);
Houston Rockets

James Harden y Russell Westbrook despertaron a Houston Rockets para cortar la mala racha

Durante unos 30 minutos de juego, parecía que la pequeña crisis de los Houston Rockets iba a sumar un nuevo golpe. Y es que restando cinco minutos en el tercer cuarto, los Minnesota Timberwolves se imponían como visitantes por doble dígito, 73-63.

Más | ¿Descifraron a Houston Rockets? Orlando Magic les trajo su cuarta derrota consecutiva

Hasta ese punto, el equipo de D'Antoni estaba volviendo a hacer agua en todos los rubros que lo venían complicando en estos días: falta de rebote, bajos porcentajes de tiro, total ausencia de una amenaza en transición... el partido parecía estar en total control de la visita.

Hasta que James Harden y Russell Westbrook tomaron cartas en el asunto.

El primero en ayudar a revertir la compleja situación fue el base: siete puntos en el cierre del tercero, para empatar el marcador en 80 y luego irse con ventaja de tres, gracias a un triple sobre la bocina de Austin Rivers. El último cuarto siguió viendo a un Westbrook dominante (8 puntos), pero le sumó el desequilibrio de Harden (11 y 6 asistencias). Y ya fue demasiado para los de Saunders.

Entre ambos, anotaron 30 puntos (15 cada uno) en esos últimos 17 minutos de acción. Minnesota no tuvo ningún tipo de respuesta para frenarlos y aún sin el vuelo colectivo de otros momentos, la jerarquía de sus figuras le alcanzó a los Rockets para cortar con la racha de cuatro derrotas seguidas. 117-111 y a pensar en lo que viene con otro ánimo.

El otro factor decisivo que le permitió al local remontar la desventaja, pasó por el tiro externo. Hasta el último cuarto, Houston traía un 9 de 28 que estaba a tono con lo que vienen siendo días bastante poco eficientes desde el perímetro. Sin embargo, en los 12 finales se les abrió el aro: tres bombas de Harden, dos de Eric Gordon y una de Rivers, para levantar las cifras con un 6 de 10.

Harden terminó siendo el máximo anotador con 37 puntos y 7 asistencias, mientras que Westbrook lo siguió con 27 y 7. Lo bueno es que a diferencia de otras noches, lo hicieron con excelente eficacia: 22 de 36 de campo entre ambos.

En Minnesota también hubo un partidazo de su base, D'Angelo Russell, autor de 28 puntos, con un 5-12 en triples. El problema fue que esta vez no tuvo compañía de su ladero: apenas 5 puntos y 2-11 de campo para Malik Beasley.

Quien sí redondeó una destacada actuación fue el español Juancho Hernangómez: 18 puntos y 10 rebotes en 30 minutos de acción.

El factor rebote volvió a ser un problema para los Rockets, quienes perdieron esa batalla por 41-33, como también fueron superados en cuanto a puntos en la pintura (50-46) y en contragolpe (17-13).

Contra un equipo del fondo como los Wolves, con Harden y Westbrook fue suficiente para compensar esas debilidades. Claro que a la hora de tener adelante a rivales de mayor poderío, las exigencias serán otras. Y lo cierto es que esa prueba llegará pronto: viajan a Los Angeles para enfrentar a los Lakers este jueves.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic
Los Mavs y otra decepción en el cierre: perdieron con Phoenix
Agustín Aboy
Jonathan Isaac
Jonathan Isaac se lesiona de gravedad
Sergio Rabinal
Jeff Green Houston Rockets
Houston le ganó a los Bucks a puros triples
Agustín Aboy
Nikola Vucevic
Orlando demolió a Sacramento: 132-116
Agustín Aboy
lillard-tatum
5 observaciones del triunfo de Boston sobre Portland
Nacho Losilla
DeRozan
San Antonio venció a Memphis y quedó noveno
Juan Estevez
Más noticias