);
Houston Rockets

¿Cómo está la situación de James Harden en Houston Rockets? Su escenario actual y tres opciones de traspaso

El traspaso de Russell Westbrook a Washington Wizards puede no haber sido el último movimiento explosivo que generen los Houston Rockets en esta pretemporada. Y es que de acuerdo a diferentes reportes, James Harden también estaría buscando su salida de la franquicia texana, con la idea de sumarse a un equipo contendiente.

Diferentes señales parecen confirmar esos reportes, sobre todo si tenemos en cuenta que el escolta no se presentó a las primeras jornadas de entrenamiento de Houston. "No está aquí y tiene un motivo para no estar aquí, pero él debería decir cuál es ese motivo", respondió por estas horas el nuevo entrenador del equipo, Stephen Silas, cuando se le consultó por la ausencia de la estrella en el arranque de las prácticas.

Si bien Harden llegó a Houston este martes y cumplió con los testeos para reincorporarse, todavía no hay ningún tipo de certeza sobre sus próximos movimientos. Y en ese sentido, es imposible no empezar a pensar en los diferentes escenarios de traspasos, con un detalle clave: más allá del deseo del jugador, La Barba no tiene poder de veto, por lo que los Rockes podrían canjearlo a cualquiera de las otras 29 franquicias. Sean contendientes o no.

Con todo eso en mente, ¿cuáles son los tres movimientos que más sentido tendrían para las distintas partes involucradas? Lo repasamos a continuación.

Brooklyn Nets

Empecemos por el primer equipo al que se vinculó a Harden y según diversos reportes, la franquicia que más atrae al escolta: los Brooklyn Nets. Los neoyorquinos no tienen ningún All-Star para ofrecer en un traspaso, teniendo en cuenta que no moverán a Kevin Durant y que es difícil imaginarlos desprendiéndose de Kyrie Irving (sobre todo por su relación con KD). Sin embargo, lo que sí poseen es talento joven con potencial.

Los Nets pueden ofrecer a jugadores de proyección (y buen presente) como Jarrett Allen; un Caris LeVert que si bien ya tiene 26 años ha dado muestras importantes de evolución, especialmente cuando queda al frente de la ofensiva de su equipo; un Spencer Dinwiddie siempre rendidor y otra pieza de cierto futuro como el letón Rodions Kurucs.

¿Suficiente para convencer a Houston? Probablemente no. De esos cuatro nombres, LeVert es el único que parece tener chances reales de transformarse en un All-Star en el corto plazo, aunque ni siquiera eso está asegurado. Se trata de piezas de buen nivel, pero ninguna que marque realmente la diferencia en la proyección de Houston como un equipo competitivo en el Oeste. Un conjunto empujado por LeVert y John Wall como principales figuras, está lejos de siquiera tener la clasificación a postemporada garantizada.

Claro que el escenario pasaría a tener bastante más sentido si la idea de Houston es apostar por una reconstrucción absoluta. Y si ese fuera el caso, los Nets podrían tratar de seducirlos con hasta tres picks de 1° Ronda entre 2022 y 2026. Algo que aunque pondría totalmente en jaque el largo plazo de la franquicia, lo transformaría inmediatamente en uno de los dos máximos favoritos a pelear por el título en la 2020-2021. Juntar a Durant, Irving y Harden los consolidaría como tales, aún cuando la compañía a su alrededor (Harris y Jordan cerrarían el quinteto inicial) sufriría un golpe importante.

Un posible punto en contra de este traspaso: parece ser el deseo de Harden y si la relación con Houston hoy no es la ideal, cuesta imaginar a los Rockets cumpliendo con ese pedido de su máxima figura. Aunque claro, si la oferta de los neoyorquinos es superadora a cualquier otra, tampoco pueden poner en jaque a su equipo simplemente por esa disputa.

  • Houston recibe a: Caris LeVert, Spencer Dinwiddie, Jarrett Allen, Rodions Kurucs, 1° Ronda del 2022, 2024 y 2026.
  • Brooklyn recibe a: James Harden.

New York Knicks

Traspasar a Harden a los Nets sería similar a lo que en su momento hizo New Orleans con Anthony Davis, cumpliendo con el objetivo del pivote de jugar en los Lakers. ¿Otra alternativa para los Rockets? Seguir un camino más similar al de San Antonio con Kawhi Leonard, quien lejos de hacerle caso a los pedidos del alero, terminó moviéndolo a Toronto. En un canje que si bien terminó dando enormes resultados para Kawhi y los Raptors, en su momento no parecía ser uno de los destinos apuntados por Leonard.

Entre esos posibles canjes a la Spurs-Raptors, uno de los que podría tener sentido es un traspaso con el otro conjunto de New York... los Knicks. Y es que los de Tom Thibodeau combinan dos cuestiones a su favor: seguramente se verían atraídos por sumar a un jugador del calibre de Harden y a la vez, tienen los jóvenes y sobre todo las piezas de Draft para intentar convencer a Houston, si los Rockets apuntan por la vía de la reconstrucción.

