);
Denver Nuggets

Jamal Murray y un regreso espectacular para definir el triunfo de Denver Nuggets ante Utah Jazz en dos dramáticas prórrogas

En el camino de Denver Nuggets hacia su convertirse en un serio candidato en la Conferencia Oeste, la recuperación de sus piezas principales -ausentes hasta ahora en Walt Disney World- es determinante. Will Barton y Gary Harris siguen fuera de la formación tras sumarse tarde a la concentración, pero vaya si el estreno de Jamal Murray en este reinicio es para festejar con una enorme sonrisa. El base es una de las piezas diferenciales de este equipo a la hora de acompañar a Nikola Jokic, y en su primer encuentro en el campus fue completamente decisivo, apareciendo con todo su talento en una prueba súper exigente y que terminó siendo uno de los mejores partidos de este reinicio.

Más | Damian Lillard falla en el clutch y Los Angeles Clippers cortan la racha de victorias de Portland

Es que Donovan Mitchell demostró su calidad y personalidad cuando Utah Jazz parecía perdido y se terminó armando un desarrollo fantástico y dramático que tuvo nada más y nada menos que dos prórrogas y un final apretado, en donde Murray fue por demás valioso para que el conjunto de Mike Malone se llevara la victoria por 134-132. Así, los de Colorado se mantienen en el 3° lugar del Oeste con marca de 46-24, mientras que los de Salt Lake City cayeron el 6° con 43-27. Sí, cuando restan dos y tres encuentros por jugar para ambos, este enfrentamiento se podría repetir en la Primera Ronda de Playoffs.

Decíamos que lo de Murray fue vital. Sus apariciones clutch a puro talento se hicieron presente en el cierre (ya llegaremos a esa parte), coronando una espectacular primera presentación tras dejar atrás sus problemas en los isquiotibiales: 23 puntos (10-25 campo), 12 rebotes, 8 asistencias y un tapón en 39 minutos. Que haya aguantado tanto tiempo en cancha y, sobre todo, que haya respondido ante la presión después del desgaste, habla maravillas del canadiense. No estuvo sólo, ya que Nikola Jokic hizo lo habitual (30 tantos, 11 recobres y 7 asistencias), Jerami Grant explotó ofensivamente (21 unidades), y Michael Porter Jr. siguió con el mismo impacto pese al regreso de Murray (23 tantos y 11 tableros).

Lo de Mitchell merece su propia mención: 35 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias en 47 minutos, pero con lo destacado que 24 de sus 35 unidades llegaron entre el último cuarto del tiempo regular y los dos suplementarios. Vaya si vendió cara la derrota.

Un final dramático y cambiante

Después de un partido a contromano (sobre todo en el primer tiempo, donde el Jazz tuvo una ventaja máxima de 18 y llegó a los vestuarios con un contundente y dominante 64-49, sustentado por su implacable 12-21 en triples), Denver empezó a reaccionar. Su ofensiva tuvo mucha más movilidad y dinámica (clave un mayor protagonismo de un Jokic hasta ahí apagado), y la defensa empezó a cortar caminos claros que Utah estaba disfrutando.

Poco a poco, los Nuggets fueron cerrándole el aro a los de Quin Snyder, tanto que en un momento llegaron a fallar 12 de 13 lanzamientos de campo en el 4° parcial. En el medio, la ventaja se esfumó y Jamal Murray sacó a relucir su talento con tres conversiones con elegancia y calidad para definir. Una mejor que la otra, dentro de los dos minutos finales, para sacar una diferencia que parecía decisiva (104-98 tras dos libres de Grant a 19 segundos).

Pero claro, Donovan Mitchell rompió por completo con lo que venía mostrando su equipo, y logró la igualdad casi en soledad: triple tras una reposición desde el costado y costa a costa para llegar a definir con un doble a 0,9 segundos, enviando el encuentro a un suplementario (105-105) que también fue cambiante.

Utah falló sus seis primeros intentos de campo y Denver tomó una ventaja de seis (111-105) de la mano del poder de fuego de Jokic y Murray. Pero claro, Mitchell parecía estar poseído: un 2+1 para descontar, un triple a 30 segundos para sacar dos de ventaja (117-115)... Es más, cuando Jokic logró la igualdad con dos libres, Spida tomó una responsabilidad más y, tras el aclarado, anotó un doble un paso atrás de la línea de libre ante la marca de Dozier, poniendo el 119-117 a 3,4 segundos del cierre. Podría haber sido su daga, pero Jokic durmió a un O'Neale que ofreció poco oposición y logró la igualdad con un doble fácil cerca del canasto. Sí, nueva prórroga.

Después de intercambiar un par de golpes, nuevamente Murray fue el responsable de inclinar la balanza para Denver, con una ráfaga de cinco tantos tras un doble con un lindo fadeaway y un triplazo tras un step-back para vencer al reloj de posesión y establecer un 128-123 a 1m33s del cierre que, tras un vuelo de Grant por línea de fondo, empezó a definir la historia para los de Mike Malone (132-126 a 22s). Mitchell quemó las naves y entregó todo y más. Descontó con un triple y hasta tuvo una chance más después de que Murray fallara dos libres que hubiesen sido la sentencia. Pero el intento de Spida apenas pasando mitad de cancha no quiso entrar. Era lo único que le faltaba.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Nikola Jokic, Facundo Campazzo
Jokic, entusiasmado con Facu: "Un gran jugador"
Leandro Fernández
Goran Dragic
Dragic y el título: "Sueño con eso; por eso volví"
Juan Estevez
Mavericks
Previa de los Mavericks rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Brogdon
Brogdon se llevó el Premio Walter Kennedy
NBA.com Staff
Wall Harden
A diferencia de Russ, Wall encaja junto a Harden
Juan Estevez
Damian Lillard
Lillard y la ambición de un título con los Blazers
Leandro Fernández
Más noticias