Cleveland Cavaliers

Jarrett Allen, la pieza que más extraña Brooklyn Nets

En uno de los partidos que abrirá (18:00 CDMX, 21:00 AR) una intensa jornada de lunes NBA con 10 encuentros, los Cleveland Cavaliers estarán recibiendo al líder del Este, los Brooklyn Nets. Un duelo que más allá de enfrentar a dos equipos de buena 2021-2022, tiene el condimento extra de volver a poner a Jarrett Allen, hoy figura en la pintura de los Cavs, frente a su ex equipo.

Allen se perdió los últimos tres partidos de Cleveland por una enfermedad no relacionada al COVID-19, pero ya no figura en el reporte de lesionados para el choque ante Brooklyn, por lo que se espera su retorno a la alineación titular de Bickerstaff. Algo fundamental para los Cavaliers, sobre todo si tenemos en cuenta que tuvieron marca de 9-5 en los partidos disputados por el pivote, pero de 0-3 en los que se perdió. Además, la baja del rookie Evan Mobley hace aún más necesaria la presencia de Allen, quien fresco de haber firmado un contrato por cinco años y 100 millones de dólares en el pasado mercado, está teniendo la mejor temporada de su carrera: promedia 14,2 puntos, 10,9 rebotes y un 69,4% de campo, transformándose en uno de los interiores más rendidores y efectivos de la competencia.

Lo cierto es que Allen parece ser el eslabón perfecto que le falta a estos Nets. Vale recordar que la franquicia de New York no llegó a un acuerdo para extender su contrato de novato y terminó incluyéndolo en el traspaso de cuatro equipos que los dejó con James Harden en su plantel. ¿Hubieran podido ofrecerle a Allen un contrato como el que le dio Cleveland? Seguramente no. Pero no deja de ser interesante fantasear con la idea de lo bien que hubiera encajado el nacido en San Diego en este equipo de Brooklyn.

Allen es exactamente la clase de pivote que complementaría de manera ideal a un equipo con Kevin Durant, James Harden y ¿Kyrie Irving? Puede ser efectivo sin necesitar que se llamen jugadas específicas para él, dejando su huella en ambos costados del campo como defensor, rebotero y definidor. Tres ítems que Brooklyn todavía no encuentra en sus actuales interiores, quienes más allá de los buenos tramos ofensivos de LaMarcus Aldridge, son claramente el punto débil del equipo. Jugadores como Blake Griffin, Nicolas Claxton o Paul Millsap están lejos de ser soluciones, mientras que si bien Aldridge está disfrutando de un inicio de campaña ideal en ataque, no deja de ser un blanco fácil en defensa, especialmente pensando en una serie de Playoffs ante un rival de élite.

La 2020-2021 casi no nos dio la chance de ver a Allen en este esquema poderoso de los Nets: fue traspasado con apenas 12 partidos disputados. Obviamente no llegó a compartir cancha con James Harden, mientras que apenas disputó 136 posesiones con KD y Kyrie al mismo tiempo. Sin embargo, esa muestra pequeña fue tan extraordinaria, que merece la pena recordarla: Brooklyn tuvo un Net Rating de +34,5 en esos minutos con los tres mencionados en el campo, registrando un rating de 129,4 en ataque (percentil 100) y de 94,9 en defensa (percentil 100). Mejor, imposible.

De nuevo, la muestra es pequeña, pero los resultados son contundentes. Y sacando a las grandes figuras de la liga, realmente cuesta imaginar a un pivote de mejor encaje en los Nets que el que ofrecía Jarrett Allen.

Lo interesante del californiano es que sus dos mayores virtudes contrastan a la perfección con las flaquezas de este Brooklyn. Para empezar, el tema rebote: entre los 163 jugadores que promedian al menos 25 minutos por partido, Allen es el octavo mejor rebotero, tomando el 16,1% de los tableros disponibles, sea en ataque o en defensa. En contraste, el primer jugador de Brooklyn en esa lista recién aparece en el puesto 41: Kevin Durant, quien baja el 11,1% de los rebotes posibles mientras está en cancha.

El rebote es un problema importante para Brooklyn: son por lejos el peor de toda la liga en cuanto a rebotes ofensivos, mientras que aparecen 25° en cuanto al total.

La otra área donde Allen sería de enorme ayuda para estos Nets es en el tema definición. Los de Nash aparecen últimos tanto en conversiones como en intentos cercanos al aro, por un buen margen de diferencia con el resto de la liga. Cleveland, en cambio, es el sexto que más anota en ese sector, con la presencia de su pivote siendo fundamental para ello: sus 5,1 conversiones cercanas al aro son la séptima mejor marca de toda la competencia, mientras que su 75,8% de acierto en esos disparos son el tercer mejor porcentaje entre todos los jugadores con su caudal de disparos.

Todo el plantel de Brooklyn Nets sumado lleva 47 volcadas en esta 2021-2022... ¿Jarrett Allen en 14 partidos? Las mismas 47.

Más allá de su marca de 12-5 y de estar en lo más alto del Este, el juego interior es un problema que puede costarle caro a Brooklyn en el largo plazo de este torneo. Sobre todo pensando en una Conferencia Este donde es probable que tengan que volver a verse las caras con un monstruo de la pintura como Giannis o el mismo Embiid. Allí no solo les falta un hombre grande capaz de competir contra esa clase de gigantes, sino que tampoco tienen a un multiusos como Jeff Green, quien les permitía desplegar sus formaciones de small-ball en los cierres de los partidos más calientes.

Un hombre grande que sí tenían hasta hace poco como parte de su plantel, pero que desde hace algo menos de un año viste la casaca 31 de los Cleveland Cavaliers. Esta noche volverán a verse las caras.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

nikola vucevic
La alargada sombra de Vucevic en Orlando
Nacho Losilla
evan Mobley
Mobley vuelve antes de tiempo
Nacho Losilla
Nuggets Bucks
Tres historias a seguir del Nuggets vs. Bucks
Agustín Aboy
klay thompson andrew wiggins
Las "aterradoras" posibilidades de GSW con Klay
Nacho Losilla
Curry Lillard
El rival favorito de Steph Curry
Juan Estevez
chris paul, rose, knicks
Chris Paul y uno de sus lugares fetiche
Sergio Rabinal
Más noticias