran el propio Giannis y Khris Middleton. Milwaukee ganaría cómodamente ese encuentro, por un resultado de 95 a 79.

MVP reinante rumbo a París

El 2019 no fue solo el paso adelante en la carrera de Giannis Antetokounmpo sino la confirmación de que su reinado había comenzado y pocos o nadie iban a ser capaces de detenerlo. Salvando el colapso generalizado de Milwaukee Bucks en las Finales del Este frente a Toronto Raptors, campeones a la postre, el griego desplegó un nivel de acierto y precisión insólito en un jugador de su talla.

Ningún otro jugador en la historia de la NBA había conseguido promediar más de 30 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias superando el 60% de acierto en tiros de dos, haciendo de la pintura su casa.

Si la asignatura pendiente de Giannis había sido añadir el lanzamiento exterior a su juego, en la presente temporada el griego está consiguiendo aumentar su rango de lanzamiento al mismo tiempo que continua dominando noche tras noche. El quinto MVP más joven de la historia va camino de revalidar el galardón y, según Basketball Reference, es el principal candidato ahora mismo con un 46% de posibilidades, lejos del 19% de James Harden y el 14% de LeBron James.

Además, el jugador de los Bucks llega a París en su primer partido de temporada regular en la historia de Francia como el más votado de la Conferencia Este por parte de los fans rumbo al NBA All-Star Game de Chicago, representando a la perfección la idea de una liga global que el comisionado David Stern imaginó y puso en práctica durante 30 años.

La capital francesa será testiga de la llegada de un jugador de otro tiempo que está comenzando a desplegar un dominio que puede marcar una época en la competición.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Joel Embiid
Embiid: "Estamos mejor armados para los Playoffs"
Agustín Aboy
rui hachimura thomas bryant
La escasa magia de los Wizards es para Hachimura
Nacho Losilla
Carlos Delfino Leandro Barbosa
Delfino, LeBron y otros jugadores del Draft 2003 que siguen activos
Agustín Aboy
Howard, Lakers
Howard estará con Lakers en el regreso NBA
Sergio Rabinal
Chris Paul
CP3, el pequeño más eficiente en tierra de gigantes
Juan Estevez
Caris LeVert Joe Harris Brooklyn
¿Cuál será la nueva cara de los Nets en Orlando?
Agustín Aboy
Más noticias