Golden State Warriors

Golden State Warriors y un cierre para vencer a Sacramento Kings y mantener su invicto

Más allá de que Steph Curry y Draymond Green tuvieron sus pinceladas en la definición, el triunfo de Golden State Warriors sobre Sacramento Kings por 119-107 fue una fiel demostración del principal cambio que muestra el equipo de Kerr en relación a las últimas temporadas: el rendimiento de sus complementos y sobre todo, de una segunda unidad que está rindiendo a un nivel altísimo en este inicio de 2021-2022.

En un choque extremadamente parejo, los Warriors ingresaron al cuarto período con ventaja de solo dos puntos: 90-88. ¿Su quinteto para abrir ese cuarto período? Payton, Poole, Lee, Toscano y Porter. No solo una formación extremadamente pequeña, sino además con cuatro suplentes y un Poole que quizá termine volviendo a ese rol una vez que regrese Klay Thompson. Pero lejos de sufrir esos minutos de descanso de las figuras, los de Kerr tuvieron su mejor momento de la noche, con un rendimiento defensivo superlativo.

Tan bueno fue lo de los suplentes, que Curry y Green recién tuvieron que regresar restando 4:57 en el reloj. Y para entonces, ya con su equipo al frente por un margen más cómodo: 107-101. Sacramento no le pudo encontrar la vuelta en ataque a ese small-ball visitante, mientras que en el otro costado aparecieron dos triples de Payton, otro muy importante de Toscano y uno más de un Wiggins que ingresó a mediados del cuarto.

Ya con el daño hecho por su segunda unidad, las figuras de los Warriors cerraron el partido con solvencia y no le dieron ninguna chance de reacción a un Sacramento que cayó a 1-2 en la campaña. Gary Payton II (10 puntos), Otto Porter (5 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 3 robos, un tapón), Juan Toscano (un triple y buena defensa en el último cuarto), Damion Lee (11 puntos)... nombres que no brillan pero que le están dando forma a un Golden State que ilusiona a sus seguidores.

Un dato más: los californianos tienen un diferencial de +6,9 cada 48 minutos en los tramos en los que a Curry ha descansado. En contraste, ese número fue de -6,2 en la 2020-2021. La temporada recién empieza, pero la diferencia parece ser clara.

Claro que admeás de esos buenos jugadores de rol, también tuvimos muy buenas actuaciones de los líderes del equipo: Steph Curry terminó con 27 puntos, 10 asistencias y 7 rebotes (ahora promedia 9 tableros tras 3 juegos), Jordan Poole lo siguió con 22 puntos y un 8-16 de campo, Andrew Wiggins colaboró con 17 tantos, mientras que hasta Draymond Green estuvo más certero que de costumbre, finalizando ocn 14 unidades.

Por el lado de Sacramento vimos a Harrison Barnes liderar la ofensiva con 24 puntos, confirmando su excelente primera semana: promedió 28,3 puntos en estos tres partidos. Además, el rookie Davion Mitchell trajo 22 puntos y un 9-16 de campo desde el banco, mientras que De'Aaron Fox sumó 17 puntos y un 8-16 de cancha.

El que esta vez quedó en deuda fue Buddy Hield: 6 puntos y un 2-10 en triples. A diferencia de los Warriors, la segunda unidad de Sacramento dejó mucho que desear (con la excepción de Mitchell), al punto que entre los cuatro que vieron minutos acumularon un -30.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Gabriel Deck
22 minutos para Deck en la debacle de OKC
NBA.com Staff
Grizzlies Jackson Aldama
Las mayores diferencias de todos los tiempos
Juan Estevez
Aldama Brooks
Memphis-OKC: ¡La mayor diferencia de la historia!
Juan Estevez
DeRozan
El señor de los últimos cuartos
Juan Estevez
lebron
LeBron salió de los protocolos y jugará el viernes
Juan Estevez
Zion Williamson
¿Qué sabemos de la lesión de Zion Williamson?
Leandro Fernández
Más noticias