);
NBA Finals 2020

¿Quién es Jeanie Buss? La primera propietaria en ganar la NBA

"Una de las mujeres más poderosas del mundo del deporte". El camino de Jeanie Buss, actual propietaria y presidenta de Los Angeles Lakers, es una historia llena de desafíos. En las últimas horas su nombre aparece más que nunca en los buscadores de países fuera de Estados Unidos, donde sí es una figura más reconocida.

¿A qué se debe? El 17º título de los Lakers llega con Jeanie al frente de la organización, convirtiéndose en la primera mujer propietaria en ganar el título de la NBA. Existe el precedente de Irene Pollin en 1978 con los entonces Washington Bullets, pero en aquel caso era copropietaria. Aquí, es Buss quién manda.

Más | Mujeres en la NBA: un largo proceso hacia la igualdad a través de los bancos

Su padre era el queridísimo Jerry Buss, más conocido como Dr. Buss. Este abogado se hizo con diferentes propiedades deportivas en 1979, entre ellas la de los Lakers, y la era dorada de los angelinos llegó bajo su mandato. Los años del Showtime fueron con Jerry, quien tiene en su haber como propietario 10 de los 17 títulos de la organización.

El Dr. Buss falleció en febrero de 2013 pocos días después de que se revelase que luchaba contra un cáncer. La NBA perdió uno de sus rostros más reconocidos, considerado todo un referente entre los propietarios y querido por todas las figuras de la franquicia. "Es el mejor propietario de la historia", decía entonces su estrella Kobe Bryant.

La cuestión es que el fallecimiento de Buss abrió una batalla legal en el seno de la familia. Controlaban el 66% de los Lakers y él había dejado instrucciones para que fuesen sus hijos los que gestionasen la organización, además de, por supuesto, el resto de activos. Entre ellos estuvieron Los Angeles Strings de tenis, el primer equipo en el que tuvo responsabilidades Jeanie con tan solo 19 años.

Las temporadas siguientes fueron complicadas. Mientras los Lakers sufrían, Jeanie estaba al frente de la franquicia y sus hermanos mayores formaban parte de la directiva. La temporada 2016-2017 fue el cúmulo y la situación era insostenible. El equipo perdía en la cancha, eran los años más oscuros en cuanto a resultados, pero es que tampoco había estabilidad en la gerencia.

Más | ¿Qué tendrán a su alrededor LeBron y Davis la próxima temporada?

Jeanie decidió despedir al entonces General Manager Mitch Kupchak, trabajando hoy para Charlotte, y de su hermano Jim, del que su padre esperaba se encargase de las operaciones de básquet mientras su hermana supervisaba la franquicia en general, en concreto los negocios. El Dr. Buss siempre vio ese olfato especial en su hija.

"Mi padre estaría dando vueltas en su tumba, no solo rodando en su tumba", decía en su momento Johnny, el otro hermano mayor y en su día también en la organización, a LA Times. "No había ninguna razón para hacer ese tipo de cosas públicamente. ¿Por qué no pudiste simplemente traer a Jimmy a tu oficina y decir: 'oye, te vamos a reasignar'?"

Ese mismo día Jeanie cerró la contratación de Magic Johnson como nuevo Presidente de Operaciones. También al antiguo agente de Kobe, Rob Pelinka, lo convirtió en GM. Quería miembros cercanos y de confianza, acababa de fulminar a sus hermanos mayores.

Las consecuencias legales llegaron, aunque eran esperadas. Jeanie entró en un conflicto por ese 66% de los Lakers y quién estaba al frente de la franquicia. Sus hermanos mayores propusieron otros nombres y quisieron dejarla fuera, pero ella reaccionó rápido junto a su abogado y ganaron la batalla. La NBA mostró públicamente su apoyo a Jeanie como propietaria al frente del mítico gigante angelino.

"A mi padre le gustaba hacer lo que le gustaba hacer y eso era ir a clubes agradables, cenar y estar con chicas. Él y Earvin (Magic) compartieron eso", dijo Johnny, el hijo mayor. "Mi hermana Jeanie estaba mucho con mi padre. Jimmy (el otro hermano mayor) estaba mucho con mi padre, pero Jimmy y Earvin nunca salían juntos. Ese fue realmente el gran trío: Jerry Buss, Jeanie Buss y Earvin Johnson".

Jeanie y Magic crecieron juntos en Hollywood. Los Lakers seleccionaron a Johnson con el primer pick de 1979 y el Dr. Buss encargó a su hija ir al recibimiento de su nueva sensación. Esta poderosa relación de amistad comenzó con el mensaje de Magic a Jeanie de que solo jugaría para los oro y púrpura tres años. Su deseo era marcharse a Detroit.

La joven fue escandalizada a comentarle a su padre la terrible noticia, ante la que Buss ni se inmutó. Sabía que Magic se quedaría en Los Ángeles una vez hubiese probado sus mieles.