Los Knicks no tienen figuras para introducir en el intercambio, por lo que deberían conformar un paquete similar al que los Lakers enviaron a New Orleans por Davis: tres picks de 1° Ronda (incluido un número 4), un pick swap en el 2023, Lonzo Ball, Josh Hart y Brandon Ingram. ¿Cuál sería la versión Knick de esa llamada oferta del Padrino (godfather offer)? Cuatro picks futuros y básicamente todo el talento joven que poseen: RJ Barrett, Mitchell Robinson y Kevin Knox, más Julius Randle para igualar salarios.

¿Demasiado por un Harden que aparentemente solo quiere jugar en un equipo contendiente? Quizá, pero le daría una relevancia a la franquicia que no tiene hace años y una figura a la que luego podrían complementar en la potente Agencia Libre 2021. Recordemos que Harden tiene aún tres años de contrato, por lo que aún si es traspasado a un equipo que no es de su gusto, es difícil imaginarlo alejado de las canchas o desperdiciando ese valioso tiempo del pico de su carrera.

  • Houston recibe a: Julius Randle, Kevin Knox, Mitchell Robinson, RJ Barrett y 1° Rondas del 2021, 2023, 2025 y 2027.
  • New York recibe a: James Harden.

Philadelphia 76ers

Para cerrar vamos con ¿el caso más posible? El más lógico, seguro. De todos los rumores que han surgido en estos días, el posible movimiento entre Houston y Philadelphia es el que tiene más sentido para todas las partes involucradas. Empezando por un Harden que cumpliría su deseo de jugar en un candidato. De hecho, según lo reportado por Adrian Wojnarowski, el escolta ya le ha dado el visto bueno a los 76ers, como un destino para su futuro.

A diferencia de los otros dos casos, Philadelphia no tendría que ofrecer un paquete interminable para seducir a Houston. La mera presencia de Ben Simmons, acompañado por otro jugador que ayude a igualar salarios (Mike Scott) y algún pick de 1° Ronda, debería ser suficiente para nivelar el balance del canje. Y es que si bien Harden está uno o dos escalones por encima del australiano, hay varios factores que emparejan la historia.

Para empezar, Simmons es siete años más joven que Harden y a la vez, parece todavía no haber explotado todo su potencial. Lo que hoy parece una diferencia de nivel sustancial entre ambos, podría reducirse si Houston le da las llaves de la ofensiva al ex LSU. En las ocasiones en las que Philadelphia ha sabido rodearlo con tiradores y ofensivas abiertas, su producción se ha elevado exponencialmente.

Por otro lado, Simmons es el único All-Star disponible en un traspaso realista para Houston. Es difícil imaginarlos consiguiendo a cualquier otra estrella de ese calibre y más aún si tenemos en cuenta el factor edad. Otros equipos pueden ofrecer cantidad, pero en términos de calidad, los 76ers superan a cualquier rival.

Queda entonces el lado de Philadelphia. Y aquí entra a jugar el tema encaje. Simmons se ha mostrado como un jugador cuando comparte cancha con Joel Embiid y otro muy diferente cuando puede tomar las riendas del ataque, con compañeros que complementen mejor sus virtudes. Y más allá de que año tras año los 76ers tienen la expectativa de que finalmente sus estrellas exploten al mismo tiempo, por ahora no ha sucedido. Y francamente, no estamos seguros de que alguna vez vaya a suceder.

El cambio no solamente le daría a los 76ers un salto de calidad claro en ese mano a mano, sino que también podría ayudar a sacar la mejor versión de Embiid. No hay dudas de que en teoría, el camerunés podría dar mucho más jugando con un guardia con el talento ofensivo de Harden, que lo que ha dado hasta ahora con Simmons. Todo apunta a una dupla que funcionaría a la perfección: Embiid puede esconder las debilidades defensivas del californiano y este atraer marcas y generar espacios para que el pivote consiga más puntos fáciles de los que ha Philadelphia ha sido capaz de crearle en el resto de su carrera.

Con Harden y Embiid, más jugadores que también complementan a estas dos figuras (Curry, Green, Harris, Thybulle), los 76ers deberían ser considerados seriamente como uno de los máximos favoritos del Este. Algo que sucede pero con menor intensidad en esta previa de la 2020-2021. Todo, mientras Houston consigue a un jugador que ha demostrado tener la habilidad para ser el eje de una ofensiva (y defensa) dominante y que de nuevo, todavía tiene sus mejores años por delante. Win, win.

  • Houston recibe a: Ben Simmons, Mike Scott y 1° Ronda del 2021.
  • Philadelphia recibe a: James Harden.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

NBA-All-Star-2021-Voting
¡Comienza la votación para el All-Star 2021!
Leandro Fernández
Jaylen Brown, Ben Simmons, Andrew Wiggins
7 datos de la 2020-21 que merecen mayor atención
Leandro Fernández
Isaiah Thomas
Thomas mira a la AmeriCup pensando en volver
Leandro Fernández
76ers lakers
Tres historias a seguir de 76ers vs. Lakers
Sergio Rabinal
Nuggets vs. Miami
Tres cosas a seguir de Miami vs. Denver
Leandro Fernández
mitchell jazz
La reconversión de Utah Jazz desde el triple
Sergio Rabinal
Más noticias