);
Regreso NBA

James Harden comandó a Houston Rockets sobre unos Los Angeles Lakers sin LeBron James

Sin LeBron James por una molestia en la ingle, sin JaVale McGee, sin Alex Caruso, además de sus bajas habituales, todo se hizo extremadamente cuesta arriba para Los Angeles Lakers en la noche de este jueves. Y si a eso le sumamos que los Houston Rockets tuvieron una noche inspirada con el tiro externo (21 conversiones), mientras que los de Vogel volvieron a estar peleados con el aro (2-19 de tres), no sorprende que los texanos se hayan quedado con una cómoda victoria por 113-97, en un juego que controlaron de principio a fin.

La diferencia de 19 triples en favor de los Rockets es la segunda más elevada de la historia (el propio Houston tuvo un +20 ante Golden State en el 2013) y llega para reafirmar los problemas que están teniendo los angelinos en esta reanudación: ahora lanzan un flojísimo 23,4% en cinco juegos (marca de 2-3), siendo el único de los 22 equipos que baja del 30% de eficacia.

Más | Los Angeles Lakers: uso y acierto del triple en Disney de cara a Playoffs

A su vez, el rating ofensivo de los Lakers se desplomó a 95,7 puntos por 100 posesiones desde el reinicio. Más allá de las bajas de hoy, ¿cuánto se puede vincular simplemente a la falta de motivación, ya con el uno del Oeste asegurado? Difícil saberlo. Pero lo cierto es que en este momento, la ofensiva de Los Angeles luce completamente falta de ritmo.

Repasemos las cinco observaciones individuales más importantes que nos dejó el duelo.

  • A pesar de la ausencia de Russell Westbrook, afuera por un golpe en el cuádriceps, Houston logró mantener la habitual producción anotadora de su media-cancha titular: James Harden brilló con 39 puntos, 12 asistencias y 8 rebotes, mientras que Ben McLemore se acopló de muy buena manera al cuadro inicial y acabó con 20 tantos. Entre ambos anotaron 10 triples (5 cada uno).
  • Luego de anotar 22 puntos ante Portland, Jeff Green tuvo otra sólida tarea, con 15 puntos en 27 minutos. El nacido en Maryland se está beneficiando de una situación en particular: las doble-marcas tempranas a Harden, ofreciendo una opción de descarga para La Barba en el poste alto, para luego atacar la pintura con espacios. Lo hizo ante los Blazers y volvió a sacrale provecho ante los Lakers.
  • El micro-ball de Houston se cobró una nueva víctima, 24 horas después de haber dejado a Jusuf Nurkic en un 6-15 de campo. Esta vez, controlaron a nada menos que Anthony Davis, quien si bien acabó con 17 puntos y 12 rebotes en 30 minutos, tuvo poco protagonismo luego de un gran primer cuarto (12 tantos) y terminó totalizando 7 balones perdidos. Llegará un punto donde los rivales de Houston se den cuenta que atacar al mismatch en el poste bajo no da resultado. Al contrario: todo el esquema defensivo de los Rockets se basa en su capacidad para neutralizar ese tipo de situaciones y forzar entregas o malos lanzamientos. Es un contrasentido, pero no deja de ser cierto, al menos por ahora.
  • Como de costumbre, Kyle Kuzma aprovechó las ausencias para tomar el protagonismo central de la ofensiva. Fue el único Laker que tomó más de 10 disparos y terminó con 21 puntos y un 8-16 de cancha.
  • El dato más curioso de la noche: Danny Green jugó 25 minutos y no tomó ni un solo triple (intentó 7 dobles). Mientras que Kentavious Caldwell-Pope jugó 21 minutos e intentó seis dobles y un triple (fallado). Que los dos máximos especialistas perimetrales se hayan combinado para un 0-1 en triples en 46 minutos, habla a las claras de lo mal que funcionó el ataque de Los Angeles este jueves.

Así vivimos el cuarto a cuarto del encuentro.

Un esperado choque de estilos

Como podía imaginarse en la previa, al ver la propuesta de uno y otro, el primer cuarto presentó a dos equipos prácticamente opuestos. Los Lakers lastimaron en la pintura con un Anthony Davis indefendible para los bajitos de Houston, acabando con 12 puntos y 5 rebotes en los primeros 12 minutos.

Sin embargo, así como Davis impulsó a los Lakers en la pintura, los Rockets tomaron el control del marcador desde el perímetro, convirtiendo nada menos que siete triples. ¿Cuántos sumaron los angelinos? Ninguno en cinco intentos.

No solo James Harden calentó la mano desde temprano con un par de conversiones, sino que además se le sumó un excelente ingreso de un Jeff Green que le está dando muchas cosas positivas a los texanos: 11 puntos en 6 minutos y ventaja de 33-26 para los de D'Antoni.

McLemore, a falta de Russ

Ben McLemore salió como titular en reemplazo de Russell Westbrook y su primer tiempo no pudo ser mejor. El escolta sumó 17 puntos, 12 de los cuales llegaron en el segundo cuarto.

Claro que su compañero de media-cancha no se quedó atrás: James Harden trajo 15 tantos en ese segundo período (llegó a 25) y ayudó a que Houston llegue al entretiempo al frente por 65-56.

Entre La Barba, Green y McLemore se combinaron para un extraordinario 11 de 15 en triples en el primer tiempo. Y todo frente a unos Lakers completamente secos desde el perímetro: 0-6, más allá de haberlo compensado con su dominio en los rebotes (26-13) y en los puntos en la pintura (40-18).

Houston, en control

Si bien los Lakers encontraron durante el tercer cuarto muy buenos aportes de parte de Kyle Kuzma (9 puntos), quien por fin abrió la cuenta triplera del equipo, sumado a Kentavious Caldwell-Pope (8 puntos), el juego siguió en manos de los Rockets. Con un detalle clave: AD, neutralizado a pesar de su ventaja de altura, tomando apenas un lanzamiento en 12 minutos y perdiendo cuatro balones.

En Houston, PJ Tucker se sumó al festival triplero con un par de conversiones desde las esquinas, mientras que Harden y House hicieron lo propio, para aumentar la cuenta a 17 conversiones externas.

Los Rockets siguieron cómodos con su ventaja de doble dígito y entraron a los 12 minutos finales arriba por 94-79.

Solo un susto

Con una ráfaga de 10-0, los Lakers abrieron el último cuarto predispuestos a dar pelea, llegando a ponerse a solo cinco unidades: 94-89. Sin embargo, un doble de Harden y tres triples consecutivos, en manos del propio escolta, junto a Robert Covington y Austin Rivers, acabaron con cualquier ilusión que le quedasen a los de Vogel.

Houston cerró sin sobresaltos y se impuso por 113-97, generándole a unos disminuidos Lakers su tercera derrota en las últimas cuatro presentaciones.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James
LeBron, molesto por la votación del MVP
Agustín Aboy
Anthony Davis
Lakers arrolló a Nuggets con 37 puntos de Davis
Agustín Aboy
Ginobili
🎮 Manu Ginóbili, de regreso en el NBA 2K21
NBA.com Staff
Gordon Hayward
Hayward, cuestionable para el Miami vs. Boston del sábado
Carlos Herrera Luyando
Kobe Bryant Carmelo Anthony
Nuggets y su historia negativa ante los Lakers
Agustín Aboy
Giannis Antetokounmpo
10 datos que definen la temporada MVP de Giannis
Leandro Fernández
Más noticias