Más | Los 10 grandes ganadores de los Playoffs 2020

Juntos triunfaron y celebraron. Mientras el padre todavía estaba al frente, Jeanie aprendía del negocio y desarrolló el instinto necesario para manejarse en esas aguas. Los Lakers vivían los mejores años de su historia y la amistad entre Magic y Jeanie crecía.

"Su padre creía en tirar a sus hijos a la piscina y, si sabían nadar, sobrevivirían", explicaba en su día Claire Rothman, expresidenta del Forum, actual propiedad de los Buss.

Aunque estuvo casada en 1990 durante pocos años, hay un hombre por encima del resto para Jeanie, Phil Jackson. Comenzaron a salir en 1999, cuando el entrenador estaba en su primer curso con los Lakers, y la relación siempre tuvo ojos a su favor y en su contra encima. Era la hija del propietario con el entrenador jefe.

Los éxitos con Magic se repitieron con Kobe y bajo la tutela de Jackson, pero fue con su padre ya fallecido cuando se valoró la posibilidad de regresar al Maestro Zen. Sin embargo, su hermano Jim tenía más dudas acerca de la contratación, aunque tuvieron conversaciones con él. Mientras, Jeanie y Phil llevaban 15 años de relación y estaban comprometidos desde 2012.

Más | Frank Vogel, el entrenador que superó a su némesis

Finalmente, Jackson optó por firmar como Presidente de Operaciones de los Knicks. La distancia de costa a costa fue la dinamita que acabó con el noviazgo en 2014, aunque la buena relación se ha mantenido siempre entre ambos. Jeanie contó que Phil estuvo pendiente de ella durante todo el proceso legal con sus hermanos, dando apoyo, así como lo estuvo también Magic.

Estaba enamorada de Phil y estuvo enamorada en los 90, cuando se casó. Le gustan los niños, aunque no los ha tenido. El gran amor de la vida de Jeanie Buss son los Lakers y nada jamás podrá superarlos.

Tras la limpieza de la directiva, Jeanie por fin podía construir un ejecutivo en el que confiase. Magic tenía que estar, era un ganador y tenían excelente relación. Además, el Dr. Buss siempre vio en Johnson una réplica de Jerry West. La figura que pretendían era una que superase lo conseguido en el parqué. Estaba llamado a ser más que una de las más grandes estrellas del parqué oro y púrpura. Estaba marcado para ser ejecutivo y devolver la gloria a la franquicia.

"Lo veía como, aquí está el futuro Jerry West", explicaba Johnny Buss. "Mi padre pensó que Earvin podría tener la habilidad de convertirse en uno de los grandes entrenadores deportivos".

Más | Rob Pelinka, el hombe tras la contrucción de los Lakers

El tiempo quitó la razón al Doctor, que si hubiese atinado desde el más allá y en una era completamente diferente a la suya hubiese merecido otra ceremonia en su honor. Ni entrenador, ni ejecutivo. Ya sea por gusto o malas decisiones parece que el rol ideal de Magic es otro, que además es una figura demasiado risueña como para combatir los fríos que ofrecen las oficinas de la NBA.

Magic falló, incluso su decisión de abandonar la franquicia en abril de 2019 sorprendió a Jeanie. Tomó en desprovisto a todos, aunque se ha demostrado ser lo mejor. Pelinka está al frente de la gerencia y su trabajo siempre ha sido estar en los ejes que mueven el mundo del básquet. A su vez, Magic se siente liberado de un cargo que se dio cuenta no querer, y así Jeanie se siente mucho más cómoda.

La decisión de LeBron James de unirse a los Lakers no hacía referencia ni al proyecto angelino ni a lo que atesoraban en esos momentos. Fue tan simple como el deseo de James de vivir en Los Ángeles y de jugar para los míticos Lakers. Quizás no fue por el trabajo de Jeanie, pero sin duda sí fue en gran parte por lo que dejó el Dr. Buss. Y de la firma de LeBron nace el traspaso de Anthony Davis.

Con Pelinka al frente de las decisiones deportivas, Frank Vogel establecido como gran entrenador y el dúo LeBron y Davis en la cancha, Jeanie Buss debe sentirse en la mejor posición de su vida, pero también en la más exigente. Su objetivo ha sido siempre el de replicar e incluso superar la obra de su padre. De momento, ya es la primera mujer propietaria con título de la NBA. Y con 59 años todavía quiere más.

Jeanie Buss, la mujer más poderosa de la NBA.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Nikola Jokic, Facundo Campazzo
Jokic, entusiasmado con Facu: "Un gran jugador"
Leandro Fernández
Goran Dragic
Dragic y el título: "Sueño con eso; por eso volví"
Juan Estevez
Mavericks
Previa de los Mavericks rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Brogdon
Brogdon se llevó el Premio Walter Kennedy
NBA.com Staff
Wall Harden
A diferencia de Russ, Wall encaja junto a Harden
Juan Estevez
Damian Lillard
Lillard y la ambición de un título con los Blazers
Leandro Fernández
Más noticias