);
Regreso NBA

Giannis Antetokounmpo, la mayor amenaza rebotera de toda la NBA

Sin importar cuál sea la métrica que se utilice, Giannis Antetokounmpo está en la más absoluta élite rebotera de la 2019-2020, especialmente en el costado defensivo. El progreso del griego en esa área ha sido sencillamente espectacular y aunque su evolución como triplero y jugador de poste bajo se han llevado buena parte de la atención, hoy haremos foco en esa dominante producción en el tablero propio.

¿Mejor promedio de rebotes defensivos por partido? Antetokounmpo lidera con 11,5 por encuentro, por encima de otros especialistas como Andre Drummond, Rudy Gobert o Hassan Whiteside.

¿Rebotes defensivos por cada 36 minutos? Giannis repite en el primer lugar, con 13,3.

¿Porcentaje de rebotes en base a los tiros fallados por el rival? Figura segundo, tomando el 34,5% de los lanzamientos malogrados por el contrario.

¿Porcentaje de rebote defensivo cuando está ubicado a menos de un metro de la bola? 2° mejor de la liga, con un 67,3%.

En resumen, aunque jugadores como Andre Drummond o Hassan Whiteside suelen recibir más atención en este aspecto en particular (básicamente porque aportan mucho menos en otros), Giannis no solo no tiene nada que envidiarles, sino que tiene argumentos para sostener que incluso llega a superarlos.

Y lo más importante: no suma estadísticas vacías, sino que su tarea lleva a que los Bucks sean el mejor equipo rebotero de la 2019-2020, bajando 42,2 tableros defensivos por partido (el segundo, Brooklyn, está en 37,6).

Altura, capacidad atlética, fortaleza física, instintos y unos brazos interminables que le permiten ampliar su alcance por encima de jugadores mejor posicionados.

Veamos un poco más en profundidad los números de Giannis, empezando por remarcar cuánto ha crecido en apenas dos años: en la 2017-2018 promedió 9,8 rebotes por cada 36 minutos. En la temporada anterior subió esa cifra a 13,7. Y en esta, la llevó al extremo con 16 por juego.

Sus 653 rebotes defensivos se han dividido de la siguiente manera: 305 han llegado tras dobles fallados por el rival, 302 por triples y 46 por tiros libres, de acuerdo a las estadísticas de PBP Stats. Esa torta se reparte en 47%, 46% y 7% respectivamente.

Más | ¿Cómo juega Milwaukee Bucks? Sistemas más usados, filosofía, estadística avanzada y más...

Analizando esas tres vías encontramos un dato interesante: Antetokounmpo ha tenido un crecimiento leve en su rendimiento como rebotero de triples y dobles, pero sumamente marcado a la hora de tomar tiros libres fallados por el rival. En la 2018-2019 bajó el 51% de esos simples errados, mientra que en la actual campaña subió a un 61%.

Teniendo en cuenta que en los libres los equipos eligen por esquema quién es el encargado de hacer el box-out y quién va a la carga por el rebote, podemos llegar a una conclusión simple: Milwaukee favorece a que Giannis sea quien tome el tablero, en una situación parecida a la que ocurría con Russell Westbrook en Oklahoma City.

Más datos que favorecen a esa teoría: apenas el 31% de los rebotes de Antetokounmpo son considerados como disputados (con un rival peleando por la bola), lo cual representa la segunda marca más baja entre internos que estén promediando al menos 7 rebotes por encuentro (Pascal Siakam lo supera con un 28%). Y la verdad es que al ver los resultados, no podemos cuestionar esa estrategia.

Que el griego tome la bola, evita un pase de salida y le permite a los Bucks pasar a la transición de inmediato. Rebote y a correr.

No por nada Milwaukee es el segundo equipo que más puntos en transición acumula por partido (26, detrás de Toronto) y tampoco es casualidad que Giannis sea el que más anote en esa situación (8,3 tantos por encuentro).

Si los Bucks corren, son extremadamente difíciles de detener. Y cuando Antetokounmpo puede quedarse con el rebote, eso es exactamente lo que suele suceder.

Un último punto que demuestra la importancia del rebote defensivo del MVP de la liga es la comparación con su compañero, Brook Lopez. Veamos los números de la ofensiva de Milwaukee cuando la posesión comienza con un tablero de Giannis y cuando lo hace con uno de Lopez.

Jugador eFG% Rating ofensivo
Giannis Antetokounmpo 56,1% 114 puntos por 100 posesiones
Brook Lopez 52,7% 104 puntos por 100 posesiones

La diferencia es enorme y contundente. Cuando la posesión arranca con Antetokounmpo con la bola en su poder, la ofensiva de los Bucks sube en 10 puntos su rating ofensivo, en contraste a cuando lo hace Brook. Y si bien esos números del pivote se pueden ver afectados por algunas acciones en las que Giannis esté en el banco (y por ende es lógico que su equipo produzca menos), vale recordar que ambos comparten la mayoría de los minutos en la rotación de Budenholzer.

Y como para borrar cualquier duda, podemos centrarnos en la propia producción individual de Giannis. Cuando la posesión arranca con un rebote defensivo suyo, Antetokounmpo anota 0,48 Puntos Por Posesión (281 puntos en 585 jugadas). En cambio cuando lo hace con uno de Lopez, el PPP del nacido en Atenas baja a 0,35.

Si el rebote defensivo cae en manos de la estrella del equipo, suceden cosas muy buenas tanto para Giannis como para Milwaukee. Y para fortuna de ambos, la 2019-2020 está viendo suceder eso a un ritmo mayor al de cualquier otro jugador del torneo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic
Los Mavs y otra decepción en el cierre: perdieron con Phoenix
Agustín Aboy
Jonathan Isaac
Jonathan Isaac se lesiona de gravedad
Sergio Rabinal
Jeff Green Houston Rockets
Houston le ganó a los Bucks a puros triples
Agustín Aboy
Nikola Vucevic
Orlando demolió a Sacramento: 132-116
Agustín Aboy
lillard-tatum
5 observaciones del triunfo de Boston sobre Portland
Nacho Losilla
DeRozan
San Antonio venció a Memphis y quedó noveno
Juan Estevez
Más noticias